Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación.

9 min para leer 32 veces compartido 3 Comentarios

Problemas en la pantalla del Pixel 2 XL: ¡qué exageración!

Últimamente no pasa un día en que los titulares de todo el mundo no hablen del problema de la pantalla del Google Pixel 2 XL. El nuevo gama alta de Google producido por LG parece estar sufriendo graves problemas relacionados con la de calidad de las OLED de la casa coreana. ¿Pero el problema es real o, como de costumbre, se exagera? He analizado detenidamente mi ejemplar y esto es lo que opino.

Sólo ha transcurrido una semana desde que recibí el Pixel 2 XL y enseguida noté algo extraño. Me encanta este smartphone, pronto podréis leer mi reseña, pero desde el primer momento de encendido había algo que no me convencía: la pantalla.

Modo SRGB y colores reales

Al principio pensé, sin más, que el modo sRGB, que estaba presente también en los “viejos” Google Pixel de primera generación, estaría activo, y comprobé inmediatamente si podía desactivarlo porque los colores tenían un aspecto descolorido, típico de esa configuración. Y he aquí la primera sorpresa: no hay modo sRGB en el nuevo Pixel 2 XL, o mejor dicho, sí lo hay pero oculto.

Entrando  en la configuración para desarrolladores no se puede encontrar el clásico interruptor para deshabilitar este ajuste, incluso si buscando a través de la configuración del teléfono se encuentra al menos un resultado (por mucho que lo seleccionéis tampoco se logra nada). Esto me llevó a pensar que era tal vez un bug y que Google no había habilitado la opción e impedía a los usuarios desactivarla. También intenté deshabilitarla con comandos de terminal y aplicaciones ad hoc escritas por un amigo desarrollador: incluso en este caso no tuve éxito.

En los días siguientes, las noticias sobre los colores apagados de la pantalla del Pixel 2 XL empezaron a publicarse on line y, tras la respuesta de Google, que confirmaba que las cosas eran así porque así lo habían querido, me resigné. La compañía dijo que había calibrado la pantalla para reproducir toda la gama de colores DCI-P3 y hacer que las imágenes de la pantalla fueran lo más naturales y reales posible. También hay un botón en los ajustes de la pantalla llamada Vivid Colors que, al activarse, debería aumentar la saturación del color un 10%. Digo que debería porque realmente a simple vista yo no aprecio ninguna diferencia.

sRGB pixel 2 xl
Los ajustes de estos Pixel son algo ambiguos y es verdad que no ayudan. © AndroidPIT

Google tiene razón, son los demás los que se equivocan

El hecho es que Google tiene razón, los colores de su smartphone no son incorrectos, todos los demás smartphones tienen una pantalla sobresaturada y Samsung es obviamente el primero en la lista. Paradójicamente, esta podría ser la pantalla con los colores absolutamente más naturales pero nuestros ojos están acostumbrados a los colores brillantes y exagerado que vemos en otras pantallas y al compararlas, la OLED del Pixel XL 2 del se ve descolorido y con los colores apagados.

Los colores del Pixel 2 XL no son incorrectos; el resto de smartphones tienen una pantalla demasiado saturada

La prueba de esto se puede ver observando un video HDR de alta calidad como el siguiente, que también se puede hacer con la aplicación de YouTube. Durante el visionado de este tipo de contenidos, los colores son súper brillantes y respetan los ajustes hechos por los productores en sus videos. Los verdes están saturados, los azules brillantes y los amarillos son amarillos de verdad (no como el color mostaza de la pantalla de inicio del smartphone). Para hacer la prueba, simplemente buscad en Youtube "4K HDR 60fps" para obtener contenido en el que observarlo.

La realidad da asco, es mejor ser engañado

Llegamos al punto de la cuestión, por lo que parece, la pantalla no es el problema. La pantalla es capaz de mostrar una amplia gama de colores brillantes y saturados, lo que ocurre es que debería ser el contenido a reproducir el que lo requiera. Google ha hecho un gran trabajo calibrando la pantalla para mostrar colores naturales, pero por lo visto a nadie le gusta la realidad y preferimos que las mentiras multicolores de la pantalla de Samsung.

Y esto es un problema. Personalmente, creo que los smartphones de Samsung tienen pantallas más atractivas y, para ser honestos, me da francamente igual que se respete la fidelidad absoluta de los colores si la mayoría de las veces tengo que ver colores apagados y desvaídos. El 99% del contenido de vídeo que la mayoría de los usuarios tiene almacenado en su smartphone no es HDR, e incluso en YouTube es difícil (si no imposible) encontrar un canal que tenga el equipo para grabar en HDR y luego crear contenido válido para este smartphone.

AndroidPIT pixel 2 xl display 1450
Comparado con mi S8 +, el Pixel 2 XL parece tener un filtro vintage delante de la pantalla. © AndroidPIT

En el centro está la virtud

Lo que personalmente apreciaría de parte de Google es la capacidad de elegir con un botón, como sucedía en los dos Pixel de primera generación. O agradecería la introducción de una solución intermedia que podría ser tener colores generalmente más saturados en todo el sistema operativo, y poder elegir si queremos colores reales o mantener la saturación al visualizar contenido multimedia.

