Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. OK
93 veces compartido 8 Comentarios

Análisis de Samsung Gear VR: bienvenido al mundo real

Este año, si giras la vista en un ángulo de 360 grados, es probable que encuentres a más de uno hablando de cómo la realidad virtual se ha convertido el último grito de la industria tecnológica. En este contexto, Samsung ha desarrollado, en colaboración con la empresa especialista en la materia Oculus, las nuevas Samsung Gear VR, unas gafas relativamente económicas y con varios puntos a favor.

Evaluación

Pros

  • Ligeras y cómodas
  • Relativamente económicas
  • Aplicaciones exclusivas interesantes

Contras

  • Compatibilidad muy reducida
  • Tecnología en fase temprana

Samsung Gear VR – Disponibilidad y precio

Si en el pasado se ha hablado del año de los wearables o el año de los tablets, a estas alturas pocos podrán negar que 2016 se ha proclamado como el año de la realidad virtual. Esto ha animado a que las principales empresas tecnológicas hayan sacado sus propios dispositivos VR, pero también ha dado lugar a un muy heterogéneo grupo de gadgets con unos rangos de precio increíblemente amplios.

Es más fácil entender las Gear VR como un accesorio de Galaxy que como unas gafas de realidad virtual al uso

El catálogo de gafas de realidad virtual comienza con las asequibles Cardboard de Google, con un precio de 13,99 € y una enorme compatibilidad de dispositivos, y termina con unas HTC Vive, que cuestan la friolera de 899 €.

ANDROIDPIT VR glasses 6
La tira de goma es bastante cómoda. / © ANDROIDPIT

Las gafas de Samsung se sitúan más bien en la parte más asequible de la lista, con un precio de 99 €. Ahora bien, solo son compatibles con los últimos terminales de gama alta de Samsung, cuyos precios de salida orbitan por el segmento de los 700 €. Visto así, es más fácil entender las Gear VR como un accesorio de Galaxy que como unas gafas de realidad virtual al uso.

Samsung Gear VR – Diseño y acabado

Las Gear VR están fabricadas en plástico y se ajustan a la cabeza mediante una tira de goma a los lados, y una tira adicional en la parte superior.

En la parte de arriba se encuentra la rueda de ajuste de distancia focal, necesaria la primera vez que utilizas el dispositivo. A la derecha están los controles de volumen y el pad de control táctil, bajo un pequeño botón de retroceso. Esta ubicación puede hacer que los zurdos no se encuentren totalmente cómodos al manejarse por las aplicaciones, aunque este problema tiene una difícil solución en términos de diseño.

androidpit samsung gear vr diopter wheel
Esta rueda ajusta la distancia focal. / © ANDROIDPIT

Independientemente, el cambio entre el pad de control y el botón de Atrás es algo torpe y es bastante difícil situar un dedo en uno y otro en el otro.

La parte del visor que se junta a la cara está acolchada y unida al dispositivo por un belcro, lo que aumenta considerablemente su comodidad. Las gafas solo 318 gramos, por lo que transportarlas no implica ningún problema.

Samsung Gear VR – Pantalla

El dispositivo cuenta con ninguna pantalla integrada; en su lugar, es el panel del smartphone el que funciona como tal. Teniendo en cuenta que el dispositivo es compatible con los últimos modelos de gama alta de Samsung, la resolución será siempre de 2560×1440 (1280×1440 por ojo). La lista de terminales compatibles con Gear VR se reduce a los tres modelos de Galaxy S6, a los dos de la línea S7 y al Note 5.

El visor ha pasado por la redacción al completo, y la primera reacción de casi todo el mundo es algo decepcionante, ya que las imágenes aparecen ligeramente borrosas. Esto se atribuye, principalmente, a las expectativas poco realistas que la mayoría de gente tiene antes de utilizar unas gafas de realidad virtual, pero también al hecho de que muchas de las aplicaciones disponibles en Oculus no están renderizadas a 2K.

androidpit samsung gear vr sickness
Es el panel del smartphone el que funciona como pantalla. / © ANDROIDPIT

La mayoría de gafas de realidad virtual disponibles actualmente en el mercado cuentan con una resolución similar y, una vez te habitúas y ajustas la distancia focal, la experiencia de visionado es bastante agradable.

