Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación.

4 min para leer 34 veces compartido 5 Comentarios

¿Teléfonos flexibles? ¿Plegables? Van a tener que ser algo más que una innovación

Los rumores sobre los dispositivos flexibles (o plegables) no es nada nuevo, aunque ahora que las pantallas curvas están a la orden del día, lo más lógico es que el siguiente paso sean este tipo de dispositivos flexibles. Últimamente, corren algunos rumores que dicen que Samsung podría estar trabajando en un marketing enfocado en este tipo de dispositivos para 2019. Solo hay un problema, y es que nadie hasta el momento ha trabajado realmente en ello.

Si consideramos las opciones en las que un dispositivo puede ser flexible, ¿hay algún otro dispositivo que haya tenido un diseño flexible de la misma manera que un teléfono lo haría? Está el Sony Tablet P, un dispositivo cuyo nombre lo dice todo y que se lanzó en 2011, hace seis años, este dispositivo no tenía una pantalla plegable, sino que utilizaba dos pantallas duales y una bisagra. Oh, y un engaste que hacía que este dispositivo resultase un poco difícil de manejarlo y mantenerlo sujeto al mismo tiempo, pero esto no era algo raro en 2011

Samsung está ahora promocionando una pantalla virtual con menos engaste en el S8 y el S8 Plus. Parece que los tiempos están cambiando, cuando en realidad no lo están haciendo, ya que de acuerdo con los las filtraciones más recientes, una pantalla “verdaderamente” flexible constaría de una pantalla simple que puede doblarse físicamente sobre sí misma, mientras que el rumor de este teléfono, de los cuales supuestamente se fabricarán sólo unos pocos miles, será un dispositivo con dos pantallas unidas. 

Esto suena peor que una versión moderna de la Tablet P y recuerda a los diseños con tapa, si se pliega verticalmente y no horizontalmente. 

Sin embargo, la habilidad técnica de hacer que un dispositivo se pliegue (o sea flexible) no será un factor definitorio en lo que concierne a su éxito, sino que lo que marcaría la diferencia sería habilitar una pantalla extra para el usuario.

¿Os acordáis del YotaPhone (y el superior YotaPhone 2)? No era un dispositivo flexible, pero tenía sus similitudes con los teléfonos plegables y flexibles del futuro, que era la pantalla con e-tinta trasera, y además, como era e-tinta no gastaba la batería de forma innecesaria, sino que más bien podría incluso ahorrar un poco. 

yotaphone
El YotaPhone tiene 2 pantallas también, pero no fue muy popular. / © ANDROIDPIT

Este teléfono no fue popular en ningún sentido, así como tampoco lo fue la Tablet P. Ambos fueron novedades que fueron concebidas porque fue posible fabricarlas, no porque el mercado las estuviese pidiendo a gritos, lo cual no constituye un hecho aislado en el mundo de la tecnología. Vivimos en un tiempo en el que la gente intenta financiar ideas como esta, sin embargo la inventiva no siempre nace de una necesidad 

Todo esto no quiere decir que no necesitemos teléfonos plegables o flexibles, a lo mejor sí que los necesitamos, a lo mejor va a ser la mayor innovación en los teléfonos desde… bueno, desde la última que hubo. Quizás tendrá esa característica o uso arrasador que le de sentido. 

Pero si no lo hace, esta pantalla extra solo añadirá peso, drenará la batería y, potencialmente, expondrá el teléfono al doble de posibles daños o arañazos. Presumiblemente, al menos al principio, los teléfonos flexibles saldrán a la venta como teléfonos premium, así que seguramente tengas que pagar la tasa de ser uno de sus primeros usuarios.

No hay nada malo con los teléfonos con tapa, y una sola pantalla que se pliega en dos parece más parte de un pronóstico del futuro, pero en cualquier caso, sin un buen y genuino uso de esa pantalla extra, estos teléfonos solo podrán pertenecer al mercado de la innovación.

Quizás es tan importante la contribución que harán al mercado de los teléfonos el hecho de que hagan posibles diseños que aún no se han imaginado para otros dispositivos. Los smartphones con las pantallas curvas establecidos por Samsung son uno de los desafíos que tendrán que derrotar a la hora de producir pantallas flexibles, y eso que son uno de los dispositivos más bonitos disponibles ahora mismo. 

Parece que el futuro de los teléfonos flexibles aún tiene mucho camino que recorrer en 2017.

¿Te gustaría tener un teléfono flexible? ¡Déjanos un comentario y dinos lo que piensas!

34 veces compartido

5 Comentarios

Escribir un nuevo comentario:

  • Los móviles plegables representarán un avance muy importante para la tecnología además de tener mucho tiempo idealizándose en su posible diseño, aún así no creo que sea algo realmente útil para los usurios que es lo que al final imorta.


  • Al igual que Xabin prefiero los formatos actuales, las pantallas flexibles tendrán en inconveniente del desgaste como los teléfonos con tapa, donde el flex siempre se malograda por desgaste.


  • Xabin Hace 6 meses Link al comentario

    Prefiero el formato actual: rigido, con cristal, materiales metálicos...

    Imagino que el futuro no pasará por esto; que llegarán los flexibles, o que ni existirán los móviles, porque podremos hacer lo mismo y más que actualmente viendo ante nosotros las imágenes que nadie más pueda ver, y que las ordenes las daremos mediante el habla o el pensamiento, pero a mi me gusta llevar algo físico con las características de los actuales. Eso sí, tamaño contenido bien aprovechado para la pantalla, y esta no curva. ¡Vaya! Al estilo del G-6


  • AlexT Hace 6 meses Link al comentario

    No es mala idea siempre y cuando no vaya en contraposición a la estética


  • es mas futuristico un telefono que proyecte hologramas que uno plegable en mi opinion

Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. Más información