Usamos cookies para mejorar la experiencia de usario en nuestro sitio web. Puedes encontrar más información sobre las cookies y revocar el uso de las mismas en cualquier momento a través del siguiente link: Política de privacidad.

GAFA Tax: ¿cómo obligar a los gigantes de la web a pagar sus impuestos?

GAFA Tax: ¿cómo obligar a los gigantes de la web a pagar sus impuestos?

Al igual que los pequeños contribuyentes, a las grandes corporaciones no les gusta pagar sus impuestos. Por otro lado, es más fácil para ellos pagar menos a través de un sistema de optimización fiscal, es decir, la evasión fiscal totalmente legal. Los gigantes de la web son verdaderos profesionales en este campo y Francia, así como también muchos otros países están buscando una solución para poner obstáculos en su camino y obligarles a pagar (todos) sus impuestos.

Los gigantes de la web ganan sumas considerables de dinero pero son reacios a pasar por caja. Es humano, pero sobre todo es un problema y a los países no les gusta ver pasar ante sus narices tanto dinero imponible. Mientras que 127 países miembros de la OCDE han acordado cambiar el sistema tributario para las empresas digitales, hay mucho menos acuerdo sobre cómo proceder.

tax time
A nadie le gusta pagar sus impuestos, pero cuando se trata de pagarlos, ¡tienes que hacerlo! © Shutterstock

En los Estados Unidos, cuna de estas grandes empresas, la solución es simple: todas las empresas internacionales que utilizan (o abusan) de optimización fiscal serán penalizadas cuando "transfieran activos intangibles - patentes, propiedad intelectual, patentes, software, algoritmos - de los que derivan ingresos a países con bajos impuestos". La atención se centra en Irlanda, donde varias grandes empresas se han refugiado para optimizar su fiscalidad.

Europa ve las cosas de forma diferente: los impuestos se aplicarían directamente al volumen de negocios de estos gigantes digitales, lo que, por supuesto, no complace a los Estados Unidos. Inglaterra, por otra parte, sólo gravaría los flujos de datos.

La cuestión es cómo proceder con la fiscalidad a partir de ahora: ¿debería gravarse el lugar donde se realizan las ventas o, al menos, la actividad del grupo? A priori, esta hipótesis sería preferible, sobre todo en la India y China, pero sin embargo plantea un problema: cuando las ventas se realizan principalmente en el extranjero, esto puede representar una pérdida de ingresos. Esto es particularmente aterrador para Alemania, que tiene buenos ingresos por la venta de automóviles en el extranjero. ¿Su solución? Proponer un tipo impositivo entre el 7% y el 20%. En resumen, que todas las partes se pongan de acuerdo.

Fuente: Les Echos

Artículos recomendados

Sin comentarios

Escribir un nuevo comentario:
Los cambios realizados se guardarán. No hay borradores guardados durante su edición
Escribir un nuevo comentario:
Los cambios realizados se guardarán. No hay borradores guardados durante su edición