Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. OK
10 min para leer 1 comentario

"¡Android 4.0 es una maravilla!" - Joaquín Grech, Dogfight

Llego a la oficina tras el almuerzo y preparo la mesa cuidadosamente como si alguien fuera a verla. En realidad tengo una entrevista con Joaquín Grech, desarrollador del juego Dogfight. Debido a que él vive en Madrid y nosotros estamos en Berlín, hemos decidido hacerlo vía Skype. Aún así no podrá verme porque no hay cámara. Tras una breve introducción y ofrecimiento de bebidas típicos de la ocasión pero imposible por las circunstancias comenzamos la entrevista. Joaquín tiene un gran conocimiento de cómo hacer un buen juego y, sin duda, muy interesante visión de lo que significa la era del smartphone.

La idea de Dogfight

Isabel: Dogfight es una aplicación que ha conseguido muchísimas descargas a nivel internacional. A fecha de hoy creo que ha superado el medio millón. ¿Cómo se te ocurrió la idea? ¿De dónde te inspiraste?

Joaquín: Desde pequeño siempre me entusiasmaron los simuladores de vuelo. Incluso llegué a hacer un simulador gratuito hace ya 10 años mientras estudiaba la carrera. Con la explosión de los smartphones y sus CPU´s más rápidas, me pregunté si sería posible migrar mi antiguo simulador a un teléfono. Así fue como Dogfight nació en la plataforma móvil.

Isabel: Entonces, ¿es una adaptación del simulador que ya hiciste hace 10 años? ¿Con el mismo nombre?

Joaquín: Fue mi base para comenzar el desarrollo. La versión de hace 10 años era de código abierto y muy rudimentaria. Se llamaba Airplane War. Tuve que cambiar casi todo el código y añadir muchas mejoras. Los smartphones todavía no tenían capacidad de cálculo para terrenos complejos, ni podían generar nubes con los sistemas existentes. Tampoco el juego podía ser multijugador tal y como estaba implementado. Tuve que empezar de cero en muchos apartados para conseguir que todo esto fuera posible en un teléfono.

Isabel: ¿Cuánto tiempo te ha llevado desarrollar el proyecto? ¿Lo hiciste solo?

Joaquín: He tardado algo más de 1 año. Dogfight lo comencé mientras estudiaba mi MBA con lo cual no podía dedicarle mucho tiempo. Al principio sí lo hacía yo todo, pero era evidente que necesitaba ayuda en apartados que no son mi especialidad: música, efectos de sonido y gráficos. Durante versiones consecutivas pagué por los servicios de autónomos de distintos países consiguiendo darle ese toque de calidad gráfica al juego y en equipo lo convertimos en el éxito de hoy en día.

Isabel: Muchos son los desarrolladores que no ven rentable crear una app gratis. ¿Qué opinas al respecto? ¿Ha sido Dogfight una app rentable?

Joaquín: Cada app requiere su estudio. En mi caso lo correcto fue un punto intermedio. Dogfight es una aplicación freemium. Es decir, es gratis pero con limitaciones. Luego puedes adquirir más aviones y características con la versión de pago. Al principio Dogfight era únicamente de pago, y comprobé rápidamente que no tenía nada que hacer. Los juegos en smartphones tienen mucha competencia y a no ser que tengas un producto de renombre casi nadie pagará por un juego desconocido. Luego lo convertí en versión gratuita y mantenida sólo con anuncios. Sé que hay gente que ha conseguido monetizar con este sistema sus juegos pero personalmente no me resultó rentable. Necesitas un volumen de descargas enorme y jugadores que no sólo vean tus anuncios sino que además les den click: sacándolos de tu juego. Al convertirlo en freemium el resultado fue mucho mejor. Los jugadores tienen una versión limitada que probar, si no desean la versión completa pueden seguir utilizándola mientras tú como desarrollador recibes ingresos (aunque pequeños) por los anuncios. El secreto consiste en hacer que tu juego sea lo suficiente adictivo como para generar utilización continúa o registros.

Mercado de aplicaciones

Isabel: ¿Qué consejos se te ocurren para desarrollar una buena app?

