Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación.

7 min para leer 38 veces compartido Sin comentarios

¿Coches sin conductor? He aquí los pros y contras

Cerrad los ojos e imaginad un mundo sin tráfico, no hay colas para encontrar una plaza de aparcamiento, hay menos coches, menos ruido en la calle y menos accidentes. Volved a abrirlos dentro de unos veinte años y, tal vez, todo esto sea realidad. Los vehículos sin conductor podrían aportar una serie de beneficios que, por ahora, sólo podemos imaginar. Pero, como siempre, existe también la otra cara de la moneda. Aquí tenéis algunos puntos negativos y positivos de esta nueva tecnología que conducirá nuestras vidas.

Contra (¿una pared?)

Como siempre, es mejor empezar con la parte más incómoda o, si preferís, por el plato menos apetitoso. Los aspectos negativos de los coches sin conductor son varios, aunque bien es cierto que algunos de ellos, con el estudio y la experiencia, podrían desaparecer en unos años.

golden gate traffic My Jgwtu
¿Os fiáis más de vuestra forma de conducir o de la de un aparato electrónico? / © GraphicStock

Precio desorbitante

Partamos de lo que a menudo determina nuestras elecciones: el precio. Los coches robot serán como lo que fue la televisión en los 50 en España: un bien al alcance de unos pocos. La alta tecnología implementada se verá reflejada en el coste: se prevé que el precio pueda estar en un rango que varíe entre los 70 y los 100 mil dólares. Pero, como casi todas las cosas caras, tarde o temprano el precio bajará y también habrá que tener en cuenta el ahorro que proporciona un menor consumo de combustible, más tiempo disponible para hacer otras cosas, menos accidentes... (pero sobre esto hablaremos dentro de un momento).

¿Auto-control o control del auto?

Pasemos ahora al argumento que daba título a esta sección: ¿realmente podríamos chocarnos contra una pared? Estos coches ¿serán capaces de tener el máximo control siempre? Al parecer, en condiciones climáticas desfavorables podrían tener problemas.

La lluvia, de hecho, podría interferir con los sensores montados en el techo del vehículo, mientras que la nieve volvería ciegas las videocámaras y fotocámaras dispuestas en el vehículo. Cuando en 2015 Delphi logró que su propio Audi SQ5 recorriera una distancia de 3.500 millas a través de los Estados Unidos, se encontraron problemas cuando los carriles no estaban bien marcados o cuando había obras en la calzada. Además, las cámaras de a bordo al caer el sol no siempre funcionaban como un reloj suizo.

a pretty young business woman hails a taxi cab in the city graphic stock
¿Desaparecerá el clásico gesto para parar un taxi en la calle? / © GraphicStock

Menos conductores, menos trabajo

Cuando se habla de robots suele surgir el incómodo problema de la sustitución del trabajo humano. ¿Qué pasará con los conductores de taxi, uberistas (por usar un término recién acuñado), conductores de camiones y acompañantes? En la segunda mitad de 2016 Uber comenzó a probar su servicio de taxi sin conductor por primera vez en Los Ángeles y luego en Texas; mientras, Waymo, una empresa relacionada, realizó el primer transporte pesado con un camión auto conducido. La misma Waymo, compañía satélite de Google, está trabajando con Fiat-FCA para realizar un servicio de coche compartido no tripulado.

Aquí se puede ver un mapa en el que se pone de relieve cuál es la profesión más común en cada estado de los Estados Unidos. La de transportista es la más extendida en más de 10 países y da trabajo a alrededor de 3,5 millones de personas. Pero ya hace tiempo hay que inventar nuevos puestos de trabajo para que los cerebros tech no pongan de patitas en la calle a muchas de ellas.

Piloto Hackeado

Entre los riesgos debemos incluir también lo que actualmente atormenta al mundo de la electrónica: los ataques de los hackers y la protección de la privacidad. Hace un par de días leíamos la noticia del hackeo de las puertas de las habitaciones de un hotel en Austria. Para abrirlas, un email en el que se reclamaban hasta 1800 euros, a pagar en los irrastreables Bitcoin. Así que ahora la alerta ya no es únicamente para cuentas de correo electrónico, teléfonos y ordenadores, ya que el hackeo puede afectar a cualquier cosa, y por lo tanto también a las empresas lanzadas a la carrera de los coches que se conducen solos.

