Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. OK
6 min para leer 117 veces compartido 4 Comentarios

Por qué la privacidad importa (y no solo si has hecho algo malo)

Vivimos tiempos difíciles. Actualmente, es fácil tener la impresión de que en el mundo hay gente con poder que solo tiene sus propios intereses en mente. Y parece que solo los que están en lo más alto tienen derecho a hablar. Ya sea en España, Estados Unidos, Rusia o Turquía, la objetividad parece estar en retrocesos, y las políticas parecen cada vez más radicales.

Al mismo tiempo, confíamos en las empresas cada vez más con uno de nuestros recursos más preciados: nuestros datos.

"Otra charla sobre privacidad no, por favor", ya os oigo quejaros. Algunos dirán que si no has cometido ningún crimen no tienes nada que temer. Y, ¿qué más da a dónde viajas, lo que escribes o las cosas que pides por internet?

Sin datos, muchos modelos de negocio actuales no funcionarían

Soy una de esas personas que vive relativamente despreocupado. Después de todo, me beneficio de muchas maneras: software de oficina, Google, email, entretenimiento o monitorización de ejercicio. En lugar de con dinero, pagamos con nuestros datos (por ejemplo, los vídeos que vemos). De estos datos se pueden extrapolar nuestros intereses y, por tanto, el siguiente vídeo gratis que veremos, como por ejemplo, la sugerencia del último trailer de Star Trek a modo de publicidad. O quizá una aplicación de ejercicio que sabe qué tipo de zapatillas prefieres y te ofrece publicidad de acuerdo a este dato.

Hasta aquí todo bien. Esto puede entenderse como un servicio, aunque no uno óptimo. Pero, ¿y si quitamos la lente del marketing y la reemplazamos por un estado totalitario? Más información podría extraerse de los datos. Emails y redes sociales apuntan, por ejemplo, a las ideas políticas de cada persona. Y se pueden establecer movimientos y protocolos de comportamiento para monitorizar la actividad de la gente.

Cierto es que este sería un escenario horrible y más parecido a una historia de ciencia ficción distópica. Incluso con la llegada de la Ley Patriota de Estados Unidos (una ley que permite que las autoridades públicas puedan acceder a datos almacenados en Estados Unidos de manera relativamente fácil), me cuesta imaginar una situación en la que cualquiera pudiera estar en el punto de mira de las instituciones estatales.

Empieza con análisis de perfiles y teermina con actividades gubernamentales injustificadas

La empresa Target suele enviar cupones a sus clientes a través de varios métodos digitales. Hace un tiempo en Minneapolis, donde la compañía tiene su oficina central, un hombre enfurecido entró en la tienda y fue a hablar con el gerente sobre unos cupones poco apropiados que su hija estaba recibiendo. "¡A mi hija le ha llegado esto por correo!" decía. "Todavía está en el instituto, ¿y vosotros le envíais cupones para ropa de bebé y cunas? ¿Acaso la estáis animando a que se quede embarazada?"

AndroidPIT payback 2701
Incluso el mundo offline tiene cantidad de información almacenada. / © AndroidPIT

Tras revisarlos, el gerente de la tienda admitió que los cupones para cambiadores y ropas de maternidad estaban obviamente dirigidos a su hija. Se disculpó y, unos días más tarde, el padre hizo una llamada a la tienda para hablar de esta situación. Esta vez, en lugar de furiosa, su voz sonaba avergonzada: "He estado hablando con mi hija", decía. "Al parecer han pasado algunas cosas en casa de las que no he estado completamente enterado. Sale de cuentas en agosto. Le debo una disculpa".

Eso fue en 2012. ¿Qué ocurrió? Por supuesto, Target no envió estos cupones por error. Más bien, los algoritmos de la compañía fueron tan precisos que la clasificaron como "embarazada" de acuerdo a su comportamiento.

Tales algoritmos están basados en el llamado "Big Data", algo que no solo está disponible para los departamentos de marketing. Las autoridades dependen del poder de los datos para poder intervenir en caso de que algo ocurra. En Alemania, la policía de Baviera ha conducido varios juicios por la "Policía predictiva", que hace referencia a crímenes sin que se haya cometido ninguna ofensa real. Piensa en Minority Report pero con ordenadores en lugar de humanos.

La "Policía predictiva" ya es una realidad en Baviera.

