Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. OK
6 min para leer 26 veces compartido Sin comentarios

¿Por qué nos compramos un Android? - Historia de una influencia

comprar android

Esta es la pequeña historia de como una persona muy cercana a mí, a la que vamos a llamar Alejandro, decidió comprar un Android. Resumiendo se podría decir que fui una gran influencia en dicha adquisición. A raíz de este suceso se me ocurrió pensar sobre los motivos por los que queremos tener un smartphone y más concretamente un Android. Estoy hablando de gente de a pie y no de los más expertos que piensan en las posibilidades de ROM y root. ¿Recibimos algún tipo de influencia de amigos o de nuestra pareja? ¿Lo compramos por decisión propia y con conocimiento?

Hace más de un año empecé a trabajar para AndroidPIT y por aquel entonces era dueña con orgullo de un Samsung Galaxy S. Un día le enseñé el dispositivo a Alejandro. Se fascinó. Comenzó a juguetear con él, con la pantalla (zoom in - zoom out, ¿por qué es siempre lo primero que hacemos?), estuvo un rato navegando por Internet, etc. Sin duda, la primera vez que tuvo un Android en sus manos.

A partir de ese día comenzó a comportarse de forma extraña. Preguntaba a sus amigos si tenían uno, buscaba en Internet información, me lo pedía una y otra vez para consultar cualquier cosa. Se estaba autoconvenciendo, pero aún así siempre sacaba la conclusión de que "esas cosas son demasiado caras y todavía no le veo utilidad".

Pasaron los días y vio una oferta "de casualidad" en Lidl de un Huawei IDEOS X3 por 100 €. ¿Representaba para él esa cantidad de dinero el mínimo que se podía pagar para adquirir un smartphone? Sí. Antes de seguir, permitidme hablar un poco de las características técnicas de este Android. El Huawei IDEOS X3 tiene una pantalla TFT de 3.2 pulgadas, cámara de 3.2 píxeles, cámara frontal y Android 2.3 Gingerbread. Ya está. 

Alejandro no dejó escapar la oferta y llegó un día a casa lleno de alegría con su nuevo Android. Comenzó a utilizarlo para todo: mirar Google Maps a cada paso para no perderse, bajarse los juegos más importantes, leer las noticias... Era feliz en la ignorancia. Ahora bien, en el momento que aproximaba su Huawei a mi Galaxy S llegaba la realidad: se daba cuenta de que la calidad y rendimiento de su Huawei se quedaban a la altura del betún en comparación con mi Galaxy S. Tanto es así que cuando estábamos juntos no utilizaba su smartphone, sino el mío. "Es que el tuyo funciona tan bien...". 

Pasado unos seis meses comenzó la obsesión y el batallón de preguntas. Estaba claro que quería tener en sus manos un smartphone de mayor calidad. Y cuando digo mayor calidad, me refiero a más calidad que el Galaxy S. Android le había convencido. La respuesta fue sencilla: un Samsung Galaxy S2. Pero, si volvemos a retomar sus principios, Alejandro no estaba dispuesto a pagar esa cantidad de dinero. Aún así, había alcanzado un punto en el que podía gastarse dinero dando igual la cantidad. ¿Solución? Ebay. He aquí donde conseguió el equilibrio perfecto.

Los días siguientes a que consiguió el SGS2 comencé a preguntarme si realmente quería un buen smartphone o uno mejor que el mío. Siguió comparando su smartphone con el mío, pero solo para que me diera cuenta de que ahora tendría que ser yo la que le preguntara constantemente para utilizar su Android (cosa que no hice).

Hace un par de semanas llegué a casa con un Samsung Galaxy S3. Veremos a ver que pasa en los siguientes meses. Eso sí, crearé otra historieta que contar.

¿Qué tenemos que tener en cuenta para comprar un Android?

Para terminar, y tras esta mini anécdota, quiero aconsejaros sobre qué tener en cuenta a la hora de comprar un Android, más allá de tener un smartphone mejor que tus amigos o pareja. En relación con esto encontramos otro punto en el que se suele basar mucha gente: la popularidad que tenga el smartphone. Voy a intentar ayudaros para que compréis un Android por decisión propia. Si ya tenéis uno, enviad este artículo a vuestros amigos que no lo tienen.

Voy a resumir en 4 puntos, las cosas a tener en cuenta:

¿Qué utilidad le vas a dar al smartphone?

La primera pregunta que debemos hacernos sin duda alguna. Muchos usuarios utilizan el smartphone solo para hacer llamadas, enviar sms, whatsapp y emails. Otros, además, para jugar, ver películas o leer libros. Pero, también encontramos a aquéllos que quieren un Android para rootearlo y jugar con él. Por eso, tenemos que tener claro cual va a ser nuestra principal utilidad: Internet, comunicación, fotografía, juegos...

Si te gusta ver películas y navegar por Internet necesitas un smartphone con pantalla grande al estilo del Galaxy Nexus, SGS3 o HTC One X. Además, una pantalla grande también es muy útil para leer libros. Si buscas un smartphone para hacer root, para hackearlo y hacer mods & rom sin parar, el Nexus es tu opción. Para aquellos fans de Instagram y la fotografía un HTC One S es la opción perfecta, porque ofrece muy buenas opciones de cámara a un buen precio. Por último, lo tuyo son los juegos. Entonces, necesitas un smartphone potente como el SGS3, HTC One X o el LG Optimus 4X HD.

Batería

Eres una persona que se pasa el día de un lado para otro. Por tanto, necesitas una batería realmente buena. Solemos pensar erróneamente que un smartphone de mayor pantalla consume mayor batería. Esto no es del todo cierto. Consume más batería el tipo de pantalla que sea. Si tenéis dudas sobre las pantallas os recomiendo este artículo con las diferencias. Por otro lado, un procesador potente también consume mucha batería. Básicamente y de forma sencilla: cuanto mayor sea el valor del número, mejor será la batería.

Durabilidad

Si te gusta el deporte extremo, necesitas un smartphone extremo. Fabricado con una buena carcasa y con una pantalla resistente (Gorilla Glass). La nueva serie de HTC One han sido muy bien fabricados y dan muy buena sensación de firmeza.

Actualizaciones

Si quieres un smartphone que consiga todas las actualizaciones de Android a tiempo, entonces necesitas un Nexus. Da igual el fabricante, normalmente los Nexus no traen aplicaciones pesonalizadas ni interfaz de usuario del fabricante. Por otro lado, hay que tener en cuenta que cuanto más viejo sea el teléfono más difícil va a ser que reciba la actualización.

Último consejo: no olvidéis que da igual el smartphone que tenga tu pareja o amigo. Lo más importante es la sensación de haberlo adquirido con decisión propia y lo que se pueda llegar a hacer con él.

Foto: http://blog.jammer-store.com

26 veces compartido

Sin comentarios

Escribir un nuevo comentario:

Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. Más información

OK