Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. OK
5 min para leer Sin comentarios

Google TV: ¿Será el 2012 el año de los televisores inteligentes?

Google Tv in 2012– This years Next Big thing?

Los televisores inteligentes no han sido otra cosa que una diversión para los fabricantes, hasta el momento. Si bien es cierto que el Apple TV obtuvo unas cifras de ventas decente, a pesar del duro comienzo, los directivos han descrito en varias ocasiones a la televisión de Apple como un hobby y no parecen dispuesto a hacer grandes inversiones en el proyecto. La otra cara de la moneda es Google. Google junto a su socio Logitech decidieron suspender el proyecto de la televisión de Google después de haber perdido más de 100 millones de $ en un lapso de seis meses. Sin embargo, las compañías de hardware no están dispuestas a renunciar a una televisión con Android a bordo y si obtenemos los mismos resultados que con smartphones, creo que el 2012 podría ser el año de Google TV y de las smartTV. 

SmartTV: ¿Preparadas para el éxito?

El intento de Google de llevar la funcionalidad de Android al mundo del entretenimiento en el hogar parece ser un paso natural. El público ama Android, se han acostumbrado a la funcionalidad y a las posibilidades que ofrecen los smartphones. Sería sin duda muy difícil desprenderse de un Android para volver al móvil tradicional. La combinación de la familiaridad con lo "smart" y la tendencia del público a utilizar más internet y los medios de comunicación derivados de él, en lugar de la convencional televisión y radio, han creado el escenario perfecto para la revolución y el renacer de las SmartTV. Pero el éxito no llego como se esperaba.

Pero, ¿por qué el público no aceptó tan rápido la tecnología que Google estaba intentando traer al mundo del entretenimiento del hogar? Las ventajas técnicas con respecto a la televisión tradicional deberías estar muy claras para cualquiera que haya tenido en sus manos un dispositivo Android, pero quizás el 2010 fue un mal momento, quizás muy pronto, quizás no estábamos preparados. David Progue, periodista del The New York Times, resumió muy bien la situación de Google TV diciend: "Una cosa está clara: Google TV puede ser algo interesante para los tecnófilos, pero no lo para el gran promedio de la población". A pesar de que el 2010 terminó hace no mucho. Esos 13 meses han sido más un menos casi un siglo en el mundo de la tecnología. 2010 fue un poco antes de que el Android comenzará a disfrutar de 700.000 activaciones por día y de que el omnipresente Netflix y Hulu existieran. La respuesta está clara: Google TV lanzó fue lanzado antes de que el público hubiera asimilado la idea de dispositivos inteligentes y antes de que el público estuviera completamente acostumbrado a los medios de comunicación "a la carta". Todo esto fue en aquel entonces, 2012 va a ser un muy diferente "ahora".

Así es como las cosas vendrán

El mes pasado Eric Schmidt predijo que la mayoría de los televisores que se venderán en 2012 serán de Google. Tengo que admitir que cuando lo leí en un primer momento me hizo cierta gracia su optimismo profesional. Pero tras el CES y tras ver algunas cifras publicadas por la compañía de DVR TiVo, parece ser un argumento convincente de que el Señor Schmidt podría estar en lo cierto después de todo.

Veamos algunos hechos. El crecimiento del ecosistema de Android ha sido enorme en los últimos años y con varios millones de nuevos miembros uniéndose cada semana a la comunidad Android. Google tiene ahora, por tanto, una base firme de clientes familiarizados con la tecnología. Si combinamos esto con los avances en la usabilidad y el diseño de Android 4.0, parece ser que la hora de Google TV ha llegado. Pero el verdadero éxito que puede llegar a tener Google TV depende de nuestros hábitos por ver el cambio.

La televisión, tradicionalmente, es un medio que vemos a la fuerza. Si queremos ver televisión tenemos que adecuarnos a los programas y a los horarios en los que se emite. Pero, ahora nos estamos acostumbrado a consumir medios de comunicación cuándo y cómo queremos. Las últimas cifras de TiVo muestran que solo el 27% de la audiencia ve televisión en tiempo real en EE.UU. Eso significa que hay un 70% que consume programas a través de grabación o de streaming en lugar de usar las fuentes tradicionales. 

Netflix, Hulu, Google Movies, incluso iTunes, son servicios que dan forma a la nueva dinámica en la que se va a sostener la industria del entretenimiento y el ajuste de la demanda de los públicos a sus propios téminos. Mientras que muchos optan por aprovechar los servicios del streaming en el ordenador o a las videoconsolas personales, como la Xbox 360 de Microsoft, parece haber una apertura obvia para un nuevo dispositivo que traerá los beneficios de la transmisión de medios, sin el coste añadido de una videoconsola u ordenador. Aquí es donde entra en juego Google TV.

Los fabricantes parecen haberse dado cuenta de esta nueva tendencia en los gustos del público. Sony, LG, Samsung y demás han mostrado sus dispositivos de Google TV en el CES Las Vegas. Dispositivos que combinan SmartTV con pantallas planas de alta gama. Esto difícilmente puede escapar de las manos de los consumidores.

Aunque yo también pensaba que el señor Schmidt puede ver el mundo de vez en cuando a través de las gafas de Android, creo que en este punto podría llegar a tener razón. Si Google mantiene este impulso, me arriesgo a decir que 2012 va a ser el año de Google TV.

 

Sin comentarios

Escribir un nuevo comentario:

Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. Más información

OK