Al principio no todo suena mal; sobre todo en los momentos en los que vivimos, en los que la gente pide seguridad a gritos. Pero si los algoritmos no funcionan bien, una persona inocente puede caer en el punto de mira de los investigadores solo porque su actividad puede ser un reflejo superficial de un terrorista potencial.

Imagina este escenario: a un joven le gusta ir a la tienda de helados, que, accidentalmente, se encuentra junto a un punto de encuentro yidahista, algo de lo que la persona no tiene idea. Un trabajo de renovación en su casa le obliga también a comprar lejía, y otros materiales potencialmente peligrosos. Estos algoritmos llegan al servicio de inteligencia y, la próxima vez que vuelva a los Estados Unidos para estar con su familia, su acceso será denegado.

... ¿y quién vigila al vigilante?

Es fácil asumir que este tipo de malentendidos se pueden evitar. Sin embargo, la cantidad de datos utilizada al categorizar personas está creciendo considerablemente, y el procesamiento de nuestros datos cada vez hace más uso de redes neuronales para mejorar el flujo de información. Las redes neuronales operan con reglas muy sencillas, pero las leyes rudimentarias han creado un sistema cuya función exacta es compleja y, en retrospectiva, es difícil de entender en este contexto.

Además, nuestros datos solo son seguros siempre y cuando no sean usados incorrectamente. Durante mucho tiempo, siempre he pensado que esto no ocurriría. Incluso la Ley Patriota que, para mí, fue un enorme recorte de nuestras libertades civiles, parece una de esas cosas en las que el fin justificaría los medios. Un gobierno usando una herramienta tan poderosa (nuestros datos) de manera arbitraria parece algo sacado de la ficción.

Nuestra ignorancia en lo relativo a la privacidad se puede explicar con el hecho de que dependemos y aceptamos nuestras leyes de una manera bastante general. Esto es algo problemático ya que, como se puede ver en Francia, que está obligada, debido a los ataques terroristas, a proporcionar al gobierno derechos especiales para extender este tipo de mandatos. ¿Qué pasa entonces si un estado totalitario tuviera a su disposición semejantes cantidades de datos? ¿Podríamos estar seguros de que un sistema así no utilizaría la información para deshacerse de trabajadores específicos en cargos públicos? ¿Podrían eventos así impactar las democracias occidentales?

No se trata de alarmar sino de informar

Para ser sincero, muchos de los artículos relacionados con privacidad que circulan por la red son pretenciosos y contienen argumentos pedantes que dejan conclusiones como: "Deberías estar en guardia, Skynet se acerca". Estas no son más que teorías conspiranoicas que se olvidan del problema real y que no contribuyen a sacar el discurso de forma correcta.

Me gustaría que la gente tomase conciencia de que nuestra huella digital puede ser utilizada en nuestra contra, independientemente de que hayamos hecho algo malo o no.

Así que, en lo que a este tema se refiere:

"¡Volveré!"

Deja tu opinión en los comentarios y haznos saber tu punto de vista.

117 veces compartido

4 Comentarios

Escribir un nuevo comentario:

  • Gracias por el artículo.


  • Es verdad que suena paranoico, pero analizando friamente no es tan asi. Aca (en Argentina) muchos bancos cruzan datos sobre sus clientes, incluso con las companias de seguros (un ejemplo: en el 2012 habia comprado un viejo auto del año 1985, y lo habia asegurado contra todo riesgo, al mes me llega una tarjeta Visa Gold, no lo podia creer, yo apenas si tenia una Visa comun en mi banco, al averiguar, resulto que otro banco -en base a los datos de la aseguradora- me envio la tarjeta porque creian que era un cliente digno. Ni siquiera averiguaron bien la clase de auto tenia). Como ese ejemplo, hay muchos.
    Tambien ocurre con las encuestadoras, por responder alguna pregunta empiezan a llegar propagandas, y propuestas, en base a lo que uno responda.
    La teoria aca planteada no es descabellada, es para analizarla muy bien, a mi me preocupa, y mucho.


  • A veces pienso que ustedes se pasan de paranoicos pero no puedo sino darles el beneficio de la duda.

    Psdt: Segundo artículo de la semana en el cual encuentro un evidente error de tipeo. No me quejo, pero la frecuencia va aumentando.


  • Muy buen artículo estoy completamente de acuerdo. No es que seamos paranoicos, pero sí que es importante la privacidad.

Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. Más información

OK