Joaquín: ¡Podría escribir una tesis sobre eso! (Ríe). Primeramente tienes que involucrar al jugador. Generar lealtad a tu juego, ya sea con niveles, regalándole puntos, objetos o ciertas cosas inesperadas. También aconsejo crear una comunidad. Dogfight tiene un foro donde los pilotos escriben a diario. Son ellos los que crean escuadrones y grupos de amigos que quedan a ciertas horas para jugar online. Es también muy importante tener claro quién va a ser tu usuario final. Dogfight es un juego complejo siendo un simulador de vuelo enfocado a usuarios avanzados. Tienes que orientar todo el juego y estrategia hacia el tipo de jugador que estés buscando. Por último, algo que me hubiese gustado saber antes: las críticas son un regalo. Cuando comienzas te van a llover los comentarios negativos. Tienes que tragarte el orgullo y apreciar que alguien ha sido tan influenciado por tu juego que se ha tomado el tiempo suficiente para escribir un comentario negativo. Corrígelo y pon su nombre en la próxima actualización. Verás la reacción de los jugadores al verse escuchados individualmente. Se convierten en usuarios acérrimos.

Isabel: El mercado de las aplicaciones es un mercado con gran demanda, puesto que todas las empresas quieren su propia aplicación. Por otro lado, hay bastantes usuarios que antes de descargar una aplicación prefieren utilizar el navegador para acceder al servicio. Tú como desarrollador autónomo ¿cómo ves el mercado? ¿Qué futuro tienen las apps? ¿Por qué son útiles?

Joaquín: Aunque es cierto que hay cierta superposición entre la web y las apps, creo que son complementarias. Es un poco como la radio, TV e Internet. Las apps quitan cierta importancia a otros medios pero no los dejan obsoletos. Al fin y al cabo no son más que el software de toda la vida pero en un medio que antes no habíamos utilizado para tal. Con la llegada de los smartphones y tablets más potentes, el mercado está expandiéndose a velocidad de vértigo pero siempre hay que tener presente quién es tu usuario final y analizarlo. ¿Es tu usuario es una persona en constante movimiento? ¿Viajero? O por el contrario, un ama de casa más dada a estar conectada desde un ordenador. ¿Es tu servicio más acorde a un u otro perfil? ¿Y a qué dispositivo? Una página web puede ser un horror en un dispositivo como el teléfono, mientras que una app encajaría perfectamente. Ahí es donde reside su utilidad. Creo que las apps todavía tienen mucho camino por recorrer, pero en un futuro no muy lejano con las mejoras de hardware no habrá una distinción tan clara entre lo que es un app de smartphone, de ordenador, o incluso una página web.

Isabel: También eres usuario de apps, como tal ¿cuáles son para ti las más imprescindibles? ¿Y juegos?

Joaquín: El primer tipo que son imprescindibles porque están precisamente pensadas para este medio, son las aplicaciones que utilizan geoposicionamiento. Cuando buscaba piso, la aplicación de Idealista fue una bendición. Poder pasearte por Madrid con todos los pisos y ofertas más cercanas a ti visibles en el mapa. Yo además soy inversor, con lo cual Bloomberg es una de mis aplicaciones favoritas. Me permite seguir todas las noticias económicas al instante. ¡¡¡WhatsApp!!! sin duda. La cantidad de dinero en SMS que me habré ahorrado gracias a esta pequeña app. Ignition, me permite manejar mis ordenadores remotamente desde cualquier teléfono, es una pequeña maravilla. Sobre juegos, a parte de los obvios como Angry Birds y Cut the Rope, he estado enganchadísimo a Battleheart. También Talking Carl, una app para niños que te alegra el día en 5 minutos. ¡Ah! ¡Y Akinator! Causa furor entre los amigos siempre.

Los sistemas operativos

Isabel: ¿Para qué sistema operativo es mejor desarrollar aplicaciones?

Joaquín: Para Windows. Sin dudarlo. (Sonríe). Supongo que te refieres solo a smartphones. Depende de tus objetivos. Si quieres ofrecer una app gratuita tanto Android como iOS son excelentes. El número de descargas será muy similar y llegas a casi todo el mercado. Si quieres una aplicación de pago, la cosa se complica un poco. Tienes que pensar si tu aplicación va a ser local o internacional. Hoy en día si es una aplicación global, personalmente creo que por ingresos tanto Android como iOS están muy igualados, sin embargo, si es específica a España, las ventas parecen claramente superiores en iOS.

