Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación.

5 min para leer 66 veces compartido 19 Comentarios

WhatsApp y España: una relación peligrosa que aún tiene cura

Hace unos días nos despertábamos con un barómetro del CIS que arrojaba datos sorprendentes sobre la penetración de WhatsApp en nuestro país. Un 70,2 % de los españoles usa WhatsApp y un 42,3% de ellos lo mira continuamente. Esto supone 13 millones de personas mirando continuamente WhatsApp, más de un cuarto de la población española. ¿Es preocupante o no? Eso es cosa de cada uno, yo pienso que sí. Para los que queráis, os ofrezco aquí algunas herramientas para depender menos de la app de Mark Zuckerberg.

Datos del CIS sobre WhatsApp que asustan un poquito

  • Del total de usuarios de smartphones, el 98,1% usa WhatsApp. Telegram, Skype Line o Messenger juntas no llegan al 1,9% restante, son residuales. Telegram, por ejemplo, lo usa un 0,2% de la población.
  • El 70,2 % de los españoles (32 millones de personas) usa WhatsApp.
  • Un 42,3% de los usuarios de WhatsApp la consultan continuamente. Un 47,1% varias veces al día. Por debajo del 10% son los que la miran una vez al día o menos. Esto es, 30 millones de personas miran  continuamente o varias veces al día la aplicación.
  • El 72 % de los usuarios utilizan WhatsApp para hablar con su familia a diario. Un 68,6% para hablar con sus amigos.
  • Un 37,5% utilizan el móvil de manera continua.

Pero España no es una excepción en el entorno de habla hispana con su 70% de penetración. Según Statista Argentina tiene una penetración de WhatsApp récord del 74%, México del 67%. No he sido capaz de encontrar datos de penetración en Chile, Colombia y Perú, os agradecería vuestra ayuda pero estoy seguro de que en ambos supera el 60%. En todos estos países se unen unos precios carísimos en SMS y operadoras y desde luego, la utilidad de WhatsApp como herramienta de comunicación diaria en un contintente donde las comunicaciones aún tienen mucho que mejorar. 

whatsappaddiction
Gatos vs. WhatsApp. / © ANDROIDPIT

Preocupante o no, ¿nos estamos olvidando del mundo real? 

La forma masiva en la que WhatsApp ha irrumpido en nuestro país da algo de miedo, no soy yo , es que lo dice el CIS de febrero. Ningún país de Europa tiene esta dependencia de la app de mensajería. Son 29 millones de personas las que miran el WhatsApp en España varias veces al día o continuamente. ¿Es esto un problema? ¿Se nos está olvidando mirar al frente? Yo pienso que sí.

Dsde el punto de vista emigrante, que es el mío, hay países como Alemania donde la dependencia del smartphone se siente y es mucho menor. Cuando vuelves a casa ves que en España lo de WhatsApp es una auténtica "enfermedad". Para que os hagáis una idea, en Alemania hay 35 millones de usuarios de WhatsApp, esto es, un 43% de la población, frente al 70,2% en España. Esto no es necesariamente malo para nuestro país, pero yo me lo haría mirar. A la dependencia española hay que unirle factores como nuestro afán por los últimos avances tecnológicos, el hecho de que en España apenas haya tarifas planas de SMS y un precio de los mismos mucho mayor que en Europa y, por qué no decirlo, nuestra mayor necesidad de contacto y cariño con los seres queridos (os aseguro que mucho más que en Alemania).  Podéis encontrar algunas razones más en este artículo de El País

A todos nos ha pasado, parece un tema recurrente, pero ha llegado un punto en el que mirar el teléfono cada dos minutos se ha convertido en el pan nuestro de cada día. Esta dependencia de estímulos cortos está cambiando nuestra forma de interactuar con el entorno, incluso los niños en los colegios están acusando  poder concentrarse solo en periodos cortos de tiempo por culpa de tablets y smartphones. El déficit de atención (esto me lo ha dicho en concreto la profesora de mis sobrinas, fuente de primera mano, y también lo dice el Washington Post). Los adultos también estamos sobreestimulados y estamos acusando el estrés y un cerebro que no desconecta del "online". Sin ir más lejos, yo ayer soñé que Samsung me enviaba un smartphone, y era un S7 entre pan y pan, un sandwich de Galaxy S7. Esto no es sano. 

