Usamos cookies para mejorar la experiencia de usario en nuestro sitio web. Puedes encontrar más información sobre las cookies y revocar el uso de las mismas en cualquier momento a través del siguiente link: Política de privacidad.

5 min para leer 1 comentario

OnePlus vs Honor: Carl Pei gana sobre el escenario

Londres, 16 de mayo. OnePlus oficializa su OnePlus 6 y lo muestra a los mismos periodistas que, 24 horas antes, estaban sentados frente a George Zhao en el lanzamiento del Honor 10. Dos compañías chinas relativamente pequeñas llegan a la capital inglesa el mismo día para formalizar sus dispositivos: el desafío entre ambos comienza en el escenario durante los dos eventos de lanzamiento.

Los puntos comunes entre Honor y OnePlus

Honor y OnePlus tienen varios aspectos en común: ambas son compañías chinas, se centran en la comunidad de fans, han presentado hace relativamente poco dos dispositivos de alta gama con precios competitivos y, para hacerlo, eligieron Londres como sede del evento. Para el lugar de presentación, Honor optó por el más antiguo Old Billingsgate y OnePlus por el Copper Box Arena.

Dos áreas diferentes de la ciudad, lejos una de otra (¡al menos eso!). Pero el público era casi el mismo: periodistas de diferentes partes del mundo, youtubers, influencers y verdaderos fans de la marca. Todos sentados a la sombra frente a dos pantallas gigantes esperando a ver si los dos dispositivos, que en realidad ya son conocidos por los rumores, desvelarán alguna sorpresa.

¿Qué sucedió sobre el escenario?

Nada sorprendente, puesto que ya sabíamos todo del Honor 10 y OnePlus 6. Por supuesto, no es solo culpa de las marcas si ahora llegamos a los eventos con especificaciones e imágenes de los dispositivos, pero sí es cierto que esto quita emoción al asunto.

Carl Pei intentó emocionar al anticipar que se subirían dos dispositivos al escenario. Además del OnePlus 6, el fabricante también presentó unos auriculares Bullet Wireless que recuerdan a los Beats X de Apple y prometen un sonido de alta calidad a un precio de 69 euros. El comienzo del discurso de George Zhao, CEO de Honor, y Carl Pei, cofundador de OnePlus, fue bastante similar: el pasado de la compañía y cifras de márketing.

Zhao nos contó sobre el crecimiento logrado por Honor de un 200% en el Reino Unido durante el primer trimestre de 2018 (de ahí la decisión de Londres como sede del evento), los éxitos en Rusia (tercera marca), en India (quinta en cuota de mercado) y en China (donde ocupa el primer lugar).

Carl Pei se centró en el año 2017, un año de oro para la marca que vendió 7.000 OnePlus 5 por minuto y que, seis meses después, ha seguido reportando buenos resultados con su sucesor, el OnePlus 5T. Tras esta información ambos aprovecharon para agradecer a usuarios y fans.

El CEO de Honor, sin embargo, se tomó un poco más de tiempo para hablar sobre el Honor 10, para ser precisos, el evento duró una hora y diez minutos, en comparación con los 45 minutos del evento de OnePlus. Entiendo que es importante mostrar los cambios actuales, así como explicar por qué la decisión de integrar algunas características y la forma en que ha sido posible realizarlo. En este tipo de eventos también hay tiempo para invitados como Pierre Francois Dubois, que habló sobre el diseño del Honor 10, aunque puede que la presencia de Sally Balcombe, CEO de VisitBritain y VisitEngland fuera demasiado, ¿verdad?

Carl Pei, con un aspecto más informal, después de presentar los auriculares Bluetooth, mostró sin demasiadas vueltas la hoja de datos del OnePlus 6 y presentó sus características. Ningún invitado en el escenario, ninguna comparación con la competencia, respetando así lo que OnePlus ha estado diciendo por algún tiempo, "el verdadero desafío es con nosotros mismos, no con los demás". Y fue esta simplicidad, en mi opinión, la que hizo que el evento fuera más agradable.

Una comunidad muy ruidosa la de OnePlus

OnePlus permitió que 1.000 fans participaran en el evento de lanzamiento del OnePlus 6. La comunidad siempre ha sido la pieza central de la marca y durante el evento los fans se hicieron sentir. El entusiasmo de la comunidad se percibió claramente, en los aplausos y en los ruidosos comentarios que ocasionalmente dirigieron a Carl Pei.

La marca puso a disposición de sus fans una parte de la sala donde, después de la presentación, pudieron probar los productos acompañado por un DJ en el fondo. Quizás incluso un poco para compensar las promesas no cumplidas en los últimos meses, OnePlus ha cuidado mucho a sus admiradores y el mismo Carl Pei fue personalmente a agradecer a sus fans. Honor también se centra en la comunidad y sus seguidores están presentes en el evento, aunque en menor cantidad y sin duda de manera más apacible. ¿Tendrán miedo de George Zhao?

Las marcas deberían adaptar sus eventos

El escenario de OnePlus fue más convincente, más emocionante. Sin embargo, los números de Honor hablan por sí mismos: el Honor 10 ya se ha vendido en varios mercados europeos. Sin duda, este smartphone convence tanto por su lado estético como por el técnico, y el precio es excelente.

Aquellos que sigan a OnePlus probablemente irán directamente al OnePlus 6, pero puede que algunos usuarios migren a su compatriota para ahorrarse más de 100 euros. No pocos. Centrándose en el mercado español, la presencia de Honor es sin duda mayor y la disponibilidad del dispositivo incluso en tiendas físicas solo puede impulsar las ventas.

El hecho es que, en mi opinión, las marcas deberían cambiar la forma en que manejan los eventos de lanzamiento. La prensa y los usuarios llegan al día de la presentación con datos técnicos, imágenes y vídeos. Por tanto, ¿qué queda por descubrir? Es difícil entusiasmarse, incluso si estás frente a buenos dispositivos.

¿Cuál de las dos marcas te convenció más en el escenario? ¿Sueles seguir los eventos de lanzamiento en livestream o los consideras demasiado aburridos?

 

1 comentario

Escribir un nuevo comentario:
Los cambios realizados se guardarán. No hay borradores guardados durante su edición

Artículos recomendados