Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación.

4 min para leer 26 veces compartido 28 Comentarios

Galaxy Note 8: Samsung aprieta el acelerador pero con prudencia

El Galaxy Note 8 ya está aquí, y se está preparando para devolver a la serie Note a la cabeza de los grandes smartphones. Y para ello, Samsung ha optado por el camino seguro y evita llevar a cabo una gran revolución técnica. Esto es algo perfectamente comprensible, y no solo por los problemas que sufrió con su predecesor.

El fracaso del Galaxy Note 7, debido a los continuos problemas con la batería, tuvo una gran repercusión en el sector, algo que ha sacudido con dureza a este líder del mercado. Samsung ha invertido mucho en los controles de calidad y en sus nuevos procedimientos de prueba, para evitar volver a encontrarse con un error de este tipo en el futuro. A pesar de que su reputación se ha visto muy dañada, la serie Note se resiste a que la entierren, y quiere volver a tener una buena imagen con el Galaxy Note 8.

AndroidPIT samsung galaxy note 7 review 7466a
Al contrario que con Galaxy Note 7, Note 8 se ha diseñado con pies de plomo, llendo a lo seguro. / © AndroidPIT

Esto es algo que se ve claramente con la batería. Mientras que en el Note 7 se ha intentado conseguir las mayores prestaciones posibles comprimiéndolo al máximo (estamos hablando de hasta 200 mAh por centímetro cúbico), en el caso del Note 8 Samsung ha querido apostar por lo seguro. Con 3300 mAh, el Note 8 tiene incluso menos capacidad que el fino Galaxy S8+, a pesar de que este último no necesita reservar espacio para el lápiz óptico. Seguro que a los «power-users» del grupo objetivo de la serie Note les habría gustado ver unas cifras poco más altas. Aunque ahora mismo la seguridad es prioritaria para Samsung (safety first), y por ello prefieren una batería más modesta, pero segura, aunque proporcione unos tiempos de uso no tan espectaculares.

No solo la batería del Galaxy Note 8 es conservadora

También en otros aspectos el Galaxy Note 8 se aferra a lo conocido y a lo que sabe que le funciona. Estéticamente se basa en la exitosa serie Galaxy S8. El Note 8 y el S8+ tienen un aspecto tan parecido que es fácil confundirlos. El S-Pen no ha cambiado en absoluto, e incluso el software para este lápiz óptico ha sufrido muy pocos cambios. Como es lógico, Bixby está disponible para la nueva serie Note, algo que ya se introdujo con el S8, pero que todavía está bastante limitado.

iphone 8 gold back
El gran cambio es la cámara Dual y el sensor de huellas directamente a su lado. / © AndroidPIT

Sin embargo, incluso dejando a un lado la desagradable historia por la que pasó Samsung, entiendo perfectamente su decisión. La serie Note ha demostrado (al menos desde el Note 4) una reputación de producto sólido y bien pensado, con una gran aceptación en su grupo objetivo: los «power-users», que prefieren pantallas grandes y la posibilidad de contar con un lápiz óptico. Así que ¿por qué poner en juego cualidades básicas del nuevo modelo introduciendo novedades que los compradores no van a apreciar? Mejor equiparlo con lo mejor desde el punto de vista técnico que hay ahora mismo en el mercado y mejorar de forma moderada sus características únicas, tales como el S-Pen.

Es un poco como si comparamos los modelos de coches que más éxito tienen. ¿Alguien esperaría, por ejemplo, que el nuevo modelo Golf de Volkswagen tuviera un aspecto completamente diferente a los modelos anteriores? Evidentemente siempre encontramos algunos pequeños cambios en el diseño y aspectos técnicos que se modernizan. Pero Volkswagen no cambia los elementos clave del producto.

Pequeños pasos en lugar de grandes saltos

Esto es justamente lo que va a hacer Samsung con el Galaxy Note 8: una evolución suave en lugar de una gran revolución. Así que, en mi opinión, al Galaxy Note 8 le falta este auténtico efecto «guau». Pero si este smartphone confirma el buen rendimiento que hemos visto en las primeras pruebas, y las nuevas funciones dan en el clavo y convencen al grupo de usuarios objetivo del Note, puedo pasar por alto que le falte esa capacidad para sorprendernos.

Estoy seguro de que, al final, el Galaxy Note 8 será un éxito de ventas. Aunque no cabe duda de que con el nuevo iPhone (al menos el modelo Plus) y el Huawei Mate 10, después de la IFA le van a salir dos competidores muy duros. Sin embargo, con su estrategia prudente y las medidas necesarias para no permitir ningún error técnico, el Galaxy Note 8 no tendrá nada que temer de estos dos productos de la competencia, más bien al revés. Tengo la sensación de que Samsung, con su política un tanto más conservadora, puede recuperar la buena la reputación de la serie Note y eso es algo bueno.

26 veces compartido

28 Comentarios

Escribir un nuevo comentario:
Mostrar todos

Nuestro sitio utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia de navegación. Más información