Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. OK

Caso Apple vs Samsung: el Tribunal de Australia quiere ver los datos de venta de Apple

(Foto: oilersnation.com)

¿Cómo sigue la lucha entre Apple y Samsung? Lo último de lo que os informamos fue de la retirada del Galaxy 7.7 del stand de Samsung durante la IFA. La batalla continúa, ahora en el frente de Australia, donde Apple intentó con vehemencia la prohibición de ventas de la serie Galaxy. En este capítulo veremos como el jurado competente quiere ver las cifras de venta del iPad e iPad 2 tanto en Estados Unidos como en Reino Unido.

¿Por qué? Porque Apple continúa con el proceso añadiendo la acusación de que la salida al mercado australiano del Galaxy Tab perjudicaría las ventas del iPad. La jueza Annabelle Bennett, miembro de la Corte Federal de Sydney, no obligará a Apple a presentar los informes, pero por otro lado sin esos informes la acusación tiene poco peso, a lo que añadió "salvo que Apple se ponga en evidencia mostrando el impacto en los EE.UU. o el Reino Unido, no puedo sacar ninguna hipótesis positiva."

El caso es que Apple debería mostrar los datos de venta para mejorar sus posibilidades de restricción del Samsung, pero por otro lado, no se atreven, porque la verdad saldría a la luz: el iPad sigue siendo líder del mercado. En el tercer trimestre de este año las cifras de venta aumentaron un 183 por ciento en comparación con el año pasado. Apple afirma, sin embargo, que las cifras de ventas serían aún mejor si no estuviera el Galaxy. Según creo yo eso se llama codicia, y es un pecado capital, ¿no?

Sería un poco complicado para Apple demostrar que el Samsung Galaxy realmente interfiere en las ventas del iPad, que siguen creciendo y creciendo. Creo que la frase del abogado de Samsung da totalmente en el clavo: "Si la gente quiere tener un producto Android, compran un producto Android. Eso no influye en las ventas de Apple."

Al finales de este mes el tribunal australiano celebrará una audiencia para decidir sobre la medida cautelar, que de concederse, se aplicaría hasta que la guerra de patentes llegue a su fin. Samsung por su parte, va a retrasar el lanzamiento del Galaxy 10.1 en Australia, a la espera de una decisión formal sobre la medida cautelar solicitada por Apple. Si se muestran los datos de ventas la empresa coerana podría tener un resultado favorable.

Fuente: Bloomberg

Sin comentarios

Escribir un nuevo comentario:

Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. Más información

OK