Una notificación simple, similar a lo que vemos para el cambio de método de entrada (cambio de teclado) podría bastar. Un swipe en las notificaciones y con un toque se podría cambiar la calibración. Una solución fácil, que además evitaría las quejas de quién, con razón, se ha gastado 1000 euros en un smartphone y se encuentra con una pantalla descolorida.

Por desgracia, los problemas no terminan aquí

¿Estamos cerca de llegar a una conclusión real? La pantalla OLED del Pixel 2 XL es excelente, pero está calibrada para tener colores reales y aburridos. Vale, ¿podemos seguir viviendo con ello?

En realidad, el problema de los colores apagados es solo la punta del iceberg. La pantalla OLED fabricada por LG adolece de algunos problemas que ya hemos visto antes en el LG V30 e incluso en los más antiguos LG G Flex y G Flex 2. La empresa coreana no tiene experiencia en la producción de pantalla OLED que tiene su competidora, Samsung, y esto se nota en los pequeños pero molestos problemas no resueltos de LG.

De hecho, la pantalla tiende a variar ligeramente el tono del color desde el centro de la pantalla. Esto significa que si la giramos ligeramente, la pantalla cambiará de un color amarillento a uno azulado y viceversa, cambiandp mucho los colores mostrados. (así que, ¿para qué toda este trabajazo de calibrar los colores de manera más natural? Nota del editor).

pixel 2 xl grainy
Los colegas estadounidenses han conseguido fotografiar el problema. A a izquierda un Pixel 2 y a la derecha un Pixel 2 XL con problemas de grano en la pantalla. © Ars Technica

Otro problema conocido es la granularidad de los colores sólidos. Parece que al observar con una luminosidad baja los colores sólidos (como por ejemplo una página completamente en blanco) se puede ver cómo no todos los píxeles tienen el mismo brillo, lo que provoca un efecto granulado muy desagradable. Eso sí, hay que decir que esto solo se nota con el brillo al  mínimo y las veces en mi vida he tenido que usar su smartphone bajando el brillo tanto se pueden contar con los dedos de una mano. Sin embargo, eso no significa que el problema no exista.

Incluso la luminosidad de la pantalla es menor en comparación con otras, lo que es una pena. Al sol, el smartphone es perfectamente legible, pero no muestra blancos realmente brillantes, excepto en el modo HDR, como ya hemos explicado antes.

Por último, pero no menos importante, tenemos el problema del efecto burn in. Parece que muchas de las unidades enviadas a periodistas con solo una semana de uso ya presentan problemas de burn in, también llamado pantalla fantasma, que las arruinan completamente . Este es un problema que Samsung conoce bien y prácticamente se ha resuelto en las pantallas AMOLED de última generación, cosa que LG aún no ha logrado solucionar, por lo visto. También en el dispositivo que tengo en mis manos hay un ligero efecto burn in, provocado por la barra de navegación del sistema, y ​​aunque es leve, es un problema que después con solo una semana de uso no debería existir.

Entonces ¿Qué hacemos?

De hecho, hay poco que hacer. El problema de color podría resolverse con una actualización de software, pero habrá que ver si Google realmente lo considera oportuno. En cuanto a los otros defectos, por desgracia, son defectos de hardware y es poco lo que se puede hacer.

LG podría mejorar la cadena de producción de sus pantallas OLED pero será difícil ver mejoras sustanciales o que el esfuerzo económico valga la pena, considerando que este smartphone no llegará a vender las mismas unidades que Samsung con el Galaxy S8 o Apple con su iPhone 8 y X Lo más probable es que el smartphone se quede exactamente como lo vemos ahora.

Lo que se puede hacer como usuario es intentar tomar una decisión personal. En mi opinión, estos defectos no me resultan demasiado molestos si se los compara con todas las ventajas de este smartphone y con todo me parece una pantalla agradable. Sin embargo, si la calidad de la pantalla pesa mucho y es decisiva para vuestra decisión final y si preferís colores brillantes y vivos, tal vez para vosotros lo mejor sea mirar hacia otro lado y, por ejemplo, optar por un smartphone Samsung.

¿Qué opináis? ¿Preferís los colores falsos y saturados de Samsung o una pantalla que represente la realidad exactamente cómo es?

32 veces compartido

3 Comentarios

Escribir un nuevo comentario:

  • Esos cuentos de google de que solo es una pantalla natural dejan mucho para pensar. Y sea cierto o no, yo creo que lo único que deberían hacer es una buena pantalla como le gusta al usuario, porque al fin y al cabo son los que deciden y eligen los dispositivos. Colores vivos e intensos, un buen brillo y representación a veces es más importante que la resolución incluso.


  • Agustin Hace 2 semanas Link al comentario

    Pues si que se esta implantando la moda de las pantallas en formato 18:9, quedan muy espectaculares, yo estoy detrás del Blackview S8 que de momento pinta muy bien, ha iniciado su preventa por 127€, por lo que ofrece, es inmejorable.


  • prefiero la pantalla de mi samsung S 8 Plus toda la vida por eso compro samsung fundamentalmente, que no refleje los colores naturalemente no me es ningun problema ya que saturados se ve todo mucho mejor y samsung con su pantalla super amoled (no amoled solo) es el capo de las pantallas, tuve LG y Sony y si bien tienen pantallas espectaculares los dos, samsung es mejor aun
    eso de que no representa los colores con naturalidad a mi no me interesa, lo que interesa es la calidad visual

Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. Más información