Usamos cookies para mejorar la experiencia de usario en nuestro sitio web. Puedes encontrar más información sobre las cookies y revocar el uso de las mismas en cualquier momento a través del siguiente link: Política de privacidad.

2 min para leer Sin comentarios

Guerra comercial: EE.UU. acusa oficialmente a Huawei

El conflicto entre Estados Unidos y el gigante chino de las telecomunicaciones Huawei se está intensificando. Poco antes del inicio de la próxima ronda de negociaciones comerciales entre China y los Estados Unidos, el gobierno del país norteamericano está presentando cargos contra Huawei. Las acusaciones: espionaje e incumplimiento de las sanciones contra Irán.

En la acusación del Departamento de Justicia de los Estados Unidos hay un total de 13 cargos contra Huawei, así como contra Meng Wanzhou, Directora Financiera e hija de Ren Zhengfei (fundador de la compañía), y dos subsidiarias. Otras dos subsidiarias de Huawei están acusadas de diez cargos más, incluyendo espionaje industrial.

Según las autoridades estadounidenses, Huawei habría realizado negocios con Irán entre 2007 y 2017 violando las sanciones estadounidenses. Meng habría "mentido repetidamente" en el contexto de las investigaciones. El espionaje industrial se trata principalmente de un robot llamado "Tappy", desarrollado por T-Mobile para probar smartphones. Los ingenieros de Huawei habrían tomado fotografías y mediciones del robot e incluso habrían robado un componente. De todas formas, el asunto ya habría sido resuelto por las dos partes involucradas hace años.

meng wanzhou 1280
Meng Whanzou, la hija del fundador de Huawei, sigue detenida en Canadá. / © Huawei

Huawei bajo presión

En una primera declaración, Huawei muestra su decepción por las acusaciones actuales. La compañía china está relajada, después de todo, los puntos actuales ya han sido objeto de una demanda civil, en la que el tribunal de Seattle terminó por emitir un veredicto positivo para Huawei. No se ha infringido ninguna ley estadounidense y no hay duda de que los tribunales decidirán lo mismo al final.

Pero por más relajada y segura de sí misma que parezca, Huawei está bajo presión, y no sólo en los Estados Unidos. En muchos países occidentales, el compromiso de la empresa china con la infraestructura de red se está poniendo a prueba, lo que puede conducir rápidamente a un efecto dominó. Sin embargo, hasta ahora, todas estas consideraciones y reacciones no se han basado en hechos probados, al menos no en los que se han puesto a disposición del público.

¿Está Huawei realmente en problemas, o es todo parte de un gran espectáculo? Contadnos vuestra opinión en los comentarios o en nuestro foro de Huawei.

Sin comentarios

Escribir un nuevo comentario:
Los cambios realizados se guardarán. No hay borradores guardados durante su edición