Usamos cookies para mejorar la experiencia de usario en nuestro sitio web. Puedes encontrar más información sobre las cookies y revocar el uso de las mismas en cualquier momento a través del siguiente link: Política de privacidad.

2 min para leer Sin comentarios

La "tregua" entre EE.UU. y China debería mantener estables los precios de la tecnología

Las relaciones entre los EE.UU. y China en 2018 han sido definidas por una guerra comercial en escalada que ha visto el aumento de los aranceles sobre los bienes. Esto afecta también a los dispositivos electrónicos, que amenazaban con hacer que el precio de algunos de nuestros aparatos favoritos subiera por las nubes. Pero los entusiastas de la tecnología pueden respirar más tranquilos por ahora, ya que parece que los dos actores están dispuestos a llegar a una solución

Los EE.UU. habían amnazado con aumentar los aranceles sobre los productos chinos al 25% a principios de 2019, pero ahora, como parte de una "tregua" arancelaria acordada entre Xi Jinping y el Presidente Trump en la cumbre del G-20 en Argentina, se mantendrán en un 10%. Si no hay acuerdo después de 90 días, se prevé que las tarifas suban al 25%.

Además de los bienes tecnológicos, el acuerdo también tiene un impacto significativo en los sectores de la energía y la agricultura. Según la Casa Blanca: "China aceptará comprar una cantidad aún no acordada, pero muy sustancial, de productos agrícolas, energéticos, industriales y de otro tipo a Estados Unidos para reducir el desequilibrio comercial entre nuestros dos países. China ha aceptado empezar a comprar productos agrícolas a nuestros agricultores inmediatamente", dijo la Casa Blanca.

AndroidPIT China
Muchos de los productos electrónicos que compramos involucran a China en algún lugar de la producción. / AndroidPIT

Incluso si las tarifas propuestas terminan siendo elevadas, muchos dispositivos como los smartwatch o los altavoces inteligentes no se verían afectados. A pesar de eso, hay una gama de aparatos electrónicos que sí que verían su precio aumentado si se hacen más difíciles de fabricar o de abastecerse de componentes. Y eso sin contar los smartphones como el Huawei Mate 20 Pro y sus amigos, que están efectivamente prohibidos en el mercado estadounidense.

El plazo de 90 días es muy ajustado, ya que los negociadores discuten cuestiones que han afectado a ambas partes durante años, pero esperemos que el resultado sea algo que pueda beneficiar a la mayoría de los estadounidenses y chinos por igual.

¿Qué opinas de la guerra comercial entre Estados Unidos y China? ¿Deberían los dos países llegar a un acuerdo, o estás favor de una línea más dura?

Fuente: The White House

Sin comentarios

Escribir un nuevo comentario:
Los cambios realizados se guardarán. No hay borradores guardados durante su edición

Artículos recomendados