Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. OK
Sin comentarios

Wild Blood. (Caballeros que hasta ahora decían ¡Ni!)

Gameloft presenta Wild Blood un nuevo juego de rol basado en el motor gráfico Unreal Engine. Este motor garantiza unos gráficos que están, verdaderamente a la altura de los juegos para consolas. ¿Pero, qué juego es este? ¿Estará la trama a la altura de los gráficos? Lo averiguaremos leyendo el análisis de hoy.

Evaluación

Versión analizada Versión actual
1.0.9 1.1.4

Funciones & Uso

Dispositivos:

Samsung Galaxy Nexus
Versión de Android: 4.1.2
Root: Sí
Modificaciones: No

Samsung Galaxy Tab 10.1
Versión de Android: 4.0.1
Root: Sí
Modificaciones: No

Se ejecuta a partir de: Android 2.3
Apps2SD: No se ha detectado.
Tamaño tras la instalación: 2,3 GB aprox.
Optimizado para ICS y Jelly Bean: Sí
Optimizado para tablet: No, pero funciona sin problemas.

Permisos

  • Almacenaje
  • Red de comunicación
  • Llamadas telefónicas
  • Herramientas del sistema
  • Controles de hardware (controlar la vibración)

El argumento que se esconde detrás de Wild Blood se basa en el triángulo amoroso entre el rey Arturo, la reina Ginebra y Lancelot narrado en las leyendas Artúricas medievales. La variante de la historia es aquí particularmente fantasiosa dentro de la fantasía: Arturo, junto a su hermanastra Morgana, decide vengarse de la traición de Lancelot y de la infidelidad de Ginebra abriendo las puertas del infierno y encerrando allí a Ginebra. La misión de Lancelot, el protagonista de Wild Blood es ir al infierno y derrotar a los monstruos con el fin de salvar a su amada y amante. El caballero cuenta con la ayuda de Merlín, que tantas veces se ha enfrentado a su discípula Morgana y a su magia negra. Esta ayuda proporcionará a Lancelot, de vez en cuando, armas adicionales para derrotar a Morgana, la cual se presentará bajo la forma de un dragón o de ángel vengador.

La historia, aunque singular, cumple con su deber y éste es ofrecer un punto de partida y una razón para luchar. Este es, de hecho, el propósito principal de Wild Blood: luchar contra hordas de enemigos. Lancelot aumenta su fuerza a medida que avanza el juego. Primero comienza con una espada y posteriormente dispondrá de dos hachas y un arco. Todas las armas se pueden comprar con el oro encontrado en el juego y, por supuesto, también podemos adquirirlo con dinero real.
Hablando de combate, se puede infligir al enemigo golpes críticos y aumentar la velocidad de los ataques. También podemos hechizar las armas con fuego, hielo o rayos. El personaje principal también puede incrementar sus habilidades: la energía vital, el maná, la resistencia y la velocidad. En la batalla se pueden realizar combinaciones especiales de golpes (de forma automática al pulsar el botón de ataque) o sprint-combos (ataques especiales a alta velocidad).

Aunque no hay una gran cantidad de armas, gracias a la magia se puede obtener una gran variedad de efectos y combinaciones. Incluso los monstruos son diferentes especies y encontramos monstruos mayores y menores. Gracias a la magia, los combates nunca son monótonos.

Al margen del escenario de batalla de Wild Blood, Gameloft ha incluido también juegos de cárcel y prisioneros. Tenemos que buscarlos porque no aparecen en el camino. Los presos son liberados a través de mini-juegos: moviendo determinados bloques de piedra para desbloquear la puerta de entrada de la prisión. Dentro de Wild Blood también tendremos que resolver rompecabezas que nos llevarán a encontrar cristales a la apertura de puertas secretas.

Una característica muy buena es el modo multijugador, podemos jugar tanto a nivel local como en internet con un máximo de ocho jugadores. La modalidad es un clásico deathmacht (combate mortal) en donde debemos capturar la bandera que se encuentra en el mapa de los otros jugadores. Esta modalidad es muy divertida, incluso utilizando un personaje estándar sin mucho equipamiento se puede obtener la victoria. Un pequeño contratiempo durante el combate es que la cámara subjetiva no siempre se centra en la acción

Conclusión

Wild Blood es un gran juego de combate de última generación. Está claro que siempre hay algo susceptible de mejora, pero este juego es muy recomendable para aquellos que estén en posesión de un smartphone de última generación y les guste usarlo como plataforma de juegos.

Pantalla & Controles

El motor gráfico de Unreal Engine es donde reside la fuerza de Wild Blood. A pesar de esto, algunos detalles gráficos, especialmente el zoom, aún carecen de definición. Los efectos especiales son buenos en principio pero con ellos se ha sacrificado otros aspectos como claridad y amplitud de paisajes y escenarios. Para abrir la puerta hay que probar dos veces, ya que parece que el juego no reacciona a la primera. Todos estos detalles no afectan en absoluto al éxito del juego, pero al ser un producto Gameloft siempre se espera lo mejor.

Velocidad & Estabilidad

Wild Blood tarda más de un minuto en cargarse en todos los dispositivos que hemos probado. La carga entre niveles es lenta. En el tablet el juego era un poco menos fluido aunque en ningún caso el juego se ha ralentizado o se ha cerrado forzosamente.

Precio/Eficacia

 Podemos comprar Wild Blood en Google Play por 5,49€. El mayor inconveniente es que, aun siendo un juego de pago, se prevé un opción de compra de oro en el juego con dinero real. Esto implica que algunos jugadores tendrán un mejor equipamiento. Esta clara la voluntad de los desarrolladores de sacar el máximo partido a la aplicación.

Capturas de pantalla

Wild Blood. (Caballeros que hasta ahora decían ¡Ni!) Wild Blood. (Caballeros que hasta ahora decían ¡Ni!) Wild Blood. (Caballeros que hasta ahora decían ¡Ni!) Wild Blood. (Caballeros que hasta ahora decían ¡Ni!)

Sin comentarios

Escribir un nuevo comentario:

Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. Más información

OK