Usamos cookies para mejorar la experiencia de usario en nuestro sitio web. Puedes encontrar más información sobre las cookies y revocar el uso de las mismas en cualquier momento a través del siguiente link: Política de privacidad.

7 min para leer 1 comentario

El millonario juego de la inteligencia artificial: el que se detiene, pierde

La inteligencia artificial es una de las tecnologías clave del siglo XXI, y el desarrollo avanza a un ritmo rápido, a menudo demasiado rápido para los estados y gobiernos del mundo. Las medidas actuales adoptadas por los países europeos muestran lo difícil que es seguirle el ritmo a la industria de la IA.

La canciller Angela Markel ha reconocido que Alemania tiene que invertir para mantenerse al día con el desarrollo de la IA. Junto con el vicecanciller Olaf Scholz, anunció el siguiente plan: se asignarán 3.000 millones de euros a la inteligencia artificial para 2025, y se crearán 100 cátedras sobre IA en las universidades para reforzar la investigación. Merkel espera que los estados federales y la industria hagan más inversiones en este área. Una cantidad de 3.000 millones de euros parece mucho, pero en comparación con las sumas que las grandes empresas están invirtiendo, no es tan impresionante para un país con el poder económico de Alemania.

En el periódico alemán FAZ (Frankfurter Allgemeine Zeitung), se cita a Merkel diciendo: "Alemania no es el líder mundial, quizás lo sea en algunas áreas, pero de ninguna manera en todas". El concepto Made in Germany también debería convertirse en una marca registrada de la IA. A cambio, el gobierno federal invertirá mucho dinero en la expansión de la infraestructura digital y en la formación de los empleados. Sin embargo, esta nueva perspectiva llega muy tarde.

El dinero no lo es todo

No todo se puede resolver con dinero, y Francia es un buen ejemplo. En una entrevista con Wired, el presidente Macron anunció inversiones de 1.500 millones de euros en investigación sobre IA hasta 2022, que ubica al país un nivel tan bajo como el de Alemania. Sin embargo, cada vez más empresas e institutos se instalan en la capital francesa, París, y sus alrededores. Facebook, Google, Samsung, IBM, Fujitsu... Todos ellos han hecho de París su capital de investigación en Europa en los últimos años. Microsoft ha abierto la "Escuela de Inteligencia Artificial" en la metrópoli del Sena, una nueva institución completamente dedicada a este tema.

Facebook 08
Facebook también investiga sobre IA. / © TY Lim/Shutterstock

Esto no solo se debe a las inversiones anunciadas por el gobierno, sino también a otros factores decisivos. En Facebook, por ejemplo, muchos franceses trabajan en posiciones de liderazgo en el desarrollo de la IA, algo que supuso un impulso para la elección de la sede europea. Además, el gobierno francés se subió al tren de la inteligencia artificial desde el principio, y por lo tanto ha ganado cierta ventaja.

Sin embargo, si se observa el mercado mundial, queda claro lo pequeñas que son en realidad estas inversiones. Los expertos de McKinsey esperan un volumen de 115.000 millones de euros para 2025 y un aumento anual del 25%. En 2030, la industria china quiere ganar el equivalente a 126.000 millones de euros anuales a través de la inteligencia artificial.

Los estados reaccionan con lentitud

Estas cifras dejan claro lo difícil que es para los estados mantener la situación bajo control, incluso ahora. Hasta las grandes empresas son mucho más flexibles a la hora de adaptarse a las nuevas tecnologías, y también tienen menos cosas a tener en cuenta. El hecho de que empresas como la matriz de Google, Alphabet, ya estén creando sus propias directrices para la investigación y el desarrollo de la IA, mientras que Alemania sigue considerando quién debería ocupar las 100 cátedras previstas, demuestra hasta qué punto se extiende la brecha.

La situación en China es muy diferente, como muestra un reciente análisis del periódico Handelsblatt: las empresas tecnológicas chinas, en gran medida desapercibidas por el público occidental, se han acercado enormemente a sus competidores de la costa oeste de los Estados Unidos, y han relegado a los europeos al tercer puesto. Todavía, casi nadie conoce al desarrollador de espejos inteligentes iCarbonX. Otros proveedores como Alibaba, Baidu y Tencent ya son más conocidos. La conclusión es muy clara: todos están en una carrera contra los demás y contra sus competidores globales: Quien fije el estándar de la inteligencia artificial, controlará la base de la economía del futuro.

