Usamos cookies para mejorar la experiencia de usario en nuestro sitio web. Puedes encontrar más información sobre las cookies y revocar el uso de las mismas en cualquier momento a través del siguiente link: Política de privacidad.

3 min para leer 12 Comentarios

Apple y Samsung reciben la primera multa del mundo por obsolescencia programada

10 millones de euros de multa para Apple y 5 millones para Samsung. Así de contundente es la primera multa del mundo por obsolescencia programada. Italia ha sido el país pionero en condenar estas prácticas comerciales injustas al detectar que los dos gigantes tecnológicos incitaron a instalar actualizaciones de software en los smartphones de las marcas que provocaron la pérdida de eficiencia de los dispositivos. 

La Autoridad italiana garante de la competencia (AGCM), encargada de la investigación, ha determinado que Apple y Samsung "han llevado a cabo prácticas comerciales injustas por obligar a los consumidores a descargar algunas actualizaciones en sus teléfonos móviles que causaron graves disfunciones y redujeron significativamente su funcionamiento, acelerando así su sustitución por productos más recientes", según informan en un comunicado.

Esta sentencia sin precedentes obliga a ambas compañías a pagar sanciones millonarias tras este "engaño" que solo propicia la compra de smartphones más nuevos. Y es que tampoco se dio la opción a los usuarios de volver a la versión previa una vez la actualización dejó casi inservibles a sus dispositivos en cuanto a rendimiento y tras la pérdida de algunas capacidades.

androidpit galaxy note 4 vs iphone 6 plus 06
El Note 4 de Samsung y el iPhone 6 Plus son algunos de los dispositivos que han tenido este problema. / © AndroidPIT

Sanción mayor para los de Cupertino

Estas prácticas irresponsables comenzaron el 2016, cuando en mayo Samsung instó a los usuarios del Note 4 a instalar Android Marshmallow, que venía instalado de serie en su Note 7 que lanzaron ese mismo año, "sin informar de los fallos graves que podría suponer debido a las mayores exigencias sobre el hardware", como asegura el organismo italiano.

En septiembre de 2016 Apple hizo lo propio con sus iPhone 6, 6 Plus, 6s y 6s Plus, que al igual que el Note 4 salieron en 2014. Al instalar iOS 10 en sus dispositivos (el sistema operativo con el que salió el iPhone 7), éstos experimentaron muchos inconvenientes, como que los smartphones se apagaran de forma repentina. Apple no les informó tampoco de que el nuevo sistema demandaba mucha más energía. Lo peor es que para subsanarlo lanzaron una actualización en 2017 (iOS 10.2.1) "sin advertir, sin embargo, que su instalación podía reducir la velocidad de respuesta y la funcionalidad de los dispositivos". Vamos, que encima fue a peor...

Los 5 millones de diferencia en la multa se deben a que, además, Apple no informó correctamente a sus usuarios sobre el deterioro de las baterías de litio de sus smartphones que también provocaba la actualización de software. Problemas en la casa de la manzana. Y es que el gigante americano también está siendo investigado en Francia por un asunto similar que tiene que ver con las baterías de sus iPhone más antiguos.

¿Supondrán estas multas un precedente? ¿Qué opinas de la obsolescencia programada? ¿Qué te parecen estas sanciones?

Vía: ediario.es Fuente: La Reppublica

12 Comentarios

Escribir un nuevo comentario:
Los cambios realizados se guardarán. No hay borradores guardados durante su edición

Artículos recomendados