Alternativas para controlar la dependencia de WhatsApp

Quality Time

He estado buceando en busca de algunas aplicaciones que nos permitan controlar el tiempo que pasamos mirando el smartphone. No he encontrado una en concreto sobre WhatsApp, pero sí un par que nos hacen ver que cuanto menos tiempo pasemos mirando el teléfono más "quality time" vamos a tener. 

La primera es Quality Time, y hace un registro de cómo usas tu smartphone, en ella podrás ver el tiempo al día que pasa en WhatsApp y en otras apps. Además tiene un modo "Descansar" en el que puedes decidir, por ejemplo, pasar "Tiempo con la familia". En ese modo puedes bloquear notificaciones de ciertas aplicaciones para centrarte en lo que importa, tu vida real. Mi consejo, úsala durante unos días y ve si realmente tienes un problema. Una vez diagnosticado, no estaría de más bloquear ciertas aplicaciones para conseguir 

qualitytime
Quality Time es gratis para Android. / © ANDROIDPIT
QualityTime - Mi Dieta Digital Install on Google Play

Checky

Una app más básica, que simplemente nos dice las veces que tocamos el smartphone al día. Parece una tontería, pero el número que recibirás al final del día es bastante sorprendente y ayuda a hacerse la idea de que tal vez deberíamos mirarlo un poco menos. Puedes ver el registro del día y el del día anterior, tal vez así consigas mirar un poquito menos el teléfono cada día. 

checky
CAPTION – REPLACE ME! / © ANDROIDPIT
Checky - Phone Habit Tracker Install on Google Play

Desinstala WhatsApp

En serio, puedes vivir sin WhatsApp. Pruébalo un tiempo. Esos amigos y familiares que tanto quieren hablar contigo te seguirán llamando y escribiendo si no lo usas. Y si no lo hacen, es que no eran tan amigos.

¿Te planteas empezar a controlar tu consumo de smartphone y WhatsApp?
Ver resultados
66 veces compartido

19 Comentarios

Escribir un nuevo comentario:

  • yo he intentado usar otros competidores de wassap... telegram por ejemplo... pero la mayoría de los usuarios prefieren lo malo conocido que lo bueno por conocer.... y al final al menos en este caso las mayorías mandan...


    • Estoy totalmente de acuerdo contigo Miguel Angel, y si esa persona que intentas aconsejar o recomendar , es desconocedora de las tecnologías, tanto de su "uso o finalidad" , como de su "manejo", es cuando la "misión" se convierte en "imposible e inalcanzable".
      Realmente es para estudio el fenómeno de Whatsapp, ya que no siendo un software que brille por su excelencia técnica, lo la cuota de publico que ha llegado a alcanzar.


  • Llevas razón en cuanto a la dependencia con whatsapp, pero ten en cuenta que en algunos esta justificado, ya que lo utilizamos para el trabajo,la mayoría de clientes te habla por whatsapp, en vez de gastar en llamadas, y si el pan nuestro de cada día depende de atender esos whatsapp, lógicamente se consulta en cuanto suena un aviso, y puedes. Si te diré, que algunos tienen horas poco acertadas, que me envíe un cliente un whatsapp a la una de la mañana para hacerme un pedido debería estar prohibido. Pero si se usa solo para ocio si merece la pena controlar esa dependencia.


    • Disculparas, pero el termino de hablar en mensajería lo encuentro un tanto inadecuado, cuando el léxico que se utiliza en muchos casos es tan abreviado que llega ser indescifrable. Y utilizar Whatsapp en temas laborales, lo considero, indudablemente es una opinión meramente personal, ni apropiado ni acertado, considero profesionalmente mas acertado el uso de otro tipo de mensajería como podría ser el correo electrónico. Estoy mas en consonancia con el comentario anterior de Daniel. Ya que "debería" el pedido contener un texto detallado y/o quizás documentos anexados. Ademas lo podrás o deberías archivar, clasificar, confirmación de entrega, etc, sin considerar que desde hace "4 días" no se podían anexar correos.
      Tienes toda la razón, de que existen persona / clientes, que tienen "ciertas tendencias" a realizar este tipo de "cosas", pero aunque la premisa principal hacia un cliente sea : "el cliente siempre tiene la razón" ,tampoco esta mal visto y para eso esta el dialogo, de que existen "otros caminos" que beneficiaran a ambas partes.