En China, el gigante de la tecnología Alibaba es uno de los grandes actores en el campo de la inteligencia artificial, y en una entrevista, Min Wanli, el principal científico de datos de Alibaba, nos da una visión de la fuerza con la que se centra la IA. En este ámbito, las empresas chinas ven la oportunidad de asumir el liderazgo mundial a pesar de que los EE.UU. siguen siendo líderes en investigación.

China no pierde el tiempo

Una pequeña indirecta a Google, que se jacta de Alpha Go por haber derrotado a un jugador humano de Go, usando la inteligencia artificial. Min Wanli dice: "Hay compañías que invierten tiempo en juegos de mesa. Nosotros hacemos que las ambulancias vayan más rápido". De hecho, en las pruebas de modelos en China, las ambulancias viajan mucho más rápido que antes gracias a un control de tráfico inteligente y dinámico. Sin embargo, Wanli prevé que Tesla seguirá estando claramente por delante de la competencia en el desarrollo del vehículo completamente autónomo.

Microsoft también trabaja de forma activa en el campo de la IA, y suele hacer especial énfasis en qué tipo de ayuda debe proporcionar esta tecnología. En una entrevista con Wired, el director ejecutivo Satya Nadella destaca lo mucho que la inteligencia artificial puede ayudar a personas con discapacidades. La inclusión es un tema importante para Microsoft, también en el sector de los juegos con un controlador especial. Con el proyecto "AI for Humanitarian Action", Microsoft se ha fijado una serie de objetivos en los que realizar mejoras con IA, incluyendo la ayuda a niños y refugiados. Solo este proyecto tiene un valor de 40 millones de dólares y apenas representa una fracción de la inversión total en IA de Microsoft.

El hecho de que las grandes empresas se dediquen al desarrollo de la IA en diversas áreas es un hecho positivo. Sin embargo, es enormemente importante que los gobiernos no se dejen avasallar. Después de todo, la inteligencia artificial no sólo ofrece oportunidades, sino también muchos riesgos. Cuando hasta los optimistas de la tecnología, como Elon Musk, que desde hace mucho tiempo tiene la mirada puesta en los viajes a Marte, advierten sobre los peligros de la IA, es aún más importante que la regulación estatal establezca límites.

elon musk bei der
Elon Musk es uno de los escépticos de la inteligencia artificial. / © AFP

"Debemos tener mucho cuidado"

Hablando con Kara Swisher de Recode, Musk dijo recientemente: "Puesto que es probable que la IA se vuelva mucho más inteligente que el ser humano, la proporción de inteligencia relativa es similar, posiblemente mayor, a la que existe entre una persona y un gato. Creo que debemos ser muy cautelosos a la hora de seguir desarrollando la IA". Otros expertos también advierten al respecto, incluso Stephen Hawking que ya advirtió de ésto. Para que el desarrollo avance en una dirección razonablemente significativa y segura, los gobiernos y las instituciones estatales deben tomar la iniciativa, no solo observar.

Pero tampoco hay que ser tan pesimistas cuando observamos la situación en Europa. Las oportunidades de involucrarse en la investigación de la IA y en las industrias relacionadas (y además ganar un buen dinero) están ahí, y son muchas. Pero el tiempo disponible para asegurar un papel de liderazgo en el área se está reduciendo. Europa tendrá que esforzarse para seguir el ritmo de los Estados Unidos y, sobre todo, de China.

¿Adónde creéis que nos llevará el desarrollo de la inteligencia artificial? ¡Comentarios bienvenidos!

1 comentario

Escribir un nuevo comentario:
Los cambios realizados se guardarán. No hay borradores guardados durante su edición

  • Yo creo que los gobiernos deben de inmiscuirse más en éste tema, de esa forma podrán entender un poco más, lo suficiente para saber quienes son los actores expertos en materia que puedan ayudar a establecer las regulaciones para la IA, adicional, creo que en éste punto es donde TODOS los gobiernos deberían trabajar en conjunto para que el progreso de las nuevas regulaciones operen a nivel global, que no cambien tanto de un país a otro.

Artículos recomendados