Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación.

6 min para leer 21 veces compartido Sin comentarios

¿Están seguros nuestros datos en Internet?

Recientemente han salido a la luz varios escándalos relacionados con la privacidad de los datos que almacenamos en la red. El más sonado ha sido el caso PRISM en Estados Unidos, que pone de manifiesto la práctica del gobierno norteamericano de obtener datos personales de usuarios a través proveedores de comunicaciones. No se trata ni mucho menos de un caso aislado, ya anteriormete asistimos a la polémica en España relacionada con el caso Método 3, basado en espionaje político, y tampoco nos resultan lejanos los sofisticados ataques que han sufrido Facebook, Twitter o Linkedin. La creciente dependencia de la tecnología ha aumentado la información privada que almacenamos en la red. La cuestión es ¿están seguros nuestros datos en Internet?

Datenklau
© Antje Delater / pixelio.de

¿Podemos fiarnos de Google o Facebook?

Hace unos meses, el director de la Agencia Española de Protección de Datos, José Luis Rodriguez, denunciaba la resistencia de grandes compañías del mundo online como Google, Facebook o Instagram a informar a los usuarios sobre la modificación de sus políticas de privacidad.  Sin embargo, parace que sus sistemas de archivos son bastante seguros. 

Toda la información que registran dichas corporaciones queda almacenada en los denominados Datacenters (centros de datos). El más famoso y mencionado de estos Datacenter sería el de Google. En realidad no es uno, sino varios y se encuentran repartidos por varias ciudades alrededor del mundo en paíes tan distantes como Taiwan, China o Bélgica. Para acceder a dichos almacenes de datos hay que pasar estrictos controles de seguridad. Al mismo tiempo, los propios datos, almacenados en enormes archivos y discos duros, están encriptados de forma que no son legibles para cualquier persona. Lo más curioso es que si los datos dan problemas, son borrados automáticamente de forma permanente mediante complejos algoritmos y al mismo tiempo reciclados mediante Backups o copias de seguridad. 

Google Facebook
© Alexander Klaus / pixelio.de

Por su parte, facebook posee dos datacenter situados en Estados Unidos rodeados por muros, al parecer, de una altura de cuatro metros. Algunos otros importantes Datacenters serían el de la NSA (National Security Agency) o el de Pionen, en Suecia. En definitiva, el gobierno americano puede espiar nuestros datos pero, por lo menos, parace que están protegidos a los ataques no gubernamentales.

¿Cómo protegerse de los ciberataques?

Como hemos mencionado, parece que, en principio, nuestros datos sí están seguros. En cualquier caso, el verdadero peligro reside en los denominados ciberataques, que pueden aprovechar la información pública de los usuarios, como su dirección de correo electrónico o domicilio físico, para restablecer las claves de una cuenta. De esta manera se puede poner en peligro nuestra información personal, profesional o, incluso, financiera.

Cada vez son más las voces que previenen sobre los riesgos que conlleva almacenar información en la nube, es decir, en servidores como Dropbox o Google Drive. Por ello vamos a ofreceros algunos consejos para tener mejor protegida la información que se sube a dichos sistemas de almacenamiento digitales.

1. Gestionar correctamente nuestras contraseñas: para ello, lo primero es realizar un inventario de los servicios que utilizamos y en los cuales se almacena información personal, tanto en nuestro ordenador como smartphone. Es importante que tengamos contraseñas diferenciadas para acceder a cada uno de estos sitios. Si alguien accede a alguna de nuestras contraseñas, podemos comprometer todas las demás. 

2. Utilizar sistemas de doble verificación: este método ya se oferta en portales como Google, Facebook y Twitter. Si bien ralentiza nuestro acceso, refuerza la seguridad.

3. Hacer un backup de la información más importante: si guardamos nuestra información más importante en la nube (Dropbox o Google Docs), también deberíamos hacerlo en discos duros y en una unidad externa de disco (para imágenes, vídeos y archivos de audio). Los usuarios de Mac OS pueden utilizar el Time Machine para realizar backup. Windows 8 también lo incluye. Un buen cponsejo para los que no cuenten con estos sistemas operativos, sería realizar copias periódicas de los datos de manera manual, en el destino que hayamos elegido para ello. También podemos usar alguna aplicación para realizar backups como Cobian Backup. En este tutorial explicamos qué es un backup en nuestros dispositivos Android y cómo hacerlo.

4. Usar diferentes usuarios: convendría que en todas nuestras diferentes cuentas (facebook, gmail...) no utilizásemos el mismo nombre de usuario por lo mismo que venimos diciendo, al detectar una, sería muy fácil acceder al resto.

5. Cifrar el contenido de tu PC: Esta opción la puede ofrecer el mismo sistema operativo. En el caso de Windows 7, la ruta sería la siguiente: Propiedades de carpeta, General, apartado Avanzadas y cifrar carpeta. Hay que tener en cuenta que el cifrado se realiza mediante un certificado digital por lo que hay que recordarlo a la hora de restaurar una copia de seguridad o intentar leer dichos archivos desde un dispositivo distinto. Una opción de cifrado de archivos alternativa sería  PGP, un sistema de cifrado muy utilizado para archivos y correos electrónicos.

6. Crear una cuenta de email para la información financiera. Los datos bancarios o económicos son muy delicados, por lo que convendría que las cuentas de correo que gestionen el acceso online a nuestra información fuesen diferentes en caso de que tuviésemos varias cuentas bancarias. 

7. Establecer una contraseña en el smartphone: hay que aprovechar las funciones de contraseña que incluyen los dispositivos móviles (los denominados patrones en Android o PIN en iOS). Al sincronizar nuestras cuentas de correo o de redes sociales en nuestros terminales móviles ofrecemos un acceso increíble a información personal que, si lo perdemos y no está bien bloquedao, puede resultar catastrófico.

Es cierto que existe mucha literatura y, en muchos casos, mucha leyenda en torno a la inseguridad de nuestra información. No se trata de vivir en un estado de alerta constante desconfiando de cada paso que damos en la red. Sin embargo, muchas personas necesitan perder el teléfono para darse cuenta de los riesgos a los que se exponen. En este artículo hemos comentado algunas medidas de seguridad para proteger nuestros datos pero si queréia aportar alguna más o comentar una experiencia propia en relación a este asunto, no dudéis en hacerlo. 

21 veces compartido

Sin comentarios

Escribir un nuevo comentario:

Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. Más información