Desde el punto de vista de la privacidad, sin duda estaremos mucho más monitorizados que ahora porque el software de los coches registrará cada uno de nuestros movimientos, paradas, tiempo de descanso y, por supuesto, ubicación. Aún más, creo que en los próximos años este seguimiento continuo será todavía más intrusivo de lo que ya es, y por eso, tal vez, el del coche no será más que un control más y no le haremos mucho caso.  

Pro (activos para hacer otra cosa)

Está bien. Después de la sopa, vayamos ahora por el postre. La primera cosa que viene a la mente cuando se piensa en un coche, ¿qué es? Estrés, tráfico, aparcamiento, y sobre todo en las grandes ciudades. El coche sin conductor podría librarnos de todos estos problemas.

Uber car San francisco
¡Los vehículos no tripulados podrían desembarazarnos del estrés, el tráfico y el aparcamiento! / © UBER

Menos tráfico

El cerebro humano tiene tiempos de reacción mucho más lentos que los sistemas electrónicos. Esto quiere decir que los límites de velocidad y la distancia de seguridad pueden subir y bajar, respectivamente. Sí, habéis leído bien. Conducir hoy a 100 km/h con una distancia de seguridad de un metro sería una locura, pero mañana podría ser la fórmula ganadora para reducir el tráfico con total seguridad.

El razonamiento básico es el mismo por el que en las autopistas alemanas no existen límites de velocidad: las carreteras son más seguras, y por eso se puede ir más rápido. Un video de CGP Grey, conocido educador de YouTube, nos explica mejor las causas y las soluciones para el tráfico urbano.

Menos combustible, más verde

Ya se sabe, un ritmo más calibrado conlleva un consumo más reducido de carburante. Cada vez que aceleramos, frenamos repentinamente presas del nerviosismo o vamos a toda máquina para llegar antes, usamos (y desperdiciamos) mucho más combustible del necesario.

El factor humano, si se pone a un lado, permitiría una mejor utilización de los recursos disponibles. Las máquinas robot, según una investigación de la  Civil and Environmental Engineering de la Universidad de Washington, podrían reducir el consumo de combustible entre el 4% y el 25%.

Google WAYMO fleet2
El 81% de los accidentes de tráfico están causados ​​por errores humanos. ¿Estáis dispuestos a cambiar? / © AndroidPIT

En este punto, se me ocurre una pregunta: ¿pero todos estos coches sin conductor, innovadores y del futuro, no son eléctricos? La respuesta es que sí, lo serán, pero sólo en un futuro lejano. Los de un futuro próximo seguirán confiando en el combustible. En cierto sentido, estos coches podrían seguir la tendencia de los actuales: un motor de gas que pasará a ser híbrido y después sólo eléctrico.

Menos accidentes

Una investigación realizada por la American and British roadway ha demostrado que el 81% de los accidentes de tráfico están causados ​​por un error humano. Pero nos surge la pregunta: ¿estamos seguros de que los errores tecnológicos no serán similares a los de los humanos? En un test realizado en apoyo a esta investigación se ha demostrado que los coches sin conductor desplegados por Google han conseguido recorrer 700 mil kilómetros sin accidentes. ¿Es suficiente este dato?

Conclusiones

Entre las desventajas, personalmente me gustaría añadir también la del libre albedrío. Una vez que entremos en el coche casi no tendremos ningún control sobre el vehículo. Decidir si queremos conducir de un modo más deportivo, o más relajado o incluso personalizado, haciendo un juego de marchas en una calle con curvas, no será posible, pero nadie dice que será siempre así. Google también está trabajando sobre  este punto, tratando de hacer que el coche sin conductor sea más “agresivo", un poco como podría serlo un ser humano, para integrarse en el tráfico o culebrear en un atasco.

Businnes Insider dijo que en 2020 habrá cerca de 10 millones de vehículos no tripulados. Dando por buena esta cifra, ¿deberíamos sorprendernos? Para entender esto hay que relacionarlo con el número de vehículos que hay en el mundo: mil doscientos millones de unidades (en 2010 habían sobrepasado los 9 ceros). En España hay más de 27 millones de vehículos, casi 473 automóviles por cada 1000 habitantes. Así que esos 10 millones de unidades no son tan importantes, aunque siguen siendo un óptimo punto de partida.

38 veces compartido

Sin comentarios

Escribir un nuevo comentario:

Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. Más información