Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación.

8 min para leer 25 veces compartido Sin comentarios

Configurar HTC Vive:¿Merece la pena el esfuerzo?

HTC ofrece con Vive una de los mejores soluciones para RV (realidad virtual), pero a la vez una de las más caras con sus 899 euros. Tenemos estas gafas de RV en la oficina y antes que nada nos hemos puesto manos a la obra con su instalación, o mejor dicho: nos hemos visto obligados. Porque configurarlas no es precisamente fácil. ¿Merece la pena el esfuerzo? Os vamos a mostrar a qué tenéis que prestar atención, con qué problemas os podéis encontrar y cómo podéis solucionarlos.

Configurar las HTC Vive puede ser realmente frustrante en ciertos casos. A diferencia de Daydream o las gafas tipo Cardboard, en este caso se necesita un poco de hardware y software, aunque por supuesto, estos nos van a acabar proporcionando una calidad muy superior. Durante la instalación también tuvimos nuestros problemas y nos encontramos con algunas dificultades. Para que vosotros os podáis evitar al menos un poco esa frustración y consigáis disfrutar antes de estas gafas de RV, os mostramos aquí los problemas con los que os podéis encontrar y las cosas a las que debéis que prestar atención. Con nuestros consejos para configurar las Vive empezaréis a disfrutar antes de la diversión de la realidad virtual, porque la recompensa a este es esfuerzo es impresionante.

AndroidPIT htc vive hands on 3675
La gafas de realidad virtual y sus correspondientes mandos. / © AndroidPIT

Configuración de HTC Vive: ¿Qué requisitos se deben cumplir?

El primer punto clave cae por su propio peso. Lógicamente necesitaréis antes que nada un PC potente con el que poder jugar con las Vive. Hay ciertos puntos aquí importantes, que sin embargo no son precisamente tan evidentes al principio. Por suerte, para nuestras pruebas con las Vive hemos recibido el correspondiente PC en formato de mochila. Gracias a una Nvidia GTX 1070, este PC está equipado con una tarjeta gráfica muy buena. Pero no solo la GPU tiene que ser buena, la CPU también tiene que estar a la altura. Antes de comprar hay que confirmar si el hardware va a ser adecuado para funcionar con las HTC Vive. En la página oficial podéis encontrar los requisitos mínimos y podéis también hacer la prueba directamente en vuestro PC.

Requisitos mínimos para HTC Vive

Componente Requisito mínimo
Procesador

Intel Core i5-4590, AMD FX 8350 o superior

Tarjeta gráfica

NVIDIA GeForce GTX 1060, AMD Raden RX 480 o superior

RAM

Mínimo 4 GB de RAM

Salida de vídeo

1 x conexión HDMI 1.4 o DisplayPort 1.2 o superior

USB

Puerto USB 2.0 o superior

Sistema operativo

Windows 7 SP1, Windows 8.1 o Windows 10

Nuestro PC de mochila para Vive tiene una debilidad, que también le ocurre a muchos ordenadores portátiles: el número de puertos no es especialmente elevado. Para usar unas HTC Vive hacen falta dos puertos HDMI (o un conector DisplayPort) y un puerto USB 2.0. Ya solo los conectores HDMI pueden convertirse en un problema. Nuestro PC solo tiene uno por desgracia, aunque cuenta con un conector DisplayPort al lado, el cual hemos empleado para conectar un monitor. Y lamentablemente justo eso puede ser uno de los problemas que nos encontremos: ambas pantallas, es decir, las HTC Vive y el monitor externo deben estar conectados directamente a la tarjeta gráfica, de lo contrario, puede ocurrir que Vive dé problemas. ¿Por qué ocurre esto? Buena pregunta, nosotros todavía no hemos encontrado la explicación.

Este problema hizo que las Vive no funcionaran de ninguna de las maneras al principio. Solo después de varias reinstalaciones y el cambio del puerto USB 2.0 a otro 3.0, conseguimos que las gafas mostraran una imagen. Desde hace tiempo se discute sobre este problema en varias plataformas, en Steam y Reddit, entre otras. Aquí podéis encontrar varias formas de solucionarlo. Por lo tanto, es posible que tardéis un poco hasta que las Vive os funcionen. Pero no os rindáis, ¡el esfuerzo vale la pena!

Configuración de HTC Vive: Proceso de instalación

Después de conectar todos los cables, la instalación del software se consigue bastante fácilmente y el software de HTC os guiará a través de todos los pasos importantes. A continuación, podéis encontrar la explicación a todos los componentes y las funciones importantes.

