Usamos cookies para mejorar la experiencia de usario en nuestro sitio web. Puedes encontrar más información sobre las cookies y revocar el uso de las mismas en cualquier momento a través del siguiente link: Política de privacidad.

Opinión 4 min para leer 6 Comentarios

Los niños y la tecnología: ¿los smartphones te vuelven estúpido?

"Si permitís a vuestros hijos en edad preescolar estar todo el tiempo tocando una pantalla, que no os sorprenda cuando terminen como personal de limpieza". La última frase pronunciada por el psicólogo Manfred Spitzer en una entrevista con el periódico alemán Welt resume todos sus pensamientos. Pero, ¿deberíamos realmente esconder nuestros smartphones cuando nuestros hijos están cerca?

En esta entrevista, Spitzer señala que, en su opinión, sería esencial prohibir completamente los smartphones en la escuela. "Los estudiantes se desempeñan mejor cuando se prohíben los smartphones", explica el psicólogo, refiriéndose a un estudio británico en el que se analizaron alrededor de 130.000 estudiantes. Los estudios del PISA realizados en los últimos años en Alemania también han demostrado que cuanto más invertimos en la digitalización de las escuelas, peor es el rendimiento de los estudiantes. Spitzer continúa: "Me opongo al hecho de que el gobierno esté gastando 5.000 millones de dólares bajo el Pacto para la Educación para una educación claramente peor, privando a los estados federados de su soberanía en materia de educación al pasarla a las empresas californianas, las más ricas del mundo".

De hecho, muchos estudios y neurólogos han demostrado que los libros ilustrados y la literatura estimulan la creatividad, el centro de idiomas y la parte visual del cerebro, algo que los vídeos y otros no pueden hacer. Además, hay enfermedades típicas de nuestra civilización como la miopía y las malformaciones posturales, que se propagan por el uso excesivo de los smartphones.

Spitzer se dirige a Asia: "En Corea del Sur, el país que produce más teléfonos del mundo, todos los niños y jóvenes tienen un smartphone, y el 95% son miopes. Se trata de una epidemia de discapacidad visual adquirida. Corea del Sur tiene ahora leyes que protegen a los jóvenes usuarios de las consecuencias de la exposición excesiva a los teléfonos inteligentes. Estamos lejos de tal cosa."

Críticas a la obra de Spitzer

Hay que reconocer que Spitzer no es aceptado unánimemente por los expertos. Sus colegas que lo critican denuncian el hecho de que el psicólogo aparece en los titulares citando detalles de los estudios sin hacer referencia al contexto general, que genera miedo e inseguridad. Como filósofo y psicólogo que estudia medicina, pero también director de la Clínica Psiquiátrica Universitaria de Ulm desde 1998, su competencia profesional es innegable. Por lo tanto, debemos escucharla, pero también sacar nuestras propias conclusiones.

AndroidPIT apps for kids shutterstock 575246533
Los niños crecen con teléfonos inteligentes y tabletas, ahora es irreversible. @ shutterstock

¿Dónde está el equilibrio adecuado?

Tengo dos hijos propios, de cuatro y dos años. Por supuesto, todavía son demasiado jóvenes para tener su propio smartphone, y aparte de un máximo de tres cuartos de hora de programación infantil en la tablet, los mantenemos alejados de las pantallas, la televisión y los teléfonos móviles. No es necesariamente una cuestión de principios, sino de sentimientos, y cada familia hace las cosas a su manera. No me permito juzgar sobre la base de una instantánea, porque todos los padres deben encontrar la mejor manera de educar a sus hijos.

Por otro lado, me he estado preguntando durante algún tiempo cuál es la mejor manera de introducir a los niños en los medios de comunicación y la tecnología moderna para enseñarles las posibilidades y cómo utilizarlos sin sobreexponerlos. Nuestros lectores, que también son padres, me entienden, y les agradezco su sabio consejo porque el tiempo se está acabando; los niños crecen cada vez más y nosotros nos acercamos a estos temas.

Con todo, el enfoque de Manfred Spitzer me parece un poco demasiado maniqueo, incluso si no soy psicólogo y, por lo tanto, a diferencia de él, no puedo ofrecer un juicio profesional. La televisión es tonta, ciertamente hay algo de verdad en ese dicho, y creo firmemente que demasiada exposición a las pantallas hace daño a los niños (y a los adultos también), pero la caja de Pandora se ha abierto y no se puede cerrar. Así que vamos a tener que encontrar una forma de lidiar con los demonios que ella liberó.

Una prohibición total no funcionará. Haríamos mejor en mostrarles a los niños cómo hacer las cosas bien.

En tu opinión, ¿cuál es la solución correcta?

Fuente: Welt, WHO

6 Comentarios

Escribir un nuevo comentario:
Los cambios realizados se guardarán. No hay borradores guardados durante su edición

  • No soy partidario de dar maquinitas a los niños. Ya se las apañan bien jugando con cajas y bloques :-B. Arrastrar un dedo por la pantalla no les va a aportar nada.


  • Culpar a los smartphones de la estupidez es como culpar a la bomba atomica por Hiroshima,
    eso es ser estupido, no me importa quien sea ese tipo, esta mal,
    se debe educar en el Bienestar Digital, asi como se debe educar a una persona an modales, comportamiento, etica, moral, etc.

    No es culpa de la tecnologia, son personas como el que viven apegados al pasado y no quieren avanzar por que ni ellos saben usar la tecnologia,
    uso el smartphone una media de 6 horas al dia, muchas de estas son videos que estan como "Ruido de fondo" y redes sociales para estar en contacto constante con amigos y familiares,
    no me eh graduado de la universidad y aun con ese uso mantengo un promedio saludable de encima de 90, soy de los que mas conocimiento poseen en las clases y de hecho llevo años ejerciendo mi carrera, con medias de uso de 6 a 8 hasta 10 horas en años pasados...
    todo depende de para que lo uses.


    • No existe eso del bienestar digital. No hace falta ser un genio para usar un celu o un pc como usuario. Lo realmente importante es el fin y no la herramienta. Eduquemos a los hijos acostumbrándome a leer y a saber a aprender y comprender.


  • La solución: no tener hijos


  • El smartphone es una "herramienta" como cualquier otra. Si lo utilizas inteligentemente te servirá para mucho, si no, te volverá estúpido, pero la culpa no es del gadget. Saludos.


    • Tenemos que comprender que la herramienta no es el fin en sí mismo. De nada te vale cambiar la apariencia o arrastrar el dedo por la pantalla si no eres capaz de entender cosas más complejas y profundas.

Artículos recomendados