Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. OK
92 veces compartido 16 Comentarios

Cómo evitar a tu cuñado en Navidad gracias a tu smartphone

El cuñado es el familiar de peor fama después de la suegra y su manía de que te comas todas las "cocretas". Tu cuñado cree saberlo todo, cuando tu le hablas de mecánica, él sabe más aunque el vehículo más avanzado en el que se haya montado en su vida sea un triciclo. Cuando hablas de smartphones, el es el más sabio con su Samsung Galaxy Mini. Si quieres evitar a tu cuñado estas navidades gracias a tu smartphone, no dejes de leer este artículo. Si eres ese cuñado, léelo igual, no te va a hacer daño, y si quieres buscarme para plasmar tu opinión en mi cara, vivo al lado de Julio Iglesias.

Antes de empezar, si lo que estás pensando es comprar una carcasa de cristal templado, ponérserla a tu smartphone y darle con él en la cabeza, te recomiendo encarecidamente que no lo hagas, no destroces una preciosa funda de cristal templado, que luego queda muy fea.

Usa Whatsapp como un arma

Lo sé, está feo, pero la cuestión es que aquel defecto que puede socavar una relación con una pareja o unos amigos puede ser la mejor defensa contra el arsenal de insensateces del cuñado de turno. Mucho se ha hablado acerca de lo maleducado o poco ético que es estar pendiente de Whatsapp mientras tu amigo, tu pareja o un familiar cercano te está contando algo importante, pero estas prácticas siguen vigentes.

androidpit whatsapp hero 16
Whatsapp puede ser tu salvavidas del aburrimiento. / © ANDROIDPIT

Justamente esta "falta de ética" puede ser lo que haga que se le acaben las pilas a tu cuñado, que te está contando que el cigüeñal de su Seat Panda le está dando problemas y te explica su visión (que intenta transformar en verdad absoluta) del origen de la palabra "Cigüeñal". No te cortes, chatea con Whatsapp con tus amigos en ese preciso momento, y si ellos no pueden chatear, haz como que lo estás haciendo. No tengas piedad, por su culpa vas a soñar con cigüeñales demoníacos invadiendo tu casa.

Haz creer a tu cuñado que eres un marrano

La guerra psicológica puede ser la más cruel y devastadora en las familias, especialmente en Navidad, donde tras las risas, felicitaciones y ofrecimientos alimenticios que van más allá de lo que tu estómago soporta, existe un lado oscuro, demoníaco, deseando descargar su furia con la primera persona que les toque la moral un poco de más.

Normalmente el cuñado es una especie aparte, su lado oscuro le impulsa a darte la tabarra con temas sobre los que no tiene ni idea haciéndote creer que lo sabe absolutamente todo. Por suerte tú, que no muestras una falta de inteligencia, buscas alguna forma de espantar a tu cuñado sin tener que recurrir a decirle "voy a ver si soy capaz de volar saltando desde este décimo piso, me han dicho que en Navidad todos los deseos se cumplen".

flatulencia
Las flatulencias pueden salvarte la cordura. / © ANDROIDPIT

Tú, que sabías que tenías que soportar a tu cuñado y eres previsor o previsora, tienes algo preparado. Quieres hacer que tu cuñado te abandone haciéndole pensar que eres un cochino y un desconsiderado. Por azar del destino, no todo el mundo puede tener acceso inmediato a la fabada asturiana o no a todos les gusta. Esta sería la mejor forma de reclutar un ejército de flatulencias listo para liberarlo en el momento clave.

Pero a falta del alimento clave, tu smartphone te puede proporcionar ese efecto sonoro que repelerá a tu cuñado, con suerte durante toda la noche y lo que resta de año. Coloca tu smartphone preparado para soltar el efecto sonoro cerca de su fuente natural (lo que viene siendo las posaderas), y mientras tu cuñado está en el zénit de su conversación, sueltas a todo volumen un sonido que haga perder el hilo de su monólogo. Si quieres terminar de espantarlo, levántate de forma apresurada y grita a todo pulmón "¡Madre del amor hermoso, acabo de liberar metano de la clase más apestosa que existe!".

Sonido de pedo prank Install on Google Play

Recomienda a tu cuñado comprarse un Windows Phone

Con la sana y vana esperanza de que tu cuñado sea el que escuche por una vez, le hablas de que te has comprado un Nexus 6P, pero tu cuñado en ese momento se prepara para dar su interminable réplica con un gesto de no estar muy convencido.

Su interminable tortura dialéctica empieza diciendo "hazme caso a mi, que yo sé de esto, lo mejor es un Galaxy, su sistema operativo es mejor que esa bazofia de Android". Tras escuchar el mayor epic fail del año que está cerca de acabar, te hechas a reír de su Galaxy Mini (primera generación, como no puede ser de otra forma), y preparas el argumento que destrozará a medio plazo la cordura de tu cuñado.

Nexus 6P handson 3
Que el insulto de tu cuñado a tu flamante Nexus 6P no quede impune. / © ANDROIDPIT

Dile estas palabras mágicas: "Lo mejor que puedes hacer es comprarte el Nokia Lumia 435, tiene el sistema operativo de los Galaxy, pero aún mejor, porque es propiedad de Samsung. En serio, no te vas a arrepentir, si tu Galaxy Mini te va de maravilla, el Lumia 435 va a ser una delicia". Después de esto te vas a quedar más ancho que largo, sobre todo si te hace caso. Semejante ser no merece tocar un smartphone Android en su vida, que no te entre cargo de conciencia.

Lo más probable es que unos meses más tarde recibas una llamada de tu cuñado, altamente cabreado diciéndote "maldita sea tu alma, me has recomendado el Lumia 435 y esta cosa tiene Windows. He visto cortinas para el baño con más aplicaciones que este sistema operativo y...". Las siguientes navidades tu cuñado no tendrá valor a dirigirte la palabra.

Estos son algunos de los mejores consejos que hará que te libres de tu cuñado, esa pesadilla que no para de darle a la lengua sin piedad y sin asumir las consecuencias de lo que dice o hace. ¿Tienes algún consejo extra que compartir? ¿Eres uno de esos cuñados y me odias?

16 Comentarios

Escribir un nuevo comentario:
92 veces compartido

Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. Más información

OK