Usamos cookies para mejorar la experiencia de usario en nuestro sitio web. Puedes encontrar más información sobre las cookies y revocar el uso de las mismas en cualquier momento a través del siguiente link: Política de privacidad.

6 min para leer Sin comentarios

Benchmark del Note 9: superando expectativas

Smartphone nuevo, chip viejo. En su último buque insignia de la serie Note, Samsung usa el mismo hardware que en el S9 y el S9 Plus, mejorando el software y el sistema de refrigeración. ¿Será suficiente para marcar la diferencia?

Atajos:

La plataforma no cambia, el análisis tampoco

El Galaxy Note 9 de Samsung no se propone revolucionar la industria de los smartphones con un nuevo chip, se concentra en la optimización, tanto de la dispersión del calor como del software. Para comprobar estos cambios y verificar los avances de la empresa coreana, hemos sometido este smartphone a algunas pruebas:

Por supuesto, no solo hemos llevado a cabo pruebas técnicas, sino que también hemos verificado el rendimiento en el uso diario, y en situaciones de carga elevada como una sesión larga jugando Fortnite o Asphalt 9.

No podéis tener la mejor variante

Como ya se ha visto en el S9 y el S9+, la variante estadounidense del Note 9 utiliza un chip Qualcomm Snapdragon 845, que podemos encontrar en prácticamente cualquier buque insignia de 2018. La variante europea usa un SoC producido por Samsung: el Exynos 9810. La CPU de ocho núcleos (4 x 2,7 GHz Mongoose M3 y 4 x 1,8 GHz Cortex-A55) con 6 GB de RAM ha vuelto a tener resultados insuperables en nuestro benchmark, pero la GPU Mali-G72 MP18 parece no estar a la altura de la Adreno 630 de Qualcomm (por lo menos en benchmark).

Este tema ya me había parecido sospechoso en las pruebas realizadas en el S9 y el S9+, y el hecho de que este Note tenga puntuaciones más o menos similares no es casualidad. En el benchmark puramente gráfico, el Note 9 (igual que sus dos hermanos menores del 2018), obtiene resultados inferiores a los de la gama alta de 2017 con Snapdragon 835. Si tuviésemos en cuenta solo el benchmark, sería una catástrofe.

Samsung Galaxy Note 9: los resultados benchmark de CPU y GPU

  OnePlus 6 Galaxy S9+ (QHD+) Galaxy Note 8 (QHD+) Galaxy Note 9 (FullHD+) Galaxy Note 9 (QHD+)
3D Mark
Sling Shot ES 3.1
4073 3257 2561 3379 3351
3D Mark
Sling Shot ES 3.0
3275 3910 2130 2884 2857
3D Mark
Ice Storm Unlimited ES 2.0
62113 38302 33586 41354 41533
Geekbench CPU
Single core
2448 3771* 1984* 3753*
Geekbench CPU
Multicore
8970 8923* 6607* 8998*
PassMark Memory
(RAM)
12465 24164* 8296* 10040*
PassMark Disk
(Storage)
73927 67765* 71966* 71197*

*No afectado por el cambio de resolución 

Sabemos bien que los resultados benchmark son solo indicativos, y hemos de tomarlos como tales.

El software ha mejorado, pero no lo llamemos smartphone de juegos (por lo menos en Europa)

Sin dudas, el Galaxy Note 9 es el Galaxy más rápido y con mejor performance que haya tenido la oportunidad de usar, aún compartiendo la mayor parte del hardware con el S9 y el S9+, y con resultados benchmark inferiores en lo que respecta a memoria. El Galaxy Note 9 ha revelado ser extremadamente rápido en la apertura de apps o al pasar de una aplicación abierta a otra.

La UX de Samsung está optimizada, y los micro retrasos que notaba a menudo en el S9+ han desparecido casi por completo gracias a la actualización del Note 9 hecha por OTA unos días después de la presentación. La empresa coreana todavía tiene muchas mejoras por hacer en su software, pero por el momento parece que Oreo 8.1 y Samsung Experience 9.5 se llevan bastante bien.

AndroidPIT android pie 0095
Quién sabe cuándo llegará Android 9.0 Pie... / © AndroidPIT by Irina Efremova

En los juegos más exigentes (como el tan aclamado Fortnite, PUBG o Final Fantasy), el rendimiento no es precisamente el mejor. Aclaremos: todos los juegos nombrados se pueden jugar perfectamente, pero los competidores equipados con Snapdragon 845 (incluyendo la versión estadounidense del Note 9), obtienen un framerate más alto y más estable que los smartphones con SoC Exynos de este año.

Todo bajo control

Samsung parece ser consciente de este problema, y ha puesto manos a la obra para solucionarlo intentando refrigerar con más eficacia los componentes internos del Note 9 y evitar el throttling. El nuevo disipador utilizado por la empresa coreana conlleva mejoras notables respecto a las generaciones anteriores, es decir el Note 8

  • El tamaño del caloducto se ha aumentado de 2mm a 5mm.
  • El líquido regrigerante ha aumentado de 0,02g a 0,05g.
  • La conductividad térmica es 3,5 veces mayor.
  • La capacidad de absorber calor es 3 veces mayor.

Al usar el Note 9 este cambio se nota, y cómo. En el uso normal, el móvil se mantiene frío y durante las sesiones de juego tiende a calentarse pero solo un poco. El calor se concentra en la zona del SoC, pero no del lado del disipador, sino de la pantalla. Comparando con el S9+ y otros buques insignia que he probado en este tiempo, los resultados son evidentes y no hace falta recurrir a instrumentos térmicos para hacer una medición de la temperatura.

5f74ad210d08895615714865fb95900cdf042208 s2 n0
¡Así, el Note 9 parece más bonito! / © Samsung

Este control tan preciso de la temperatura en el dispositivo tiene un impacto positivo en el uso menos exigente del smartphone. Mientras más bajas son las temperaturas, más capacidad tiene el SoC para alcanzar su máxima potencia, aunque la necesite solo por un momento.

Dejémonos de charla y vamos al grano

Probablemente, el Samsung Galaxy Note 9 sea el mejor smartphone que podéis comprar en este momento. Punto. Os explicaré los motivos en mi análisis completo, por ahora os digo que exceptuando algún error cometido por Samsung con el SoC Exynos 9810, la experiencia de usuario es excelente y en el fondo eso es lo que cuenta.

Las puntuaciones benchmark, las especificaciones técnicas, el tipo de refrigeración utilizada... Nada de eso importa si la experiencia de usuario no es buena, y Samsung ha trabajado mucho para que el Note 9 pueda ser disfrutado por todo tipo de usuarios y con todos los usos posibles.

El Note 9 tiene un gran rendimiento con los juegos, igual con algun que otro problema ocasional, pero también con el potencial para satisfacer a todo el mundo. Los sibaritas como yo notarán la diferencia de rendimiento en comparación con la competencia, pero el Game Launcher y todas las funciones relacionadas con el mundo de los juegos y el streaming ofrecen un marco excelente para la experiencia de usuario y estas funciones no las encontraréis fácilmente en otros fabricantes.

Sin embargo, si lo que estáis buscando es un smartphone para usarlo principalmente como consola portátil de videojuegos, tendréis mejores resultados con la versión estadounidense del dispositivo o buscando otras soluciones para vuestros intereses.

¿Que os parecen estos resultados del Note? ¿Esperábais más?

Sin comentarios

Escribir un nuevo comentario:
Los cambios realizados se guardarán. No hay borradores guardados durante su edición

Artículos recomendados