Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. OK
3 min para leer Sin comentarios

Orden de restricción y prohibición del iPad en China

(Foto: CFT2)

Malos tiempos para Apple. Hace unos días, exactamente el viernes pasado, Motorola conseguía con éxito la prohibición de ventas de algunos modelos de iPhone e iPad en Alemania. Ahora hemos recibido informes de que Proview Technology (Shenzen) acaba de presentar una restricción temporal en contra de Apple para evitar que se use el nombre de iPad en China. Lo cual significaría la prohibición de ventas del iPad y del iPad 2.

En diciembre, en una comparación que hicimos del Transformer Prime y del iPad 2, os comentábamos algo de la noticia. Resulta que la empresa registró el nombre IPAD en 2001. Después de una demanda agresiva y respectiva batalla en los tribunales, Apple fue ordenada por el tribunal de Shezhen a que, o bien, dejaban de usar el nombre de iPad o tendrían que desembolsar 1,6 millones de dólares por infracción de marca. El proceso que se inició en 2009 podría terminar con la prohibición de ventas del iPad en China, lo cual significaría que iPad sería un dispositivo ilegal.

Por parte de Apple, por supuesto, llegó la contrademanda alegando que poseían el nombre de iPad en China, pero perdió. Apple ha apelado a un tribunal superior para seguir luchando por el nombre iPad.

El portavoz de Proview Technology ha declarado lo siguiente: 

"Tenemos que admitir que el iPad de Apple es un gran producto, y Apple crea un gran valor a partir de él. Pero esta no es la razón para apoyar una práctica irregular aquí... Hemos estado negociando con Apple. No puedo decir cuál es la situación en este momento, puesto que es un secreto empresarial, pero hasta el momento su actitud es todavía bastante ambigua".

La decisión de tribunal se espera para dentro de 48 horas, pero puede tardar un poco más en este tipo de casos. Si el dispositivo se prohibiera, sería una de esas raras ocasiones en las que una disputa con una compañía de occidente no tuviera respaldo popular, teniendo en cuenta además que los productos Apple son muy apreciados en China.

El señor Yang terminó diciendo:

"Entiendo que haya un montón de chinos que piensen que nuestra compañía esté jugando sucio o intentando chantajear a Apple. Pero realmente estamos actuando de un modo totalmente legal, si la gente entiende todo el proceso de este asunto. Ha habido malos entendidos sobre nosotros, pero creemos que continuar con la demanda hasta que ganemos lo que nos merecemos".

Cuando a Apple se le pidió que comentara sobre el asunto, una portavoz se negó a comentar.

Algo muy complicado. Parece que en tan solo 48 horas podríamos saber si uno de los productos emblemáticos de Apple podría prohibirse en el país más poblado del mundo. Personalmente, pienso que tras la pérdida en los tribunales en los que se está viendo últimamente, Apple está perdiendo el liderazgo con el que contaba tras la ida de Steve Jobs.

Os vamos a mantener informados a medida que sepamos más.

Fuente: Wall Street Journal Blog

Sin comentarios

Escribir un nuevo comentario:

Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. Más información

OK