Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación.

5 min para leer 37 veces compartido 9 Comentarios

Cómo serán las baterías del futuro

La autonomía de nuestros dispositivos inteligentes nos importa, y mucho. Es uno de las primeros aspectos en los que me fijo a la hora de comprar cualquier aparato. Los fabricantes son conscientes de ello y ponen toda su energía, a veces demasiada si pensamos en el Note7, en ofrecer mejoras en el ámbito. Asistimos a un momento repleto de nuevos usos y nuevas investigaciones. ¿Cómo será la batería del futuro? ¿Qué podemos esperar? 

Todo el mundo quiere más poder en sus baterías. Los smartphones necesitan una fuente de energía casi diaria y los ordenadores portátiles casi constante. Esto influye en nuestra independencia o a la hora de planificar nuestro día. La búsqueda de un buen sitio con enchufe cerca en la cafetería de turno o saber que solo puedo utilizar el ordenador dos hora si decido trabajar en el parque son constantes en mi vida.

También encontramos cierto paralelismo con los vehículos eléctricos. Los conductores deben planificar cuidadosamente sus rutas para evitar quedar atrapados lejos de una estación de carga. 

Hay muchísimo potencial en la investigación en el campo de las baterías. Una buena fórmula revolucionaria puede sacudir a la gente en el futuro. Algo parecido experimentamos con la llegada de las batería de iones de litio. Llegaron a principios de los 90 y cambiaron la forma que tenía la gente de comunicarse. Además, nos permitieron dotar a smartphones de cámaras e internet.  

Empresas de tecnología, así como los fabricantes de coches llevan años intentando dar con la mejor y la más revolucionaria nueva tecnología de batería. Básicamente lo que se pretende es tener una batería más potente, más autonomía y que sea, por supuesto, barata. Todo esto sin olvidar la seguridad y un proceso fácil de carga.

Baterías que rechazan la combustión

Uno de los mayores peligros de las baterías de litio es el riesgo a que nuestro teléfono salga ardiendo. Supongo que a todos se nos ha venido a la mente el Galaxy Note7. Un pequeño fallo de cálculo en el diseño puede hacer que nuestro smartphone sea tan peligroso que llegue a ser prohibido en los aeropuertos. 

NOTE7QUEIMADODEF
Samsung Galaxy Note7 calcinado. / © Imgur.com/user/crushader

De ahí que la Universidad de Stanford haya publicado un artículo en la revista Science Advances donde explican el descubrimiento de una nueva batería de iones de litio con propiedades ignífugas en el caso de que el smartphone alcance temperaturas superiores a los 150 grados. 

Nuevos materiales y nuevos diseños

Las baterías de iones se van quedando un poco limitadas si pensamos en los coches eléctricos, por ejemplo. Por eso, las investigaciones en este campo también se centran en la búsqueda de nuevos materiales como el sulfuro y el magnesio, que pueden ofrecer una energía más eficiente y durante más tiempo. 

En los coches eléctricos las baterías de sulfuro son la nueva esperanza. El material es barato, muy ligero y también nos asegura más capacidad en menos espacio. El futuro apuesta por ir sustituyendo los motores de gasolina por motores eléctricos, incluso en aviones. 

AndroidPIT Smartphone Overheating 2614
¡Atención! Se está investigando. / © AndroidPIT

En cuanto a nuestro teléfonos, el grafeno puede ser la gran promesa. La Universidad de Florida ha hecho un estudio en el que demuestra que este material permite un nuevo diseño en las baterías consiguiendo que una batería más fina pueda almacenar mayor cantidad de energía e, incluso, mantenerse como el primer día después de 30 mil ciclos de carga. Los investigadores sostienen que no solo será capaz de cargar tu smartphone en segundos, sino que también garantiza una semana de autonomía. 

Más eficiencia y carga más rápido

El ámbito de la telefonía móvil está abriendo horizontes y creciendo a gran velocidad. Ya todos sabemos que a parte de llamadas y mensajes, nuestro teléfono nos permite navegar por internet o hacer fotos. Ahora el futuro está en otras nuevas capacidades como la realidad virtual o el internet de las cosas. 

La regla de tres es sencilla: más posibilidades, más energía. A estar alturas no solo importa la batería, sino que entran en el juego los procesadores. La conocida firma Qualcomm es consciente de esto y por eso su Snapdragon 835 ha sido creado para mejorar la vida de la batería y prometer una mejor experiencia de realidad virtual.

Además, el procesador Snapdragon 835 consume un 25% menos, lo que equivale a 2.5 horas más de uso. Su Quick Charge 4.0 es también compatible con el USB Tipo C asegura 5 horas de uso con tan solo 5 minutos de carga. 

Muy bonito todo, pero ¿para cuándo?

Esa es la gran pregunta. Este ámbito nos va a proporcionar muchos titulares durante este año. Seguramente a finales del mismo veamos como muchos científicos nos muestran centenares de prototipos de baterías con potencial para su comercialización. Muchos de ellos no llegarán a nosotros hasta dentro de 5 o 10 años. 

Está claro, amigos, que la tecnología más segura e igualmente eficiente está por llegar. Solo tendremos que esperar sentados, ojenado nuestro smartphone o viendo alguna serie con nuestro ordenador, eso sí, conectados a una fuente de energía. 

37 veces compartido

9 Comentarios

Escribir un nuevo comentario:

  • Nelson Hace 10 meses Link al comentario

    Excelente artículo Isabel. Espero que pronto pueda estar a nuestra disposición ese tipo de baterías sin tener que esperar diez años. Al menos para el 2020. Un saludo!


    •   38

      Hola Nelson
      Me temo que van a necesitar mucho tiempo para investigar, pero seremos positivos pensando que no tardarán en exceso. Un saludo
      Una Donostiarra 😉


  • Batería de una semana como lo que duraban los Nokia 1100, y carga rápida completa en media hora y ese será sin lugar a dudas el smartphone de los sueños. No falta mucho.....


  • Pienso que en un futuro las baterías no pesaran casi nada y tendrán gran capacidad por lo menos 3.000 mAh, he usado un LG de 4 pulgadas este pesaba 115gr era muy ligero 1.700mAh, Actualmente uso un Zte 4 pulgadas 170gr de 1.700mAh y pesa demasiado como un celular de 5.5 pulgadas y 3.000 mAh.


  • Xabin Hace 10 meses Link al comentario

    Se supone que de aquí a poco tiempo veremos baterías que ocuparán el espacio que ocupa una moneda y que otorgaran una autonomía de varios días.
    La investigación y el desarrollo en ese sentido van a un alto ritmo


  •   38

    Hola Isabel
    De momento tienen que empezar por usar el Qualcomm 835 tanto para la batería como para el móvil.

    Aparte del Grafeno están los nanotubos de Carbono y los de Columbio. Siendo estos últimos mas baratos que podrían usar para que estas sean más rápidas.

    Lo que tienen que hacer es investigar más . Un saludo amiga
    Una Donostiarra 😉


  • Ya teníamos relojes automáticos que se cargaban con el movimiento o las dinamos de la bicicletas, ¿algo parecido?. ;-) Saludos.


    •   38

      Hola Ramón
      Sería fabuloso que pudieran cargarse con nuestra propia energía. Un saludo
      Una Donostiarra 😉


  • Hay muchos futuros planes para los móviles, y creo que si en realidad quieren sacarlos de este estancamiento, deberán empezar por algo tan básico como la batería.

    Los móviles cada vez son más bestiales y potentes, pero el problema siempre es el mismo, la batería.

Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. Más información