Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación.

3 min para leer 3 Comentarios

¿Qué podemos esperar del tan mencionado Galaxy X plegable de Samsung?

Todo comenzó entre finales de 2012 y principios de 2013, cuando Samsung dejó ver sus deseos de sacar al mercado un móvil que fuera flexible físicamente. Los primeros prototipos de la compañía surcoreana fueron un gran atractivo en las ferias tecnológicas de ese periodo. La apuesta eran smartphones inteligentes con pantallas OLED, capaces de doblarse, enrollarse y ser portátiles.

Durante poco menos de seis años los rumores de que Samsung mostraría finalmente su móvil plegable se quedaron ahí, en meros cotilleos, aparentemente hasta ahora, cuando durante CES 2018, Koh Dong-Jin, director ejecutivo del conglomerado asiático, expresó los planes de lanzar pronto el primer smartphone con pantalla plegable de la marca.

Diversos analistas y medios de comunicación creen que el Samsung Galaxy X, supuesto nombre del tan esperado smartphone, saldría a la venta en el último trimestre de este año o el primero de 2019. A esta conclusión se ha llegado después de que, en una conferencia entre accionistas realizada por Samsung, el pasado 31 de enero, dijeran: “en 2018 seguiremos esforzándonos por diferenciar nuestros smartphones mediante la adopción de tecnologías de vanguardia, como las pantallas OLED plegables".

Además, otro fuerte indicio del Galaxy X sería una filtración de la versión beta del framework de Android 8.0 para el Galaxy Note 8 en el que se muestra una lista de dispositivos Galaxy de 2018 no anunciados. En el listado resalta un nombre en clave que no ha sido identificado ni vinculado a ningún dispositivo anteriormente: “jackpot”, que viene en sus vertientes normal y plus.

¿Cómo sería el Galaxy X?

La respuesta más contundente sería que nadie sabe a ciencia cierta, con excepción de Samsung. Los rumores, que cada vez se hacen más fuertes y crecen como una bola de nieve, indican que el primer smartphone plegable de Samsung sería un móvil con una pantalla OLED flexible de 7,3 pulgadas que se plegaría en una tablet más grande.

Así luciría en líneas generales el Galaxy X, partiendo de un render de una patente que Samsung realizó en 2016.

sammobile samsung galaxy x
Aparente render del Galaxy X/ © Sammobile

La resolución de la pantalla sería 4K, que se mantendría independientemente del modo físico en que el dispositivo esté. Se cree también que tendrá un procesador Qualcomm de última tecnología (tal vez el Exynos 9810 o el Snapdragon 845), acompañado de 6 GB de RAM, y cámara dual en la parte trasera.

¿Te animarías a comprar un dispositivo plegable? ¿Te parece una innovación que marcará la pauta en el mercado de los móviles?

Vía: Korea Herald

23 veces compartido

3 Comentarios

Escribir un nuevo comentario:
Los cambios realizados se guardarán. No hay borradores guardados durante su edición

Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. Más información