  • Headset: el headset son las gafas de realidad virtual que muestran el contenido de la propia RV.
    Estaciones base: se trata de dos sensores que recogen el campo de juego y los movimientos del headset y los mandos.

  • Mandos: los dos mandos se utilizan como unidades de control en el mundo de la RV. Dependiendo del juego, a veces se mostrarán y se utilizarán con bastante realismo como manos.
  • La conexión del hardware también es bastante fácil y rápida gracias al asistente. Se utilizan bastantes cables, pero rápidamente se sabe a dónde debe ir cada uno de ellos.

Para quien no esté muy metido en este mundo, se ve bastante gracioso, aunque uno se siente como el héroe más grande de todos los tiempos.

AndroidPIT htc vive hands on 3602
Ya está en marcha. / © AndroidPIT

Al configurarlas, se instala automáticamente la imprescindible aplicación SteamVR, mediante la cual podéis comprar e instalar juegos. En este punto, la verdad es que no suele haber problemas. Solo cuando hay que conectar y configurar el headset, pueden aparecer enseguida los mensajes de error. Steam ya está al tanto de estos y directamente ha preparado un sitio web con muy buena información, donde se explican los mensajes de error más comunes y sus soluciones. Este sitio también nos ha ayudado bastante en algún que otro problema. Además, podéis encontrar el manual de usuario en internet y en más de un momento os puede ayudar cuando estéis configurando las Vive.

Una vez esté todo instalado y el headset haya sido detectado correctamente, se debe calibrar la zona de juego. Aquí también HTC ha pensado en ello y ha incluido una buena, pero sobre todo divertida, animación. En esta aparece un hombrecillo que va saltando por la habitación y os muestra lo que tenéis que hacer exactamente. Después de esto ya está todo listo, ¡ya podéis empezar a utilizar vuestras HTC Vive!

Configuración de las HTC Vive: ¿Vale la pena todo este esfuerzo?

Así es que volvamos a la pregunta inicial: ¿vale la pena el esfuerzo? Solo puedo responder a esta pregunta con un rotundo "¡Sí!". ¡Y vaya que si vale la pena! ¡Ya en los primeros minutos de usarlas está claro que son muy divertidas! No me apetecía tener que esperar mucho tiempo para instalar un juego, así que empecé directamente con la demo de RV de Nvidia que viene preinstalada. En este juego estáis dentro de un circo y podéis completar varios minijuegos, como lanzar latas, tirar con arco y jugar al baloncesto. Los juegos no son muy complicados, pero son increíblemente divertidos. Está claro que son las sensaciones en los primeros minutos con unas gafas de RV, pero ya se muestra lo realmente interesante que es esta (todavía) nueva tecnología. Se pierde rápidamente la percepción del espacio que nos rodea y los ruidos de fuera molestan al principio, puesto que uno no se los espera (al principio utilicé el headset sin auriculares).

Ya los primeros minutos de las HTC Vive compensan las pesadas horas empleadas en poner a punto las Vive y la frustración inicial. Uno se olvida rápidamente de lo estresante que había sido conseguir que funcionen. Las Vive son todavía tan novedosas que uno queda sorprendido, incluso sin haberlas llegado a utilizar mucho rato. Muchos compañeros venían y preguntaban cuándo podían probar las gafas de realidad virtual.

AndroidPIT htc vive hands on 3658
Los mandos se convierten en manos, armas u otros elementos que se pueden tener en la mano. / © AndroidPIT

La primera impresión es muy buena, la calidad de la imagen es muchísimo mejor que en las gafas Daydream o Cardboard. Jugar con ellas es increíblemente divertido desde el primer minuto y el tiempo pasa volando con ellas. La propia experiencia de RV es genial, solo la parafernalia que se monta es un poco molesta a veces.

Sin embargo, nuestro sistema todavía no está funcionando al 100 %. De vez en cuando aparecen mensajes de error y los juegos no se inician o cierran correctamente. Todo da la sensación de ser todavía una versión "beta". Por supuesto, vamos a seguir jugando y viendo la configuración para que funcione sin el más mínimo error. En cualquier caso, todos estos problemillas y contratiempos no consiguen hacer que dejemos de estar deseando usar las gafas. No hay que rendirse, porque una vez que funcionan, son sencillamente divertidísimas.

En los próximos días y semanas vamos a probar las HTC Vive hasta la extenuación y, por supuesto, os mantendremos al tanto de nuestras impresiones, problemas y sorpresas. Estamos entusiasmados con estas pruebas. Al fin y al cabo, no todo el mundo puede jugar en la oficina, ¿verdad?

25 veces compartido

Sin comentarios

Escribir un nuevo comentario:

Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. Más información