Isabel: Pero eso cambiará.

Joaquín: Seguramente. Mi teoría es que en España los usuarios están ya acostumbrados a comprar con iTunes y al utilizar su misma cuenta en iOS lo tienen asimilado. Google todavía tiene que realizar una labor de aceptación de su sistema de pago en nuestro país.

"¡Android 4.0 es una maravilla!"

Isabel: Ya que has mencionado Google, ahora viene la gran pregunta: ¿Qué opinas de la última versión de Android Ice Cream Sandwich? ¿Y del Galaxy Nexus?

Joaquín: ¡Android 4.0 es una maravilla! De hecho creo que no le han hecho la suficiente publicidad. Hay una característica que casi no le han dado bombo y platillo. Se trata del nuevo sistema de dictado continuo. Me encanta porque es algo que pedí en los foros de Google hace más de un año. Te permite "hablar" al teléfono sin estar limitado por tiempo. Creo que causará una revolución en como interactúas con el teléfono. Es como Siri, pero mejor. Del Galaxy Nexus, solo se me ocurre lo mismo que con todos los modelos Nexus: ¡Wow! ¡Dogfight vuela en este teléfono!

Isabel: Algo me dice que esta pregunta está respondida, de todas formas... ¿Qué teléfono tienes?

Joaquín: Modelos antiguos, siempre. Así me obligo a que todo lo que desarrolle funcione en la mayoría de los dispositivos, y además lo mejor posible porque sino tiraría mi teléfono por la ventana. Un Android Nexus One, un iPhone 3gs y un Blackberry Curve. Este último ya casi lo tengo relegado a "ex".

Isabel: Me ha sorprendido tu respuesta, aunque entiendo que como desarrollador tengas un smartphone de cada sistema operativo. Pero si tuvieras que elegir uno, ¿cuál? Solo puedes utilizar uno como teléfono particular.

Joaquín: Cambio el chip entre el Android y el iPhone, según cuando se muera la batería. Realmente utilizo más el iPhone porque me resulta más cómodo el teclado. El Nexus One supera con creces al 3gs en muchos aspectos, pero tiene un fallo en la pantalla táctil que hace algo incómodo teclear en él.

Isabel: No entremos en ese terreno. Para terminar hablemos un poco de tus proyectos. Estuviste un tiempo en EE.UU, pero luego regresaste a España para quedarte. ¿Cómo ves la situación en España? ¿Se puede sobrevivir como desarrollador? ¿Regresarías a EE.UU?

Joaquín: España es un gran país, sólo que hay que salir fuera para darse cuenta. Estamos en crisis, y como en todas las crisis se presentan muchas oportunidades. Vivir como desarrollador en nuestro país es muy posible, aún con los sueldos irrisorios comparados con los de países como Estados Unidos. Si se quiere sobrevivir como desarrollador, claramente hay que tener un enfoque global. El secreto a voces es que hoy en día no hace falta mudarse de país para tener ventas internacionales, así que hay que saber aprovechar las herramientas que se nos brindan. Económicamente, no hay duda de que estamos en una situación muy difícil, pero llevamos en la sangre enfrentarnos a retos. Si tienes espíritu emprendedor, esta crisis te brinda la oportunidad de crear y vender nuevos productos con ventajas no existentes en otros países. Creo que vamos a sorprender. En cuanto a proyectos futuros, estoy en proceso de montar una empresa de desarrollo enfocada a smartphones. Ya tengo clientes para varios proyectos y también tengo en el "pipeline" 3 nuevos juegos. Eso sí, todo made in España.

Isabel: Te deseo mucha suerte en tus proyectos. ¿Me darías un adelanto? ¿Nombre de la app? ¿Características?

Joaquín: Mi favorito tiene abogados, tiros y mucho humor. Estad atentos a mi web. ¡Antes de verano podreis jugarlo!

1 comentario

Escribir un nuevo comentario:

  • Muy chula la entrevista. Voy a tener que hacer al final un curso para desarrollar aplicaciones, porque al paso que vamos, será la única salida.

Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. Más información

OK