Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación.

8 min para leer 29 veces compartido 2 Comentarios

Odio en Internet: ¿Existen soluciones para evitarlo?

Si Internet permite que tengamos a nuestra disposición cantidades ingentes de información, permite además una comunicación masiva en la que cualquiera puede expresarse sobre cualquier tema. En todos los rincones del mundo a diario podemos constatar abusos, casos en los que usuarios malintencionados vierten su odio sobre el resto de internautas, sin ningún tipo de cortapisas, llenando de interferencias páginas webs y comunidades de usuarios. ¿Qué pueden hacer las páginas web contra este problema?

¿Por qué estos personajes se permiten hablar así? Pues porque la comunicación se realiza con una pantalla de por medio y, en la mayoría de los casos, bajo la cobertura del anonimato. En estas condiciones es fácil sentirse invencible e imaginar que uno puede decir lo que uno quiera sin temor a las consecuencias.

Hay muchos tipos de "haters", si usamos el término inglés, sin equivalente real en castellano (detractor sería la forma más aproximada). Algunos haters la toman con otros usuarios por lo que dicen, por su aspecto físico, cuando hay una foto, o se sirven de internet para burlarse de personas que conocen en la vida real (el ciberacoso además está penado por ley). También hay haters que simplemente llegan a una página para ver/ leer un contenido, y se ponen a insultar y criticarlo todo de arriba a abajo, dándoselas de expertos. En YouTube son legión, y también tenemos algunas muestras en nuestra página de vez en cuando. Y por acabar la lista, hay haters que se dedican a expandir el odio, la homofobia, el racismo, etc.

Los webmasters no tienen la capacidad de razonar con estas personas para impedirles vomitar todo su odio pero tienen otros ases en la manga.

samsung galaxy s8 htc u11 editors battle
Esto no debería suceder, ¡los haters no deberían ganar! © AndroidPIT

Soluciones de censura

Desactivar los comentarios

La solución más sencilla para evitar la recepción de mensajes de odio, es evitar que los usuarios puedan escribir. Ante la avalancha de comentarios de odio de todo tipo, muchos periódicos simple y llanamente han preferido desactivar los comentarios para evitar que los usuarios se vean inmersos en discusiones sensibles (sin fin) que por lo general toman tintes poco agradables rápidamente. También es posible habilitar los comentarios solo en determinados artículos, lo que puede evitar discusiones sobre temas controvertidos demasiado sujetos a debate.

Gran número de internautas pueden tener reacciones violentas cuando leen algo con lo que no están de acuerdo. Poco abiertos a la crítica, a veces incluso insultan al autor, convencidos de estar en su derecho porque este se ha atrevido a decir algo que no es de su agrado. Sin comentarios... Este tipo de situaciones se puede evitar. Se trata de una medida extrema puesto que cerrar la conversación para que esta no degenere no es método más sociable y priva a otros usuarios (así como a todos los lectores), de participar en algunos debates en ocasiones muy interesantes. Pero si el periódico no tiene las ganas y / o los medios para administrar los comentarios, puede ser una solución interesante.

Obligar a los comentaristas a que creen una cuenta 

Otra solución menos drástica que la anterior consiste simplemente en no permitir reaccionar ante los contenidos más que a los suscriptores, y, además, a menudo, de pago. De este modo, se reduce el riesgo de que unos la tomen con otros (pero no se elimina, sin embargo). A menudo los usuarios llegan a un sitio a través de una búsqueda en Google y por alguna extraña razón que sólo ellos conocen, empiezan a derramar sus comentarios de odio y luego desaparecen de nuevo. De esta manera, tendrían que pagar para poder insultar, lo que no está al alcance de todo el mundo.

Pero es una medida de doble filo: no todo el mundo quiere pagar para comentar. Acordaos de cuando Google quería reservar los comentarios de You Tube a los usuarios de Google Plus para hacer que arrancara su plataforma. Finalmente tuvieron que echarse atrás porque nadie dejaba comentarios. 

Verificar la identidad de los usuarios

Facebook utiliza esta técnica: el nombre que usamos en la plataforma debe ser nuestro nombre real (o nombre artístico). De esa manera, como no se pueden usar otras cuentas para sembrar la discordia, es poco probable que los haters utilicen su cuenta principal para insultar a nadie, practicar el ciberacoso o cosas por el estilo, porque Facebook podría eliminar sus cuentas. El problema es que todo esto no es más que pura teoría. Se puede reportar a un usuario pero Facebook, en general, no hace gran cosa. En cuanto al sistema de nombres, se solicita solo si alguien informa de que la persona no usa su nombre real, o después de varios cambios de nombre.

