Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. OK
5 min para leer 35 veces compartido Sin comentarios

Tegra, Exynos y Snapdragon: La locura de los procesadores tiene método

tegra, exynos, snapdragon

Cuando los tres gigantes de la industria, Nvidia, Qualcomm y Samsung, han presentado en la feria electrónica del CES este año la próxima generación de procesadores Android el asombro ha sido realmente grande. Hemos sido testigos de múltiples núcleos en el rango de gigahercios y un poder casi infinito que no solo nos deja con la boca abierta, sino que a más de uno le hace preguntarse "¿quién necesita algo así?". En este artículo vamos a explicar por qué la locura de los procesadores Tegra, Snapdragon y Exynos no es para tanto.

Más núcleos para un mejor rendimiento con menor consumo de energía

Antes del 2005 la pantalla de inicio apenas se vio afectada hasta la llegada de los procesadores de doble núcleo. En cambio, fue el el segmento CPU donde ha existido una verdadera carrera armamentista. El lema era: "más gigahercios que la competencia". Ahora este concepto ha llegado a sus límites. Las CPU de un solo núcleo, que fueron altamente sincronizadas con 4 GHz generan demasiado caor y, a pesar de refinamientos técnicos como MMX o hyperthreading, no son realmente eficientes.

Hubo un cambio de pensamiento: más núcleos en lugar de más gigahercios. Esta es ahora la nueva moneda de cambio y tiene a sus espaldas una buena razón. Tales procesadores no solo pueden añadir más potencia, sino que debido a que el trabajo se distribuye en varios núcleos, permiten también que se puedan hacer más tareas al mismo tiempo igual de eficientes. Por supuesto, una CPU con cuatro núcleos no logra cuatro veces el rendimiento de una CPU mononúcleo, pero reduce el calor, por lo que el procesador y todo el sistema trabaja más aliviado.

Esto es considerablemente más eficiente que un solo núcleo. Dos núcleos a 500 MHz consumen menos energía (y por tanto generan menos carga) que una CPU de un solo núcleo a 1 GHz.


Múltiples núcleos proporcionan una carga distribuida.

Este principio multi-core lo trasladamos ahora al espacio móvil: procesadores, gracias a los dos, cuatro o más nucleos no solo despachan juegos en 3D sin problemas, sino que las tareas cotidianas como navegar por Internet, redes sociales, correos electrónicos, fotos... se desarrollan mejor. También los bloqueos o tartamudeos deberían, con un software y ajustes adecuados, quedarse en el pasado.

Un núcleo auxiliar para las tareas diarias

Tanto Samsung Exynos 5 como Nvidia Tegra 4 utilizan el llamado "Core Companion". Mientras que en Tegra solo encontramos uno en el chip; en el Exynos 5 se utilizan cuatro de ellos que son gestionados por la nueva arquitectura big.LITTLE de ARM. Detras de este concepto se esconde Cortex-A15, uno de los procesadores más potentes, junto al pequeño procesador Cortex-A7. Ambos comparten el trabajo.

Los principios básicos son los mismos en Samsung y Nvidia. Los "Core Companion" o núcleos de compañía tienen un menor rendimiento y overclocking de los cuatro núcleos principales. Se han diseñado para tareas diarias y procesos estándar de fondo que no requieren esfuerzo computacional. Esto genera un ahorro de energía y se recorta el trabajo de los cuatro núcleos.


Tegra 4: Nvidia promete nada menos que "el procesador móvil más rápido del mundo".

Qualcomm se basa con sus nuevos procesadores Snapdragon 800 y 600 en un concepto similar, aunque sin utilizar un núcleo de compañía. En lugar de eso, se basa en el principio de pulsación asíncrona, esto es, si un núcleo está utilizando menos energía para realizar sus tareas, bajará sus pulsaciones independientemente de los núcleos restantes. Esto también ahorra energía a través de una distribución de la misma.

Por supuesto, no se trata solo de un consumo de energía menor. Tanto en aplicaciones y juegos hambrientos como en la transferencia de imágenes a un televisor de resolución completa es importante que nos fijemos en los avances en los nuevos procesadores técnicos. Las áreas de smartphones y tablets son cada vez más diversas y van cubriendo las necesidades de los usuarios. Así que es lógico que el sistema esté accionado por un potente hardware.


Snapdragon de Qualcomm se basa en un principio diferente al de Nvidia y Samsung.


Los críticos, incluyendo a la competencia Nvidia, no ven ninguna ventaja en la arquitectura de Qualcomm, sino más bien un problema porque mantienen la opinión de que los sistemas operativos no están diseñados para las pulsaciones asíncronas. En qué medida impacta esto en el rendimiento real puede ser espectacular. Los tres procesadores no están aún disponibles, por lo que no existen Benchmarks o puntos de referencia a través de los cuales podamos averiguar el consumo de energía. El sistema asíncrono de Qualcomm ya ha sido utilizado en procesadores anteriores, por eso han podido ser mejorados después de las críticas que obtuvieron.

Pronto llegará la realidad

No pasará mucho tiempo hasta que las primeras unidades con los nuevos procesadores estén disponibles. Aquellos que utilicen su dispositivo solo para navegar por Internet, chatear con programas como Whatsapp, podrán notar el cambio; pero no tanto como alguien que abra cada día una docena de aplicaciones y que utilice su smartphone o tablet sobre todo para contenido multimedia. De todas formas, la gestión de los recursos inteligentes y el menor consumo de energía beneficiará a todos los usuarios.

(Fotos: Nvidia, Qualcomm, nh/AndroidPIT)

35 veces compartido

Sin comentarios

Escribir un nuevo comentario:

Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. Más información

OK