Usamos cookies para mejorar la experiencia de usario en nuestro sitio web. Puedes encontrar más información sobre las cookies y revocar el uso de las mismas en cualquier momento a través del siguiente link: Política de privacidad.

6 min para leer Sin comentarios

Xiaomi Mi 8: el smartphone que tiene miedo a la oscuridad

Durante las últimas semanas he tenido el placer de usar el Xiami Mi 8 como smartphone personal y, como suelo hacer con todos los dispositivos que uso, he sometido este móvil a varias pruebas para comprobar su calidad. Por supuesto, he prestado especial atención a las cámaras, y después de comprobar virtudes y defectos ha llegado el momento de contaros qué opino sobre este dispositivo chino de alta gama calificado para competir con los grandes del sector.

Un poco de teoría

En su último producto insignia, Xiaomi ha evitado introducir nuevas herramientas fotográficas para dedicarse a refinar el trabajo iniciado con su  Mi MIX 2S. De hecho, en el cuerpo del dispositivo encontraremos la misma cámara doble que ha llevado al MIX 2S al top 10 de los mejores smartphones para entusiastas de la fotografía.

El sensor principal del Mi 8 es un Sony  IMX363 de 12 megapíxeles y dimensiones de 1/2,55" (píxeles de 1,4 micrones). El objetivo tiene una apertura de f/1.8 y la cámara dispone de autofoco por detección de fase PDAF con tecnología DualPixel, además de un estabilizador óptico OIS de 4 ejes.

La segunda cámara sigue siendo de 12 megapíxeles, pero usa un tipo de sensor diferente. La apertura focal del objetivo es de f/2.4 y el tamaño del sensor es de 1/3,4" (píxeles de 1 micrón). Las lentes tienen una distancia focal equivalente a 56mm, que admiten un zoom óptico de 2x, casi sin pérdida de calidad.

Gracias a estas cámaras el Mi 8 puede grabar vídeo en 4K a 60fps, o utilizar el modo de cámara lenta en 1080p y 240fps. En cámara lenta, mi Mix 2S solía llegar a las 30 imágenes por segundo a 4K y solo 120fps. La cámara frontal es un paso decisivo, yendo de los 5 megapíxeles a nada menos que 20. La apertura focal es de f/2.0, sin contar con más indicaciones de la compañía sobre el tipo de sensor utilizado.

Optimización del software y función IA mejorada

Considerando que el Mi 8 dispone de las mismas características fotográficas que el Mi MIX 2S (al menos en la parte física), ¿cómo es posible que obtenga mejores resultados? La respuesta se encuentra en la optimización del software. Xiaomi ha trabajado mucho en la programación y la funcionalidad IA de la cámara. Una alegría para aquellos que posean un MIX 2S, ya que con la aparición del MIUI 10, el smartphone sin bordes alcanzará el nivel del recién llegado en lo que respecta a la calidad de las fotos.

Aquí tenemos algunos ejemplos de lo que puede hacer este smartphone. En esta primera imagen podemos ver una toma excelente, con una gama dinámica mejorada gracias a la inteligencia artificial.

En primer lugar, notamos colores más vívidos y detalles más visibles en las áreas sobre y subexpuestas. La IA demuestra que también puede mejorar las tomas capturadas con el teleobjetivo, incluso sin haber mejoras evidentes respecto al Mi MIX 2S en la cámara secundaria.

Lamentablemente, las modificaciones de la inteligencia artificial no siempre mejorarán vuestras fotos. En la siguiente imagen, que retrata el reloj de Alexanderplatz en Berlín, la IA ha hecho un intento excesivo por mejorar los detalles, el brillo y los colores de los elementos que están debajo, quemando el cielo por completo.

Lo bueno es que el reconocimiento de escena y la modalidad IA pueden activarse y desactivarse con un simple toque en la aplicación de la cámara. De esta forma podréis hacer dos fotos rápidamente, una normal y una procesada por IA, y quedaros con la mejor. Es una pena que no exista la opción de guardar ambas imágenes.

Satisfactorio en casa todas las áreas

En general, las tomas hechas con las cámaras posteriores del Mi 8 han sido lo suficientemente buenas como para separarme de mi fiel  Pixel 2 XL, que personalmente aún considero el mejor smartphone que haya probado nunca en el campo de la fotografía.

La gama dinámica del sensor principal es muy amplia, incluso sin utilizar la  modalidad HDR. El autofoco ha sido siempre veloz y preciso, y en la grabación de los vídeos he notado menos movimientos casuales (respiración focal) durante el cambio de enfoque. El OIS no ha resultado ser muy eficaz.

La cámara frontal puede capturar muchos detalles y generar un efecto bokeh satisfactorio con buena luz, pero el grano se vuelve más visible al reducirse el brillo. Además del efecto bokeh, me han parecido muy interesantes los efectos de luz en el modo retrato de la cámara posterior.

jessy lighting
Da notare la felicità di Jessica nel farmi da modella per le foto di test. 😛 / © AndroidPIT

Desafortunadamente, la calidad de la imagen se reduce rápidamente al bajar el sol. No me malinterpretéis, los resultados tampoco son desastrosos, y personalmente he visto móviles de las marcas más apreciadas haciéndolo peor. Pero en comparación con el  Google Pixel 2 XL puede notarse un menor nivel de detalle y una gama dinámica más reducida.

Último comentario técnico: en los bordes de las imágenes puede verse una pequeña distorsión provocada por las lentes. Por suerte, mi colega  Stefan (responsable de nuestro equipo de vídeo y fotografía, además de talentoso fotógrafo) y yo hemos logrado aislar el problema en las fotos macro, a una distancia desde la cual probablemente nunca hagáis una foto. Todo normal en las fotos más tradicionales.

IMG 20180620 160231
La distorsione in questa foto è più visibile guardando ai tasti funzione in alto. / © AndroidPIT

Habrá que esperar a septiembre

Si bien el Xiaomi Mi 8 ha logrado enamorarme con su cámara de uso sencillo y excelentes resultados, existen pequeños defectos en los que Xiaomi aún podría trabajar. Las fotos con poca luz podrían mejorar considerablemente, y la IA podrá garantizar resultados cada vez más precisos gracias al aprendizaje automático.

El lanzamiento de la versión definitiva del MIUI 10 está previsto para finales de verano. Así que espero que Xiaomi logre mejorar su propio producto para poder competir con la cámara de smartphone más apreciada del momento. Una cosa es segura: con prestaciones de altísimo nivel, una pantalla  OLED de alta calidad y una cámara tan competitiva, no habrá motivos para arrepentiros de comprar un Xiaomi Mi 8.

25 veces compartido

Sin comentarios

Escribir un nuevo comentario:
Los cambios realizados se guardarán. No hay borradores guardados durante su edición