Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. OK
5 min para leer 44 veces compartido 1 comentario

Google Glass - Viajando al futuro como Sylvester Stallone

Eric Schmidt
Eric Schmidt, presidente ejecutivo de Google, prueba Google Glass. / © updatemyandroid.com

Ya vamos mal, el propio presidente ejecutivo de Google, Eric Schmidt, dice que ha probado Google Glass y que la experiencia le resultó rara. Yo no se por qué, pero cada vez que oigo esa palabra me inquieto. Sí, por una parte tengo cierta curiosidad, pero llamarme convencional... lo raro no me suele gustar. 

Es cierto, yo no he probado las gafas, puede que lo más cerca que esté de ellas sea a través de todo lo que leo, de los vídeos que veo y de lo que voy escuchando. Me considero una persona inquieta y con una mente abierta para nuevas cosas, pero creo que Google Glass van demasiado lejos.

La primera vez que supe de este dispositivo me vino a la cabeza una película algo vieja. Se llama 'Demolition Man', y no voy a entrar en detalles sobre la misma porque es tan mala que no merece la pena. Por un momento me sentí como Sylverster Stallone viviendo en un mundo futuro en el que había gadgets de este tipo. Este caso en unas gafas que sacan fotos, llaman por teléfono, enseñan el camino más adecuado para llegar a un sitio e incluso nos enseñan a decir manzana en chino mandarín, por ejemplo, podrían encajar a la perfección en el guión del filme. 

Han pasado meses desde que oí hablar de ellas por primera vez y tengo que confesar que mi opinión ha cambiado mucho, un poco para mal. Ahora entiendo mejor cómo funcionan, lo que son capaces de hacer y sobre todo comprendo sus riesgos. No es que no me parezcan increíbles en algunos puntos, pero sinceramente creo que son una frivolidad y un capricho caro que no debería tener éxito comercial. Sí, todavía confío en la inteligencia de los humanos. 

Los de Google prueban las gafas

Supongo que todas las cabezas pensantes de Google han probado, lógicamente, la tecnología. Yo soy consciente de que hay que probar algo para poder expresar una opinión más fundamentada, pero como los que han hablado de Google Glass precisamente lo hacen para vender, considero que estamos en empate.  

Ya en enero se vio en el metro de Nueva York al cofundador de Google, Sergey Brin, probando el gadget y ahora el presidente ejecutivo da una conferencia en la prestigiosa Universidad Harvard en Estados Unidos hablando de las gafas. 

El citado anteriormente Eric Schmidt, uno de los responsables de este artilugio, entre otras cosas ha dicho que hablar a unas gafas para darles órdenes es, y traduzco literalmente, "la cosa más rara". No penséis mal, es un tipo lo bastante inteligente como para no criticar su propio producto.

Precisamente como es un tío listo, no puede vender lo maravillosas que son sus gafas abiertamente, en cambio se dedicó a hacer hincapié en la parte más comprometida de Google Glass. 

nogoogleglass
Logotipo de 'Stop the Cyborgs' / © 5 Point

Ya os hablé de la plataforma 'Stop de Cyborgs', los primeros y más detractores firmes de este invento, sobre todo en lo referente a la posible violación de la privacidad. Google Glass permiten la grabación, la búsqueda de información y otras cosas que caminan en la delgada línea de lo que está bien o mal.

"La realidad es que tendremos que desarrollar un nuevo tipo de protocolo. Obviamente no es apropiado usar gafas en situaciones donde no es correcto grabar. Las empresas como Google tienen una importante responsabilidad en mantener segura tu información, pero tú tienes una responsabilidad también, que es entender lo que estás haciendo, cómo lo estás haciendo y comportarte de forma apropiada además de mantener todo al día", dijo Schmidt.

Esto viene a ser cómo pedirle a la mitad de los usuarios de Facebook que no cotilleen a sus amigos, precisamente una de las razones por las que se hizo popular la red social. No debería ser así, pero este tipo de cosas triunfan porque una parte de nosotros tiene un punto exhibicionista que nos impulsa a publicar nuestra vida, nuestras fotos, nuestros estados. Otra parte, también importante, del carácter humano es cotilla y quiere saber de los demás.

"Obviamente, hay lugares en los que Google Glass son inapropiadas" me parece una forma un poco barata de lavarse las manos y quedar bien con todo el mundo.

Citaré a uno de los usuarios de AndroidPIT que en un post pasado comentó: "Como sigamos dándole datos personales y contenidos a empresas como Google y Facebook van a acabar siendo los dueños del mundo (o lo son ya?)"

Seguía lanzando la siguiente reflexión: "¿Dejaremos que nos conviertan en borregos que sigan las directrices de la información que Google filtre por nosotros?"

No puedo predecir el futuro y evidentemente no he hecho un amplio estudio de mercado, pero si puedo hacer apuestas basadas en mi opinión personal. Veo claro el peligro de Google Glass sobre todo porque vivimos una sociedad que cada vez tiene más problemas de intromisión en la vida privada y problemas de comunicación y relación con otros seres humanos. 

Si Sylvester alucinaba con lo que pasaba en 2032 y sobre todo con la tecnología de ese futuro del celuloide (coches con GPS y poco más), yo no voy a tener que esperar tanto, pues según lo que ha dicho Schmidt, en 2014 se pondrán a la venta Google Glass.

Fuente: Reuters

1 comentario

Escribir un nuevo comentario:
44 veces compartido

Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. Más información

OK