Soluciones técnicas

Técnicamente, hay algunas soluciones, pero tampoco son infalibles. Si existiera una solución milagrosa, Facebook la habría utilizado desde hace mucho en su plataforma. En la mayoría de los sitios, es posible realizar un seguimiento de un usuario a través de su dirección IP. Si está siendo demasiado agresivo hacia los demás o si sus intervenciones están llenas de odio y / o incitan a la violencia, su cuenta puede ser eliminada. Si crea una cuenta diferente, puede ser localizado y las cuentas eliminadas. En los casos más graves, la dirección IP puede pasar a la lista negra para que no pueda volver a registrarse.

Un usuario con un mínimo de conocimientos avanzados puede saltarse este sistema cambiando su IP, por ejemplo mediante el uso de una VPN. En este caso, ¿cómo se podría seguirle la pista? Desde un punto de vista puramente técnico, esto es casi imposible. Hay soluciones para rastrear el navegador como las supercookies (evercookies cuando se combinan con las cookies normales) o también el rastro del navegador, pero estos procedimientos también tienen sus limitaciones.

AndroidPIT install android pc hero
Menos mal que la mayoría de las personas se conectan para relajarse. Mirad Luis, ¡qué felicidad! © AndroidPIT

Soluciones de moderación

La mayoría de las empresas del sector se reservan un equipo de trabajo para tratar el comportamiento del usuario. En la mayoría de los casos, hay un community manager (o más) que lee todos los mensajes y elimina los mensajes de los haters, y en muchos casos también suprime la cuenta del usuario en cuestión. Las empresas más grandes, tales como Facebook, tienen un pequeño ejército para controlar los mensajes de los usuarios, pero de nuevo esta medida se queda en la superficie porque el número de usuarios (y problemas) es cada vez mayor. Un pequeño paréntesis: Facebook se encuentra con otros problemas sociales (suicidios en directo a través de la webcam, por ejemplo), pero espera poder resolverlos analizando el comportamiento de los usuarios.

En pocas palabras, este "policía de internet” puede ser eficaz en algunas plataformas, pero no en todas. Si alguien ha decidido molestar haciendo apología del nazismo en todas vuestras publicaciones, ya podéis hartaros de suprimir sus cuentas, que nada le impedirá crear una nueva. Si realmente no tiene nada más interesante que hacer (más que mirar las musarañas) incluso podría ser capaz de utilizar una VPN para volver con diferentes IP, evitando así su IP bloqueada. En algunos casos, los moderadores podrían contemplar ponerse en contacto con los haters e intentar razonar con ellos, pero rara vez vale la pena.

Soluciones legales

Como último recurso, y en los casos más graves, es posible presentar una reclamación. Como hemos explicado anteriormente, existen varios tipos de comportamiento de odio en internet: insultos homofóbicos, insultos raciales, acoso, etc. Si el odio se dirige hacia la página web, también se puede acudir a los tribunales, y esto incluso puede servir de ejemplo para calmar el ardor del resto de haters. 

Conclusión

No hay una solución rápida. Si existiera una, todo el mundo la utilizaría, pero por desgracia el odio está cada vez más presente que nunca en Internet. Las soluciones que existen tratan los síntomas pero no el problema, pero tal vez la sociedad consiga cambiar las actitudes y se reduzca el número de haters que juegan a los vaqueros por toda la web.

Con un mínimo esfuerzo, los usuarios pueden ser corteses cuando hablan entre ellos, evitar asumir que lo saben todo, más y mejor que los demás, y evitar tomarse muy a pecho lo que se dice en los videos o en artículos. Esto contribuirá a crear un buen ambiente y sentimiento de comunidade. Pero, obviamente, cuantos más usuarios tenga un sitio, más difícil es conseguirlo (como vemos, por ejemplo, con YouTube).

¿Has tenido alguna vez problemas en internet con otros usuarios?

29 veces compartido

2 Comentarios

Escribir un nuevo comentario:

  • Todo eso sin mencionar la deep web, es el repositorio de la maldad humana.


  • carlos Hace 5 meses Link al comentario

    en Facebook hay un grupo de aficionados al football de la Concacaf Norte y Centro America que en su mayoria son mexicanos y tratan a los de centroamerica peor que un perro y tratan mal tambien a los de Sudamérica el gripo se llama "mercenarios y despiadados de la concacaf" creo que Facebook deveria tomar cartas en el asunto para remediar eso

Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. Más información