Usamos cookies para mejorar la experiencia de usario en nuestro sitio web. Puedes encontrar más información sobre las cookies y revocar el uso de las mismas en cualquier momento a través del siguiente link: Política de privacidad.

3 min para leer Sin comentarios

Mamá tenía razón: el smartphone es malo para tus ojos

Mamá tenía razón al repetirlo: estar demasiado tiempo detrás de una pantalla no es bueno para los ojos. Por supuesto, ella no sabía que era la luz azul, pero es una advertencia que todos deberíamos seguir. Aquí está el porqué.

Sabemos desde hace mucho tiempo que no deberías usar tu smartphone antes de irte a dormir debido a la luz azul, que juega un papel importante en el sueño y te mantiene despierto. Como solución, hemos visto llegar a nuestros smartphones un modo nocturno que filtra esta luz y limita sus efectos. El problema es que esta luz no es sólo un problema cuando te acuestas, sino que tiene otras consecuencias que desafortunadamente sólo notas cuando ya es demasiado tarde.

Un estudio de la Universidad de Toledo (Ohio, Estados Unidos) así lo indica. Los científicos de esta institución han demostrado que la luz azul de las cámaras digitales y el sol transforman ciertas moléculas presentes en la retina del ojo y las convierte en verdaderos asesinos de células. Para ser más precisos, las moléculas químicas tóxicas aparecen en las células fotorreceptoras y como estas células no se regeneran, cuando se destruyen, se destruyen para siempre.

Las consecuencias llegan demasiado tarde...

Las secuelas de todo esto tienen un nombre: degeneración macular, una enfermedad para la que no hay cura posible y que suele presentarse con la edad. Normalmente, la sufren personas de unos 50 o 60 años, pero con el uso masivo del smartphone se presenta cada vez con más frecuencia y a una edad más temprana.

La luz azul afecta a nuestra visión al dañar la retina del ojo. Nuestras experiencias muestran cómo ocurre  y esperamos que ayuden a encontrar terapias para frenar la progresión de la degeneración, por ejemplo en forma de gotas.

¿La solución? Limitar el uso

Para proteger los ojos de la luz azul, el Doctor Ajith Karunarathne, profesor adjunto de Química y Bioquímica de la Universidad de Toledo, propone varias soluciones. La primera, usar gafas de sol que te protejan no solo de los rayos  UV sino también de la luz azul. Además, se debe evitar usar el smartphone o tablet en la oscuridad. Si se hace, hay que activar el modo nocturno.

androidpit night mode android nougat
La luz azul se filtra en el modo nocturno de tu smartphone. © AndroidPIT

Si puedes configurar manualmente los colores de la pantalla de tu dispositivo, es mejor optar por colores más cálidos para reducir la cantidad de luz azul. La otra alternativa es utilizar siempre el modo nocturno.

Y tú, ¿utilizas el modo nocturno en tu smartphone?

Artículo escrito en colaboración con Christopher Gabbert

Fuente: EurokAlert

Sin comentarios

Escribir un nuevo comentario:
Los cambios realizados se guardarán. No hay borradores guardados durante su edición

Artículos recomendados