Usamos cookies para mejorar la experiencia de usario en nuestro sitio web. Puedes encontrar más información sobre las cookies y revocar el uso de las mismas en cualquier momento a través del siguiente link: Política de privacidad.

5 min para leer 3 Comentarios

Permisos de aplicaciones: ¿qué significan exactamente?

Cada vez que instalamos una aplicación desde Google Play, esta suele necesitar una lista de permisos que hasta Android Lollipop debemos aceptar para poder usarla. Desde Android Marshmallow en adelante ni siquiera debemos aceptar los permisos y tampoco se nos informa de ellos pero, una vez instalada la aplicación, podemos revocar los permisos que queramos.

Comprobar los permisos de la aplicación antes de instalar

En la página de cada aplicación dentro de Google Play puedes mirar qué permisos se requieren antes de instalarla. Entra en al aplicación de Google Play, busca una aplicación, baja hasta abajo y pulsa donde pone 'Información sobre permisos'.

De esta manera puedes cerciorarte de las intenciones ocultas de la aplicación. Si la aplicación está instalada ya también puedes ver los permisos que le has concedido en Ajustes > Aplicaciones > (nombre de la aplicación) > Permisos.

app permission
Mira a ver qué pide antes de instalar. / © ANDROIRPIT

Gestionar los permisos

En versiones de Android hasta 5.1.1 Lollipop no se pueden gestionar los permisos de las aplicaciones, salvo que tengamos una ROM en la que ya esté implementado o tengamos rooteado el dispositivo y usemos el módulo correspondiente de Xposed (AppOpsXposed). Desde Android 6.0 Marshmallow (también en Android Nougat) se pueden revocar los permisos de aplicaciones que queramos una vez que tengamos la app instalada desde la información de la aplicación.

permisos granulares
Permisos granulares en Marshmallow. / © ANDROIDPIT

Información sobre todos los permisos

Google tiene una lista con todos los permisos que te pueden pedir las aplicaciones en tu sistema Android. Lo malo es que no te explica muy bien para qué sirve cada cosa. A continuación te explicamos los más comunes:

  • Compras directas desde la aplicación: Le permite a la aplicación ofrecer productos y cargar los pagos a la cuenta de Google Play del usuario. Este permiso lo piden la mayoría de juegos que son gratuitos y te permiten avanzar más rápido si pagas un poco.
  • Dispositivo en historial de apps: Con este permiso un aplicación puede leer los datos de registro, recuperar el estado interno del sistema, ver el historial de páginas web visitadas y recuperar aplicaciones en ejecución.
  • Configuración de datos móviles: la aplicación puede controlar parámetros que controlen la conexión de datos móviles.
  • Identidad: la aplicación tiene acceso a las cuentas registradas en el dispositivo, leer la tarjeta de contacto propia y modificarla, agregar o quitar cuentas.
  • Contactos: una aplicación puede acceder a tus contactos, para leerlos o modificarlos.
  • Calendario: para leer eventos en tus calendarios y modificar o agregar nuevos eventos.
  • Ubicación: la aplicación puede conocer nuestra localización para publicar donde estamos, por ejemplo en Facebook o Twitter.
  • SMS: algunas aplicaciones pueden enviar mensajes de texto o necesitan recibirlos como, por ejemplo, la activación de WhatsApp. Hay que tener cuidado de si lo realizamos nosotros o sucede a nuestras espaldas, ya que hay aplicaciones que pueden contratar suscripciones por mensajes y acarrearnos costes muy elevados.
  • Teléfono: Con este permiso, las aplicaciones pueden marcar números de teléfono. Las aplicaciones tipo Skype o Google Talk deben tener este permiso para poder hacer llamadas, lógicamente. Sin embargo, hay aplicaciones malintencionadas que pueden explotar dicho permiso para llamar secretamente sin que te enteres. Por tanto, si una aplicación que no tiene nada que ver con las llamadas telefónicas requiere este permiso, aparta el dedo de ahí.
  • Fotos, datos multimedia y archivos: si una aplicación tiene este permiso, tendrá acceso a la memoria donde guardamos nuestros archivos y podrá ver, editar y eliminar datos. La mayoría de las aplicaciones necesitan permiso para almacenar la configuración de la propia aplicación, pero aun así debemos ser muy cuidadosos (hasta Android 5.1 todas las aplicaciones tienen este permiso de forma automática, así que ten especial cuidado si aún tienes una versión antigua de Android).
  • Cámara: las aplicaciones de cámara necesitan, obviamente, este permiso. Con él se puede hacer uso de la cámara tanto para foto como para vídeo.
  • Micrófono: para utilizar el micrófono y en ocasiones también para grabar audio.
  • Información de la conexión Wi-Fi: permite conocer si la señal Wi-Fi está activa y ver las conexiones Wi-Fi al alcance.
  • Información de las conexiones Bluetooth: las aplicaciones para transmisión inalámbrica requieren este permiso para que sus archivos pueden transferirse por Bluetooth. Por lo general, este permiso es relativamente inofensivo.
  • Datos de actividad/sensores wearable: es necesaria para pulseras de actividad física o smartwatches.
  • ID de dispositivo e información de llamadas: permite a la aplicación conocer la ID del dispositivo y tu número de teléfono así como el número de teléfono de la persona con la que hablas durante una llamada.

Conclusión

Antes de descargar una aplicación, es importante que leamos los permisos cuidadosamente y consideremos si realmente se necesitan dichos permisos o no. En caso de duda o de que no entendamos bien lo que quieren decir, recomiendo leer los comentarios que aparecen en Google Play Store y/o en Internet para encontrar más información sobre la aplicación. Con el gran número de aplicaciones que encontramos en Google Play, por lo general, hay alternativas de confianza.

147 veces compartido

3 Comentarios

Escribir un nuevo comentario:
Los cambios realizados se guardarán. No hay borradores guardados durante su edición

  • Iñaki
    • Admin
    Hace 5 meses Link al comentario

    Buen articulo, añadido a "favoritos" ahora mucha gente por fin sabrá o podrá saber porque no les funciona bien determinada aplicación ...


  • Esclarecedor artículo, pero sin habilitar los permisos reducimos drásticamente la funcionalidad de aplicaciones. La privacidad cada vez más acorralada.


  • Hola Luis, que artículo que está magnífico, muchas gracias, ahora revisaré los permisos de las Apps que tengo.