Usamos cookies para mejorar la experiencia de usario en nuestro sitio web. Puedes encontrar más información sobre las cookies y revocar el uso de las mismas en cualquier momento a través del siguiente link: Política de privacidad.

Opinión 5 min para leer 1 comentario

Sí, Amazon fracasará... Y no es nada malo

Actualmente, Jeff Bezos se enfrenta a una importante situación de pánico dentro de su empresa. Una situación creada por... él mismo. El CEO de Amazon le ha dicho expresamente a uno de sus empleados que el gigante del comercio electrónico podría quebrar en cualquier momento. ¿Sorprendidos? Tomémonos un momento para hacer un breve análisis.

En una reunión en Seattle, un empleado le preguntó a Jeff Bezos sobre el futuro de Amazon. El hombre quería saber qué lecciones había aprendido Bezos de sus fracasos anteriores y de los errores cometidos por otros minoristas importantes. Causando no poca sorpresa, la respuesta del CEO fue la siguiente: "Amazon no es demasiado grande para fracasar. De hecho, predigo que nuestra empresa caerá en algún momento. Se declarará en bancarrota. Si nos fijamos en las grandes empresas, su vida útil tiende a ser de aproximadamente 30 años, no de cien años."

Bezos quiere que su empresa simplemente posponga el declive tanto como sea posible con un único objetivo: centrarse exclusivamente en los clientes en lugar de en la empresa, lo que supondría el comienzo del fin del imperio. Lo que ha sorprendido a todos es el hecho de que este comentario llegara en un momento de éxito sin precedentes para Amazon, que no sólo está marcando un crecimiento continuo en el negocio minorista, pero también en el mercado de las tecnologías de nube y la domótica, seguido por la adopción de su asistente de voz Alexa.

jeff bezos
Jeff Bezos, CEO de Amazon, ha vuelto a molestar a sus empleados. / © Getty Images

¿Una locura? No, pura verdad

¿Sabéis una cosa? Bezos tiene toda la razón. Mucha gente no lo cree, pero aquí se comete un error muy trivial, cosa que además sucede muy a menudo. Os podéis preguntar "¿Cómo pensar en el fracaso cuando todo va tan bien?" Bueno, es precisamente en esos momentos cuando hay que preocuparse, especialmente cuando se trata de un gigante como Amazon. Su ritmo de expansión aumenta año tras año, basta pensar que, sólo en los últimos ocho años, su plantilla ha crecido más de veinte veces, superando los 600.000 empleados y cuadruplicando su cotización en bolsa.

Además, no es la primera vez que Bezos aborda el tema del tamaño de su empresa con sus empleados. Ya en marzo, en otra reunión, él mismo declaró que una gran empresa como Amazon necesita necesariamente ser estrictamente regulada debido a su considerable poder e influencia en el mercado.

Este no es un razonamiento nada erróneo: empresas como la de Bezos harían bien en trabajar con agencias gubernamentales en la medida de lo posible, tratando de dar con todos los puntos de encuentro posibles en el campo de la regulación del mercado, para evitar cualquier infracción de las leyes antimonopolio.

Continuamente bajo investigación

Hace apenas unos días, el presidente Trump declaró que su administración está examinando posibles violaciones de la ley antimonopolio por parte de Amazon. Por otro lado, Europa y Japón también están investigando una posible violación de los datos de los operadores. Una situación nada buena.

amazon echo 05
La familia de dispositivos Echo, disponible desde el mes pasado. / © AndroidPIT

Esto se debe a que, en los EE.UU., la gran influencia del gigante americano le ha llevado a obtener una situación de casi monopolio. Pensad que, sólo este año, nada menos que un 48% de todas las ventas online en los Estados Unidos se hicieron por Amazon. Por no mencionar su excelente servicio AWS (Amazon Web Service), por lejos el líder en infraestructura de computación en nube, que ha capturado cerca del 34% del mercado estadounidense.

Bezos también quiere destacar que es importante distinguir la historia de Amazon de la de otros gigantes tecnológicos. Amazon tiene una excelente historia que contar porque está mejorando la vida de sus clientes, por no mencionar el hecho de que su modelo de negocio es completamente diferente al de sus "colegas". Después de todo, Facebook no es Google, y Apple no es Amazon. No tiene sentido luchar contra empresas tan grandes y bien enfocadas.

A veces hay que fallar para entender

Los errores son aquellos de los que proviene el aprendizaje, que es una herramienta necesaria para el crecimiento. Estar en paz con la idea de fracasar es un elemento clave en el éxito desenfrenado de Amazon. La quiebra y la innovación son gemelas inseparables y, en el caso de una empresa tan importante como la de Bezos, una quiebra provocaría un cambio importante en la balanza de pagos. La cultura del fracaso no es sólo un camino hacia el crecimiento, sino que ayuda a mantener una empresa a flote a un nivel constante.

amazon business
El modelo de negocio de Amazon nunca ha producido beneficios en varios años. / © Nicolas Colan, The Family

Desafortunadamente, la sociedad siempre nos ha enseñado una visión increíblemente negativa del fracaso, pero a veces la realidad muestra que si fallas, te conviertes en una persona más exitosa. El fracaso crea humildad porque los errores te recuerdan que aunque sepas tanto, siempre tienes mucho que aprender, así que cabe considerar esta fuente primaria de sabiduría.

El verdadero fracaso sucede cuando no se aprende nada. Siempre hay que cometer nuevos errores, nunca los mismos, de lo contrario nunca se aprende. Como dice el sabio Maestro Yoda en Star Wars - The Last Jedi: "El mayor maestro el fracaso es".

¿Creéis que un gigante como Amazon puede fracasar fácilmente? ¿Cómo reaccionaríais ante tales noticias?

1 comentario

Escribir un nuevo comentario:
Los cambios realizados se guardarán. No hay borradores guardados durante su edición

Artículos recomendados