      • Nadie te obliga a cambiar tu método de escritura, eso lo hacen los vaguetes, yo siempre escribo las palabras completas, y quien hace un pedido también, por la cuenta que le trae, y respecto a elegir mensajería, obviamente necesito usar la más extendida y nos guste o no, es whatsapp.


      • tu apreciación es correcta, nadie obliga a nada ni a nadie. Respecto a que Whatsapp sea la App IMS mas extendida en el mundo domestico o lúdico, estoy totalmente de acuerdo, pero no en el ámbito empresarial. Indudablemente es solo mi punto de vista profesional y en concreto para ese tipo de propósito.


  • No solo es whatsapp es cualquier app de mensajería, juego, etc., que se le da permiso para que te aparte de las personas.

    En lo personal solo reviso el móvil cuando me alerta que tengo alguna notificación sin revisar, sino para que revisarlo; Uso app de mensajería para mensajes cortos no me gustan las conversaciones por este medio, si necesito dar / mandar un mensaje a detalle prefiero enviar un e-mail y lo que mas me acomoda es llamar en caso de no poder charlar con la persona de frente.

    En México se tiene una tarifa de mensajes y llamadas ilimitados por 10 €.


  • "Desinstala WhatsApp
    En serio, puedes vivir sin WhatsApp. Pruébalo un tiempo. Esos amigos y familiares que tanto quieren hablar contigo te seguirán llamando y escribiendo si no lo usas. Y si no lo hacen, es que no eran tan amigos."


  • Yo utilizo el wats, como lo que es, un mensajero, si requiero hablo por telefono y no substituyo el wats como llamada, y de echo es lo que podria decir, las personas utilizan el mensajero como substito de la llamada por eso es que se la viven pegados al wats, ahora es para muchos un gran ahorro y mientras haya la oportunidad a seguir ahorrando.


  • Todos estamos de acuerdo en que uso racional de las cosas, es la justa medida y cuando esto no funciona, deberemos tomar ciertas medidas para atajar el problema.
    Desgraciadamente el sentido común es un sentido que suele ser el que con mas asiduidad nos falla. Si a esto le sumamos el que confundimos el aprender y saber "manejar con rapidez" las tecnologías con el conocer y aprender "el uso correcto" de las mismas, es cuando se producen este tipo de disincronias tecno-intectuales y tecno-razonamiento.
    Y es cuando usamos la tecnología para usos totalmente contrapuesto, y asi nos encontramos chats de dos personas en grupos de 40, escribir "tropecientos chats" en lugar de hablar por teléfono, dándose el caso de hasta teniendo tarifa plana, por lo cual no tiene coste la conversación por voz, escriben "millones de chats", o enviar los "Famosos ppts animados" de la "antigüedad" en correo electrónico por mensajería instantánea. ¿Como no vamos a estar enganchados? Por favor! miremos y enseñemos que es lo que debemos o deben hacer nuestros congéneres
    Ademas las compañías telefónicas, nos inducen al uso de ciertos canales, segun sus modelos económicos, por eso se da la circunstancia que en ciertos países pueden llegar a utilizar IMS como SMS en lugar de otros tipos de APP`s, lo mismo que ya están anunciando el que las compañías "tienen que revisar" las tarifas de datos.
    No obstante, todos sabremos sobrevivir, en esta sociedad de "prisa y sin sentido" a la que nos hemos habituado, y por lo tanto podremos sobrevivir con nuestro SmarthPhone Nikon-Androide que llevamos en la muñeca, con ojo de pez, de 18 mpx, con el cual nos lo ponemos en la oreja, hablamos y hasta chateamos.
    Y si a alguien le preguntas, te dirá todo malhumorado: "pero si Whatsapp, es gratis"!, lo que no cuenta el ser humano, es que si cuenta, el plan de datos, o el estar esclavizado a una WiFi, el coste de la Nikon-Phone, el despiste de cuando fue a Andorra y dejo los datos abiertos, y algún que otro desaguisado, vera que: de gratis! tiene poco!.