Samsung Gear VR – Software

Al ponerse las gafas por primera vez, la sensación de ridiculez es inmediata. Seguramente los primeros en hablarle con el ordenador al tener una videoconferencia pensarían lo mismo. Independientemente, una vez asumido y superado este asunto es mucho más fácil poder disfrutar de la experiencia que proporcionan las Samsung Gear VR.

Una vez conectado el teléfono al dock adaptable del frontal y colocado el visor frente a los ojos, se inicia Oculus, la aplicación base desde donde se pueden descargar todos los vídeos, aplicaciones y juegos disponibles para Gear VR.

Dentro de la tienda de aplicaciones se pueden ver varios nombres conocidos, como el de Netflix (a pesar de que lo único que cambia aquí es la simulación de un salón virtual) o Vsre, uno de los nombres más importantes en cuanto a desarrollo de vídeos VR actualmente.

La cantidad de aplicaciones no es abrumadora, pero sí suficiente como para justificar su precio. Las más interesantes son de pago, y lo cierto es que no he encontrado publicidad en las gratuitas que he instalado. Los anuncios integrados en escenarios de realidad virtual son, de hecho, un aspecto que podría ser muy interesante en el futuro.

La cantidad de aplicaciones no es abrumadora, pero sí suficiente como para justificar su precio

De entre todas las apps disponibles quizá la más interesante sea la exclusiva Land's End, un juego desarrollado por el mismo equipo que dio lugar a Monument Valley. El juego proporciona una experiencia visual original y agradable y, lejos de intentar impresionarte con escenarios de vértigo, intenta conquistarte con la exploración de escenarios coloridos y poligonales.

Y es que a esto se reduce finalmente el uso de las Gear VR: a la exploración e inmersión en diferentes escenarios, más que a la interacción con elementos, algo que, pese a interesante, revela la sensación final de este tipo de dispositivos: más bien un prototipo que un producto asentado.

androidpit samsung gear vr back button
Pad de control y botón de retroceso. / © ANDROIDPIT

A esto se le suma el hecho de que, a diferencia de lo ocurrido con otras tendencias, cada jugador que ha pasado a formar parte de la industria de la realidad virtual lo ha hecho a su manera y con sus propias herramientas y entornos, lo que hace que cada compañía aloje distintos tipos de software y, finalmente, los desarrolladores tengan que decidir si su producto terminará en Vive, Oculus, Cardboard o Playstation (aunque en muchos casos las aplicaciones aparecen en más de una plataforma).

Por lo general el software es bueno y Oculus es un entorno intuitivo y apropiado para las VR, lo que justifica que muchos lo hayan escogido como terreno exclusivo para sus aplicaciones.

Veredicto final

En términos de experiencia, las Gear VR se encuentran entre las mejores gafas de realidad virtual disponibles en el mercado. El problema es que, como usuario, es fácil encontrarle limitaciones. La primera de ellas es obvia: solo los propietarios de uno de los últimos buques insignia de Samsung puede disfrutar de ellas.

La segunda de las limitaciones poco tiene que ver con el producto en sí, y es lo que ningún fabricante quiere decir al presentar un producto de este tipo: nos guste o no, la realidad virtual, entendida de este modo, se encuentra todavía en una fase demasiado temprana como para dar lugar a productos atractivos. Quizá la aplicación de realidad virtual más emocionante hecha hasta ahora sea Land's End, y es poco más que una exploración de escenarios.

Digan lo que digan, 2016 no será el año en el que la realidad virtual pase a formar parte de la vida cotidiana, pero en ese pequeño terreno en el que la industria ya ha comenzado a edificar, las Gear VR proporcionan una experiencia más que notable.

93 veces compartido

8 Comentarios

Escribir un nuevo comentario:

Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. Más información

OK