Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. OK
3 min para leer 55 veces compartido Sin comentarios

El cierre de Geeksphone: ¿El fin de la revolución?

Geeksphone, el innovador fabricante español de smartphones, cerró las puertas la semana pasada, después de casi seis años de actividad en los que tuvo tiempo para lanzar siete smartphones diferentes. Hoy repasamos la trayectoria que ha seguido esta compañía, el impacto que ha tenido en la industria y qué podemos esperar en el futuro.

Geeksphone lanzó el primer smartphone europeo con Android

Este fabricante, que puede que muchos no conocieran hasta el momento de su cierre, nació en 2009 con dos ideas claras: mantener la cercanía con el usuario y mantener el desarrollo y a los desarrolladores como el punto central del negocio, posicionándose así como un fabricante dedicado a un nicho del mercado y manteniéndose al margen de tendencias comerciales de otros nombres más grandes de la industria.

Con esto en mente Geeksphone se convierte en el primer fabricante europeo en lanzar un smartphone Android, el Geeksphone One, un teléfono que llegó al mercado al precio de 300 euros, una cifra algo elevada si tenemos en cuenta los costes que tenían los smartphones por aquel momento y lo poco acostumbrados que estaban los usuarios a pagar por un teléfono, poco más de un año después de que Android viera la luz.

Sin embargo, cuando Mozilla comienza a anunciar entre 2011 y 2012 la llegada de su propio sistema operativo para móviles, Geeksphone encuentra en este servicio los mismos valores que la empresa defendía: desarrollo, innovación y cercanía. Nacen así los Geekphone Keon y Geeksphone Peak, los dos primeros smartphones que se comercializaron con Firefox OS.

Enlace a vídeo

En 2014, Geeksphone presenta Blackphone, un teléfono desarrollado en colaboración con Silent Circle cuyo principal reclamo era su alto nivel de seguridad. Proyecto que terminó controlando Silent Circle en su totalidad con el BlackPhone 2.

Lo que está por venir

La comunidad de Geeksphone sigue viva, y dos de sus componentes han creado Geeks!me, empresa que se encargará del desarrollo del wearable que la compañía había prometido y que tendrá ese mismo nombre. Una de las características más llamativas de la pulsera Geeks!me es la monitorización de la actividad sexual.

La comunidad, por tanto, sigue viva, y podemos esperar nuevas innovaciones y desarrollos por parte del mismo colectivo que hizo posible teléfonos como el Geeksphone One o el Geeksphone Keon que, aunque no sean conocidos por el gran público, situaron a esta comunidad de desarrolladores en la historia de Android y la telefonía móvil.

¿Conoces iniciativas similares que estén teniendo lugar en este momento?

Sin comentarios

Escribir un nuevo comentario:
55 veces compartido

Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. Más información

OK