  • Creo que aunque suene trillado es cuestión de educación. Mis sobrinos solo la mayor tiene Whatsapp pero hace ejercicio, sale a fiestas donde no puede traer el teléfono (en jardines y eso). Lee libros, sale a jugar al parque. Y si usa mucho whatsapp ¿cómo le hace? Pues así la han enseñado los padres. Un poco de auto control dessatanizaría la tecnología


  • Como ya dije en otro artículo, nos estamos adentrando mucho en lo virtual y alejandonos de lo real. Tengo amigos que han dejado actividades fisicas como correr o jugar basket solo por que no cuentan con un plan de datos en su movil y en casa tienen wifi y buscan todos los pretextos para quedarse en casa. Las apps de mensajerias no son malas, malo es el uso desenfrenado que le damos.


  • El uso en si de whatsapp no es peligroso, si en lugar de esta fuese otra app estaríamos diciendo que tal o cual aplicación es adictiva, peligrosa o lo que sea. La app en si no es peligrosa, lo es el uso que se haga de ella. El que las personas utilicen uno u otro medio depende de las características socioeconómicas del entorno donde se usa. Hemos pasado de llamar por teléfono a escribir mensajes, las comunicaciones se han abaratado y las opciones multiplicado, hoy se usa la mensajería instantánea, mañana Dios dirá. Esto es como cuando te pasabas el día en los billares, ahora se pasan el día con whatsapp. Yo personalmente lo uso para enviar chistes en un grupo de amigos de la Universidad (que sólo tengo activo en determinadas horas), amigos de cuando estudiaba hace más de 20 años y para pocas cosas más, uso más el móvil para leer el periódico, escuchar música, alguna foto y poco más, tengo una vida demasiado importante (para mi) como para perder el tiempo estando todo el día enganchado a una app de mensajería. El problema no es whatsapp, es el uso que puedas hacer de esta herramienta.


  • Las tarifas SMS, dependiendo de los planes y compañías pueden llegar a ser en muchos casos gratuitos.
    Respecto a la "dependencia" de Whatsapp, creo que el problema radica en dos aspectos fundamentales, la elección de la APP y el uso y finalidad del mismo.
    Si cuando instalamos una APP, como este caso de mensajería instantánea, y no "calibramos" el impacto que nos va a producir, el resultado será, de que deberemos ponernos otra APP que nos controle la primera.
    Me pregunto? acaso necesito instalar una APP como Whatsapp, que automáticamente me "conecta" toda mi agenda de teléfono, así que si tengo 500 contactos, tendré 500 posibles "clientes" de Whatsapp , lo normal , según mi opinión, seria que "conecte" lo que yo quiero y deseo, sin comentar, que por el simple echo de que alguien tenga tu teléfono, "zasca" ya eres "amigo de la rueda de Whatsapp". Así mismo trata, con la misma simplicidad los grupos, envío de vídeos, fotos.
    Vamos, que en el fondo, podría utilizar el ejemplo, si dejo "abierta la puerta de mi casa" , porque? me voy a quejar de que todos entran en mi casa. ¿me pregunto yo?
    Para finalizar, os ofrezco una solución mas sencilla. Por le precio de 2 APP's (Whatsapp, y la que "te controla"), instálate BBM, tendrás solo los contactos que deseas y ademas resolverás de "paso" los problemas de "espacio y por la tanto de basura digital" que acarrea el utilizar según que APP y racionalizaras el uso de tu mensajería instantánea.


  • Las tarifas y el precio de los SMS, en España son caros, particularmente los SMS, hecho por el cual hemos buscado alternativas viables, y apareció Whatsapp. Fué un soplo de aire fresco.

    Quizá si los SMS hubiesen estado a un precio que no escociese, otro gallo cantaría.


    Y si, sería necesario un programador que dosifique el uso de Whatssap que vaya restringiendo el uso paulatinamente. Por ejemplo, y en el mensaje de estado algo así "operativo desde las xx hasta las xx"


    • Ahora hay tarifas de 7 euros que te dan 1000 sms gratis como la mia que es de amena.com


    •   38

      Hola Errejota45
      Estoy de acuerdo contigo, pero es que es preocupante.Yo añadiría un ajuste de.forma que no pudieran usarlo varias veces con 1persona en un espacio corto de tiempo. Un saludo
      Una Donostiarra 😉

Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. Más información