Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación.

4 min para leer 39 veces compartido 1 comentario

Grafeno: el material del futuro para wearables e IoT

Lejos de los grandes pabellones del recinto ferial de Barcelona, donde pululan Samsung, Huawei y Sony, se encuentra el pabellón 8. En este lugar, la iniciativa de investigación sobre el grafeno, denominada Graphene Flagship, ha establecido un stand, entre otros, con numerosos proyectos, que giran en torno a los temas de los nuevos materiales, Internet of Things y los wearables. Y nos hemos pasado a echar un vistazo.

Graphene Flagship es una iniciativa de investigación de la UE, fundada en 2013, y dotada con un presupuesto de mil millones de euros. Apoya numerosos proyectos en torno al grafeno, un material prometedor, constituido exclusivamente de carbono. Hemos estado hablando sobre este tema con el profesor Frank Koppens, líder del grupo ICFO, que está trabajando en esta iniciativa.

¿Qué es el grafeno?

El grafeno se basa en el hecho de que alcanza una estructura óptima: los átomos de carbono se encuentran dispuestos en un plano hexagonal, formando así capas muy finas. Se trata de un material que es increíblemente ligero y fuerte a la vez, y que además es flexible y conductor.

Por lo tanto, es ideal para la fabricación de sensores que pueden ser incorporados en todos los materiales imaginables. Al mismo tiempo, el grafeno permite crear también pantallas flexibles o estructuras extremadamente resistentes, desde cascos de motocicleta, hasta ascensores que algún día transportarán satélites desde la superficie de la Tierra hasta el espacio.

El mayor problema del grafeno a día de hoy es que su producción a escala industrial todavía no es rentable.

Sensores en todas partes

Como hemos dicho: el grafeno no solo es extremadamente fuerte, sino que gracias a su conductividad puede incorporar funciones inteligentes. Un ejemplo de esto serían unos finos sensores que pueden adherirse fácilmente a la piel para monitorizar el ritmo cardíaco, la presión arterial o la saturación de oxígeno en sangre. En algún momento, la producción de estos sensores será muy barata y permitirá, por ejemplo, monitorizar en los países del tercer mundo las constantes vitales de los recién nacidos, o (si se utiliza a gran escala) ayudar a controlar epidemias.  

Al mismo tiempo, el grafeno hará, que algún día, la tecnología se integre perfectamente en nuestro entorno. Por lo tanto, se espera que este material sea un pilar fundamental en el futuro para el Internet de las cosas (que en inglés, con bastante acierto, se está denominando coloquialmente también como el «Internet of Everything», es decir el internet de todo). Nuestro mundo «despierta».

AndroidPIT graphene 6353
Las pantallas flexibles son una de las cosas en las que el grafeno jugará un papel importante en el futuro. / © AndroidPIT

Los smartphones desaparecen

Tarde o temprano, esta completa integración de la tecnología en nuestro entorno conseguirá que ya no necesitemos smartphones. Si somos capaces de interactuar directamente con casi todos los objetos de nuestro entorno, entonces el smartphone ya no será necesario como punto central o de control remoto de la tecnología.

Esta tendencia también se refleja en AndroidPIT: durante el primer fin de semana del MWC hemos informado sobre los temas más importantes relacionados con los smartphones. Sin embargo, durante la semana nos vamos a centrar en diferentes temas, desde Internet de las cosas y drones, pasando por el fitness y los wearables, hasta el Imaging y la realidad aumentada.

Libertad en lugar de control

Este año hemos hablado en Barcelona con muchas personalidades interesantes sobre el Internet de las cosas y sobre las posibilidades que nos traerá la tecnología en general en los próximos años. Además de los diversos problemas de seguridad que hemos discutido en profundidad en nuestro tema del martes, existe una opinión general al respecto que ha sido unánime.

Cuanto más dejemos que los wearables y otros sensores aprendan de nosotros y nuestro entorno, (y con ello saquemos nuestras conclusiones), más libertad nos dará la tecnología en última instancia. ¿Qué opináis sobre esto? ¿Estamos viendo todo esto muy «de color de rosa», o realmente el Internet de las cosas tiene un futuro tan increíblemente prometedor? ¡Espero con gran interés vuestras opiniones!

39 veces compartido

1 comentario

Escribir un nuevo comentario:

  • Llevo tanto tiempo escuchando las bondades de maravillas del grafeno sin haber visto nada físico que está empezando a parecerse a las leyendas del "enviado". el día que llegue vamos reventar de júbilo. Un saludo.

Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. Más información